BLOOD

william hill

Seguidores

lunes, 30 de abril de 2012

LAS TUMBAS DE TIEMPO --- J.G.Ballard



LAS TUMBAS DE TIEMPOJ.G.Ballard

1
Por lo general a las tardes, mientras Traxel y Bridges salían al mar de arena, Shepley y
el Viejo vagabundeaban entre las despojadas tumbas de tiempo, escuchando cómo
chisporroteaban débilmente a la luz moribunda mientras los personajes desvanecidos
aparecían otra vez, y las profundas bóvedas de cristal centelleaban brevemente como
enormes copas.
La mayoría de las tumbas de tiempo del borde sur del mar de arena habían sido
vaciadas siglos antes. Pero a Shepley le gustaba vagabundear por los pabellones
dispersos, hundidos a medias en la arena caliente y antigua que se le deslizaba bajo los
pies descalzos como las ondas de una playa interminable. Solo entre las tumbas de luz
oscilante, junto a los cascos vacíos de los diez mil años últimos, podía olvidar unos
minutos aquel pesado sentimiento de fracaso.
Esa noche, sin embargo, hubiera querido renunciar al paseo. Traxel, que era
nominalmente el jefe del grupo de ladrones de tumbas, le había advertido
categóricamente durante la comida que tenia que pagar o irse. Durante tres semanas
Shepley había estado postergando el momento de la partida, con una serie de excusas
cada vez menos convincentes, y los otros habían empezado a impacientarse. Al Viejo lo
toleraban porque era un verdadero conocedor del mar de arena - había revisado las
tumbas en ruinas durante cuarenta años y conocía los arrecifes y los manantiales como
la palma de la mano - y porque era una institución que en cierto modo significaba la
baja profesión de ladrón de tumbas, pero Shepley hacía sólo tres meses que estaba y
no tenía nada que ofrecer excepto aquellos silencios morosos y el odio que mostraba
contra sí mismo.
- Esta noche, Shepley - le dijo Traxel firmemente con una voz áspera y cortante -, tiene
que encontrar una cinta. No lo podemos mantener indefinidamente. Recuerde que
tenemos tantas ganas de irnos de Virgilio como usted.
Shepley asintió con un gesto, mirando la imagen reflejada en el enjuagatorio de oro.
Traxel estaba sentado a la cabecera de la mesa resplandeciente, y tenía desabrochada
la chaqueta de terciopelo, de cuello alto. Rodeado por la vajilla de oro forjado robada de
las tumbas, el vino tinto de la cantimplora de Bridges salpicando la mesa, Traxel parecía
más un príncipe del Renacimiento que un doctor en filosofía en las malas. Traxel había
sido alguna vez profesor de semántica, y Shepley se preguntaba por qué escándalo
habría llegado a Virgilio. Ahora, como una rata de albañal registraba las tumbas con
Bridges, vendiendo las cintas a los museos psicohistóricos, a tres dólares el metro. A
Shepley le resultaba imposible llegar a un acuerdo con el hombre alto, solitario; en
cambio Bridges, que era simplemente un matón, tenía una vena de buen humor grosero
que lo hacía tolerable. Traxel nunca le permitía sentirse cómodo. Quizá aquel estilo frío,
lacónico, representaba la autoridad, los interrogadores altaneros, de mirada severa, que
aún perseguían a Shepley en sueños.
Bridges hizo retroceder la silla de un puntapié y se tambaleó alrededor de la mesa,
palmeándole los hombros a Shepley.
- Ven con nosotros, muchacho. Esta noche encontraremos una megacinta.
Afuera el jeep bajo, camuflado, esperaba en un valle entre dos dunas. El viejo palacio
de verano se hundía lentamente en el desierto y el piso de la sala de banquetes se
inclinaba en la arena blanca como la cubierta de un barco que naufragaba con todas las
luces encendidas.
- ¿Usted qué hace, doctor? - preguntó Traxel al viejo mientras Bridges saltaba al jeep y
apretaba el acelerador -. Nos gustaría que viniera con nosotros. - El viejo meneó la
cabeza; Traxel se volvió hacia Shepley. - Bueno, ¿viene?
- Esta noche no - replicó Shepley apresuradamente -. Más tarde me iré a... a caminar
por los yacimientos de tumbas.
- ¿A tantos kilómetros? - le recordó Traxel, observándolo, pensativo -. Muy bien. - Se
cerró la chaqueta y fue hacia el jeep. Cuando arrancaban gritó: ¡Shepley, lo que le dije
fue en serio!
Shepley los miró desaparecer entre las dunas. Inexpresivo, repitió:
- Lo dijo en serio.
El Viejo se encogió de hombros, sacudiendo un poco de arena de la mesa.
- Traxel es... un hombre difícil. ¿Qué piensa hacer?
El tono de reproche parecía leve, pues el Viejo comprendía que los motivos de Shepley
eran los mismos que lo habían llevado a encallar en las playas perdidas del mar de
arena, cuarenta años atrás.
Shepley estalló irritado.
- No puedo ir con él. Al cabo de cinco minutos me deja como un limón exprimido. ¿Qué
pasa con Traxel? ¿Por qué está aquí?
El viejo se puso de pie, contemplando vagamente el desierto.
- No recuerdo. Cada uno tiene sus razones. Al cabo de un tiempo las historias se
confunden.
Caminaron siguiendo las huellas del jeep. A un kilómetro y medio de distancia, dando
vueltas entre los lagos de lava que señalaban la orilla sur del mar de arena, pudieron
ver el vehículo que se desvanecía en la oscuridad. Los viejos yacimientos de tumbas,
por donde Shepley y el Viejo solían caminar, estaban allí, formando tres líneas de
pabellones a lo largo de un bajo escollo basáltico. De vez en cuando un breve fulgor
temblaba en la blanca oscuridad, como de hueso, pero la mayoría de las tumbas
estaban silenciosas.
Shepley se detuvo; las manos le caían blandamente a los lados.
- Los nuevos yacimientos están junto al lago de Newton, a casi veinte millas. No puedo
seguirlos.
- Yo no lo intentaría - replicó el Viejo -. Hubo una gran tormenta de arena anoche. Los
guardianes del tiempo estarán afuera marcando las tumbas recién aparecidas. - Rió
suavemente. - Traxel y Bridges no encontrarán ni un centímetro de cinta, y tendrán
suerte si no los arrestan. - Se quitó el sombrero de algodón blanco y echó una mirada
perspicaz a través de la luz inerte, evaluando los nuevos contornos de las dunas; luego
guió a Shepley hacia la vieja monovía, cuya terminal meridional llegaba hasta los
yacimientos de tumbas. Alguna vez había sido utilizada para transportar los pabellones
desde la estación de la orilla septentrional del mar de arena y aún había un pequeño
autogiro apoyado contra la plataforma de carga. - Pasaremos a Pascal. Algo puede
haber ocurrido, uno nunca sabe.
Shepley meneó la cabeza.
- Traxel me llevó allí cuando llegué. Han sido robadas cientos de veces.
- Bueno, echemos un vistazo.
El Viejo se afanó hacia la monovía, y el traje blanco y sucio restalló en la brisa ligera.
Detrás, el palacio de verano, construido tres siglos antes por un millonario oriundo de
Ceres, se desvanecía en la oscuridad, y las tejas de vidrio ondulado en los remates más
altos se fundían con la luz de las estrellas.
Shepley arrimó el vehículo a la plataforma, dio cuerda al autogiro y ayudó al Viejo a
subir al asiento delantero. Usando como palanca un pedazo de vía oxidada, empezó a
empujar. Cada cinco metros más o menos, se detenían para apartar la arena que
invadía la pista, pero lentamente empezaron a girar entre las dunas y los lagos, viendo
aquí y allá la cúpula elevada, y en forma de cebolla, de una solitaria tumba de tiempo;
fragmentos de cristales que centelleaban en la arena como estrellas minúsculas.
Media hora más tarde, mientras recorrían el largo y último declive hacia el lago de
Pascal, Shepley se acercó para sentarse junto al Viejo, que saliendo de su fantaseo
privado le preguntó, zumbón:
- Y usted, Shepley, ¿por qué está aquí?
Shepley se apoyó contra el respaldo, dejando que el aire frío le secara el sudor de la
cara.
- Una vez traté de matar a alguien - explicó concisamente -. Cuando me curaron,
descubrí que quería matarme a mí mismo. - La velocidad aumentó y Shepley tomó el
freno de mano. - Por diez mil dólares puedo volver con libertad vigilada. Pensé que aquí
habría una francmasonería. Pero usted ha sido muy amable, doctor.
- No se preocupe, le conseguiremos una cinta que valga la pena.
Se inclinó hacia adelante, protegiéndose los ojos del. resplandor estelar y contemplando
abajo el pequeño acuartelamiento de tumbas de tiempo, destripadas a orillas del lago.
Había en total una docena de pabellones, con los techos agujereados, el grupo que
Traxel le había mostrado a Shepley cuando llegó para que viera cómo habían saqueado
las bóvedas.
- ¡Shepley! ¡Mire, muchacho!
- ¿Dónde? Ya las he visto, doctor. Se llevaron todo.
El Viejo lo hizo a un lado.
- No, tonto, unos trescientos metros al oeste, a la sombra del largo escollo donde se
han desplazado las dunas. ¿Las ve ahora? - Golpeó con un puño blanco en la rodilla de
Shepley. - La ha conseguido, muchacho. No tiene por qué tenerle miedo a Traxel ni a
nadie ahora.
Shepley detuvo el vehículo bruscamente. Mientras corría delante del Viejo hacia la
escarpa veía varias de las tumbas de tiempo que relucían a lo largo del horizonte,
emergiendo brevemente de la tierra oscura como tiendas de una caravana espectral.
2
Durante diez milenios el mar de Virgilio había servido de cementerio, y se calculaba que
los dos mil kilómetros cuadrados de arena inconstante contenían más de veinte mil
tumbas. Cada menudo sector había sido despojado por sucesivas generaciones de
ladrones de tumbas y un carrete intacto de la decimoséptima dinastía podía venderse
ahora al Museo Psicohistórico por más de 3.000 dólares. Al precio de las dinastías
anteriores, aunque no se había encontrado ninguna más antigua que la duodécima, se
le sumaba una bonificación.
No había cadáveres en las tumbas de tiempo, ni esqueletos polvorientos. Los
fantasmas ciber-arquitectónicos que las habitaban habían sido embalsamados en los
códigos metálicos de las cintas de memoria, transcripciones moleculares
tridimensionales de los originales vivientes, almacenados entre las dunas como un
magnífico acto de fe, en la esperanza de que la recreación de las personalidades
cifradas fuera un día posible. Después de cinco mil años la tentativa había sido
abandonada de mala gana, pero por respeto a los constructores de tumbas se habían
abandonado los pabellones al azar del tiempo en el mar de Virgilio. Más tarde, cuando
los historiadores de las nuevas épocas tuvieron conciencia de los enormes archivos que
los esperaban en ese antiguo limbo, llegaron los ladrones de tumbas. A pesar de los
guardianes no habían cesado aún el saqueo de las tumbas y el tráfico ilícito de las
almas muertas.
- ¡Doctor! ¡Venga! ¡Mire!
Shepley se dejó caer bruscamente de rodillas en la arena de color blanco de plata,
arrastrándose de un pabellón a otro como un cachorro enloquecido.
Sonriendo, el Viejo trepó lentamente por la pendiente blanda, hundido hasta la cintura
en los finos cristales que se desparramaban alrededor, buscando espolones de roca
más firme. La cúpula de la tumba más cercana centelleaba en el cielo, y debajo del
alero sólo se veían unos veinte centímetros de las ventanas. Se sentó un momento en
el techo, observando a Shepley que buceaba en la oscuridad y atisbaba por las
ventanas, apartando la arena con las manos. La tumba estaba intacta. En el interior se
veía la lámpara votiva ardiendo sobre el altar, la nave hexagonal de piso taraceado de
oro, y las colgaduras; en el fondo se abría el estrecho santuario del depósito de
memoria. Alrededor del santuario había unas mesas bajas con vasos y escudillas de
oro forjado, ofrendas aparentes destinadas a distraer a los posibles ladrones.
Shepley se le acercó saltando.
- ¡Entremos, doctor! ¿Qué esperamos ahora?
El Viejo miró la llanura, abajo, el racimo de tumbas abiertas al borde del lago, la cinta
oscura de la monovía que caracoleaba entre las lomas. La idea de la fortuna que tenía
al alcance de la mano no lo conmovía. Hacía tanto tiempo que vivía entre las tumbas
que había empezado a asumir parte de ese clima de inmortalidad e intemporalidad, y
sentía que la impaciencia de Shepley procedía de otra dimensión. Detestaba saquear
las tumbas. Cada tumba robada representaba no sólo la extinción definitiva de una
persona, sino una disminución de su propio sentimiento de eternidad. Cada vez que un
nuevo yacimiento emergía de la arena, sentía que algo dentro de sí mismo volvía a
encenderse un momento; no la esperanza, pues estaba más allá de ella, sino una
serena aceptación del breve lapso que aún le quedaba.
- Bien - dijo, y empezaron a apartar la arena acumulada en torno de la puerta. Shepley
la hacía caer por la rampa donde se desparramaba en una espuma blanca sobre las
astillas basálticas más oscuras. Cuando el estrecho pórtico quedó libre, el Viejo se
acurrucó junto al sello de tiempo. Quitó los cristales incrustados entre los ganchos, y
luego pasó los dedos levemente por encima.
Como palillos secos que se quebraran, crujió una voz antigua: Orión, Betelgeuse, Altair,
cuál de las estrellas nacidas dos veces me heredará, condenada de nuevo a ser este
vástago...
- Venga, doctor, por aquí es más rápido.
Shepley apoyó una pierna contra la puerta y arremetió inútilmente. Apartándolo, y con la
boca pegada al sello, el Viejo replicó:
- De Altaír, Betelgeuse, Orión.
Las puertas se abrieron y el Viejo murmuró:
- No desdeñe el viejo ritual. Veamos ahora. - Se detuvieron en el aire frío, que nadie
había respirado aún. La lámpara votiva lanzaba un pálido fulgor rubí sobre las
colgaduras doradas del santuario.
El aire se volvió curiosamente brumoso y tornasolado. En pocos minutos más empezó a
vibrar con rapidez creciente, y una sucesión de vivos colores onduló a través de la
superficie de algo que parecía un cono de luz, proyectado desde detrás del santuario.
En seguida la luz se convirtió en la imagen tridimensional de un hombre anciano vestido
de azul.
Aunque la imagen era transparente y el brillante azul eléctrico de las vestiduras
revelaba los defectos del sistema de proyección, la ilusión era tan intensa que Shepley
esperó casi que el hombre les hablara. Debía de andar por los setenta años; tenía una
cara compuesta, vigilante, el pelo gris y fino, y las manos le descansaban tranquilas
delante de él. Apenas se veía el borde del escritorio; el cono de luz mostraba parte de
un tintero de plata y un pequeño trofeo de metal.
Estos detalles, así como las espectrales estanterías y los cuadros, que componían el
fondo de la ilusión, eran de valor infinito para los institutos de psico-historia, pues
proporcionaban pruebas más fidedignas de civilizaciones anteriores que las urnas y los
vasos funerarios de la antesala.
Shepley empezó a acercarse y el contorno del personaje se desvaneció ligeramente.
Era un relevador visual del depósito de memoria y seguiría funcionando después de
extraído el código, aunque los carretes inductivos se agotarían en seguida. Luego la
tumba se extinguiría definitivamente.
A cincuenta centímetros de distancia, los ojos sabios del magnate, muerto muchos años
antes, lo miraban fijo, sin pestañear; la frente surcada parecía un trozo de cera rosada y
transparente. A modo de ensayo, Shepley estiró la mano y la metió en el cono de modo
que las miríadas de dibujos vibratorios le corrieron por la muñeca. Durante un momento
tuvo la cara del muerto en la mano, y el borde del escritorio y el tintero de plata le
moteaban la manga.
Entonces se adelantó y lo atravesó directamente pasando a la oscuridad de los fondos
del santuario.
Rápidamente, siguiendo las instrucciones de Traxel, abrió el cajón donde estaba el
depósito de memoria, y sacó los tres pesados tambores: los carretes de cintas.
Inmediatamente el personaje empezó a palidecer; el borde del escritorio y los estantes
con libros se desvanecían a medida que el cono se estrechaba. Unas angostas bandas
de aire muerto aparecieron a través; una, al nivel del cuello del hombre, lo decapitó.
Más abajo, el proyector había empezado a fallar. Las manos juntas temblaban
nerviosamente y de vez en cuando un hombro se contraía levemente. Shepley avanzó
atravesándolo sin mirar atrás.
El Viejo esperaba afuera. Shepley dejó caer los tambores en la arena.
- Son pesados - murmuró, y añadió animándose -: Aquí ha de haber más de ciento
cincuenta metros, doctor. Con la bonificación, y además todas las otras... - Tomó al
Viejo del brazo. - Vamos, entremos en la siguiente.
El Viejo se soltó, observando al personaje que balbuceaba en el pabellón, la luz azul del
hombre muerto que latía sobre la arena como una tormenta de relámpagos sin sonido.
- Espere un minuto, muchacho, no corra tanto. - Como Shepley empezara a vadear la
arena, haciéndola caer por la rampa, añadió con voz más firme - ¡Y deje de mover toda
esa arena! Estas tumbas han estado ocultas desde hace diez mil años. No destruya una
obra valiosa, o los guardianes las encontrarán la próxima vez que pasen.
- O Traxel - dijo Shepley, sosegándose rápidamente. Echó una mirada al lago, y
escudriñó las sombras entre las tumbas. Quizá alguien los observaba, esperando una
oportunidad para apoderarse del tesoro.
3
El Viejo lo dejó en la puerta del pabellón siguiente, resistiéndose a presenciar cómo
despojaba a la tumba de su ya magra pretensión de inmortalidad.
- Esta será la última por esta noche - le dijo a Shepley -. No podrá ocultarles esas cintas
a Bridges y Traxel.
Los accesorios de la tumba eran esta vez unas tétricas losas de mármol negro que
revestían las paredes, cubiertas de extraños jeroglíficos de oro; la taracea del piso
representaba símbolos astrológicos estilizados, espectrales y oscuros. Shepley se
apoyó en el altar, observando el cono de luz que llegó hasta él desde el santuario al
apartar las cortinas. Los colores predominantes eran oro y carmín, mezclados con un
vívido cobre esfumado que se resolvía gradualmente en la cabellera peinada como un
arpa, de una mujer recostada. Yacía en el centro de algo que parecía una esfera de gas
suavemente luminoso, apoyada en un macizo catafalco negro a cuyos lados fulguraban
dos enormes alas heráldicas. El pelo cobrizo de la mujer estaba echado hacia atrás y
tenía más de un metro y medio de largo, mezclándose con el plumaje de las alas, y
dándole un aspecto de tremenda y contenida velocidad, como una diosa en el aire,
volando sobre la cornisa de una ciudad-templo de los muertos.
Los ojos de la mujer miraban inexpresivos hacia Shepley. Los brazos y los hombros
estaban desnudos, y la piel blanca, como nieve compacta, era lustrosa; la luz reflejada
reverberaba en la caja negra del catafalco y en el largo vestido que como una vaina se
enroscaba en los muslos cayendo hasta el piso. La cara, como una exquisita máscara
de porcelana, estaba ligeramente echada hacia atrás, y los ojos entrecerrados sugerían
que la mujer dormía o soñaba. No se había previsto un fondo para la imagen, pero la
concavidad luminiscente confería a la persona un poder y un misterio inmensos.
Shepley oyó que el Viejo se arrastraba detrás.
- ¿Quién es, doctor? ¿Una princesa?
El Viejo meneó la cabeza lentamente.
- Puras conjeturas. No sé. Hay extraños tesoros en estas tumbas. Acabemos con ésta;
es mejor que nos vayamos.
Shepley vaciló. Empezó a caminar hacia la mujer del catafalco y entonces sintió el
enorme impulso ascendente de aquel vuelo. La presión de todos los siglos pasados que
ella arrastraba se concentró en un súbito núcleo, y Shepley retrocedió como ante una
barrera física.
- ¡Doctor! - Llegó a la puerta justo detrás del Viejo. - ¡Dejemos ésta, qué prisa hay!
El Viejo se volvió a la luz de la luna; los brillantes colores del personaje temblaban en
las jóvenes mejillas de Shepley.
- Sé lo que está sintiendo, muchacho, pero recuerde que la mujer no es más que una
pintura. Pronto tendrá que volver por ella.
Shepley asintió rápidamente.
- Lo sé, pero alguna otra noche. Hay algo extraño en esta tumba. - Salió y cerró las
puertas e inmediatamente el enorme cono de luz retrocedió al santuario, sumiendo a la
mujer y el catafalco en la oscuridad. El viento barrió las dunas, arrojó un fino rocío de
arena en las cúpulas semienterradas, suspiró entre las tumbas en ruinas.
El Viejo se encaminó a la monovía y esperó a Shepley, que siguió trabajando una hora
más, recorriendo lentamente cada una de las tumbas.
Por recomendación del Viejo, le dio a Traxel sólo dos de las cajas que contenían unos
quince metros de cinta. Como estaba profetizado, los guardianes del tiempo se pusieron
en acción y atraparon a dos miembros de otra banda. Bridges estaba de pésimo humor,
pero Traxel, siempre dueño de sí mismo, no parecía preocupado por la noche perdida.
Pasando por encima del escritorio en el salón de baile, examinó el tambor con interés,
felicitando a Shepley por su iniciativa.
- Excelente, Shepley. Me alegro de que se haya unido a nosotros ahora. ¿No le
molestaría decirme dónde encontró esto?
Shepley se encogió de hombros vagamente, empezó a balbucear algo sobre el
subsuelo secreto de una de las tumbas abiertas, por allí cerca, pero el Viejo, lo
interrumpió:
- ¡No ande proclamándolo por todas partes! Traxel, no puede hacerle esas preguntas; el
hombre tiene que ganarse la vida.
Traxel sonrió, como una esfinge.
- Una vez más tiene razón, doctor. - Palmeó la caja suave, sin barnizar. - Estado nuevo,
y también de la decimoquinta dinastía.
- ¡Décima! - exclamó Shepley indignado, temiendo que Traxel tratara de embolsarse la
bonificación. El Viejo murmuró una maldición y los ojos de Traxel relampaguearon.
- ¿Conque décima? No sabía que hubiera tumbas de la décima dinastía aún intactas.
Usted me sorprende, Shepley. Es evidente que tiene talentos ocultos.
Afortunadamente parecía suponer que el Viejo había atesorado la banda durante años.
Boca abajo en un profundo agujero al borde del acantilado, Shepley observaba el
vehículo blanco de los guardianes que cruzaba las arenas oscuras hacia el viejo
acantonamiento. justo allá abajo sobresalían las espirales del nuevo yacimiento de
tumbas, invisible contra el fondo oscuro del acantilado. Los guardianes que iban en el
vehículo estaban más interesados en las viejas tumbas; habían descubierto el autogiro
apoyado de costado junto a la monovía y sospecharon que las bandas habían estado
trabajando de nuevo en las ruinas. Uno de ellos se puso de pie y paseó una linterna por
los pabellones abiertos. Cruzando la monovía, el vehículo se movió lentamente a través
del lago hacia el noroeste, dejando detrás una baja capa de polvo.
Durante unos pocos momentos Shepley permaneció inmóvil en la blanda oscuridad,
observando las zanjas y las hondonadas que llevaban al lago; luego se deslizó entre los
pabellones. Apartó la arena hasta descubrir un tablón cuadrado, y se escurrió debajo
hasta el pórtico.
Cuando la imagen dorada de la maga apareció desde el santuario de paredes negras,
desplegando alrededor las andes alas de reptil, Shepley se quedó detrás de una de las
columnas de la nave, fascinado por aquella belleza extraña e inmortal. A veces la cara
luminosa era casi repelente, pero Shepley creía ahora a veces en la posibilidad de
resucitarla. Fue allí todas las noches, escabulléndose en la tumba donde la mujer había
yacido durante diez mil años, incapaz de interrumpirla. El largo pelo cobrizo se
derramaba a sus espaldas como un desatado huracán del tiempo, y el cuerpo anguloso
volaba entre dos universos infinitamente distantes donde seres arquetípicos de estatura
sobrehumana centelleaban rítmicamente en una luz propia.
Dos días más tarde, Bridges descubrió los otros tambores.
- ¡Traxel! ¡Traxel! - gritó, corriendo por el patio interior desde la entrada hasta una de las
bodegas en desuso. Se precipitó en el salón de baile y arrojó las cajas de metal contra
la computadora que Traxel estaba programando -. ¡Écheles un vistazo... más de la
décima dinastía!
Traxel sopesó perezosamente las cajas, echando una mirada a Shepley y al Viejo que
vigilaban junto a la ventana.
- Interesante. ¿Dónde las encontró?
Shepley dio un salto desde las jambas de la ventana.
- Son mías. El doctor lo confirmará. Son las que vienen después de la primera que le di
hace una semana. Estaba almacenándolas.
Bridges lo interrumpió.
- ¿Qué quiere decir, almacenándolas? ¿Ese es su depósito personal? ¿Desde cuándo?
- La mano ancha se adelantó empujando y Shepley rodó hasta Traxel. - Escuche,
Traxel, esas cintas fueron un buen hallazgo. No veo que tengan rótulos. Cada vez que
traiga algo, ¿va a estar este mocoso reclamándomelo?
Traxel se puso de pie, dominando con su estatura a Bridges.
- Claro, tiene usted razón... técnicamente. Pero hay que trabajar juntos, ¿no es cierto?
Shepley cometió un error, y vamos a perdonárselo, por esta vez. - Tendió los tambores
a Shepley, mientras Bridges bullía, indignado. - Si yo fuera usted, Shepley, cobraría
éstas. No tema invadir el mercado. - Cuando Shepley se iba, pasando junto a Bridges lo
llamó. - Y trabajar juntos tiene sus ventajas, ¿sabe?
Miró a Shepley que desaparecía en su cuarto y luego se volvió a estudiar el enorme y
descascarado mapa del mar de arena que cubría la pared.
- Tendrá que despojar las tumbas ahora - le dijo más tarde el Viejo a Shepley -. Es
evidente que usted ha topado con algo y a Traxel no le llevará más de cinco minutos
descubrir dónde.
- Quizás un poco más - replicó Shepley con calma. Salieron de la sombra del palacio y
se encaminaron a las dunas; Bridges y Traxel estaban mirándolos desde la mesa del
comedor, inmóviles en la luz -. Los techos están ahora casi totalmente cubiertos. La
próxima tormenta de arena las enterrará del todo.
- ¿Ha entrado en alguna otra de las tumbas?
Shepley meneó la cabeza enérgicamente.
- Créame, doctor, ahora sé por qué están aquí los guardianes del tiempo. Mientras hay
una posibilidad de que revivan, cada vez que robamos una tumba cometemos un
asesinato. Aunque haya una sola posibilidad en un millón, todos han contado con eso.
Al fin y al cabo, uno no se suicida porque todas las posibilidades de vida sean
virtualmente nulas.
Ya había empezado a creer que la maga podía revivir de pronto, bajando del catafalco.
Mientras existiera una remota posibilidad de volverla a la vida, sentía que él también
tenía un fundamento válido para seguir viviendo, que había un pequeño elemento de
certidumbre en un universo que hasta entonces le había parecido azaroso y
absolutamente sin sentido.
4
Cuando las primeras luces del alba se infiltraron por las ventanas, Shepley salió de
mala gana de la nave de la tumba. Echó una breve mirada a aquella persona
resplandeciente, conteniendo una leve punzada de decepción. La esperada
metamorfosis no había ocurrido aún, pero Shepley se sentía de algún modo aliviado por
haber pasado tanto tiempo esperándola.
Bajó al viejo acantonamiento, escudriñando atentamente la oscuridad. Cuando llegó a la
monovía, ahora hacía el viaje a pie, para impedir que Traxel supusiera que el escondrijo
estaba a lo largo del riel, oyó un débil zumbido en el aire frío. Retrocedió de un salto,
detrás de un montículo bajo, siguiendo su tortuoso camino entre las dunas.
De pronto latió un motor, atrás, y sobre el borde del acantilado apareció el jeep de
Traxel. Las ruedas delanteras giraban a toda velocidad, y el enorme vehículo se
balanceaba hacia adelante, bajaba por el declive entre las tumbas enterradas,
desplazando toneladas de la fina arena que Shepley había retirado a mano tan
laboriosamente. En seguida aparecieron a la vista varios de los pabellones, y el polvo
blanco cayó en cascadas sobre las cúpulas.
Medio enterrados en el alud que ellos mismos habían desencadenado, Traxel y Bridges
saltaron de la cabina, señalando los pabellones y gritándose el uno al otro. Shepley se
precipitó hacia adelante y apoyó el pie en la monovía, que empezó a vibrar.
En la distancia el autogiro se acercaba lentamente. El Viejo lo manejaba solo, sin
sombrero, desmelenado.
Llegó a la tumba en el momento en que Bridges golpeaba la puerta con una bota
pesada; detrás estaba Traxel sosteniendo una valija de llaves inglesas.
- ¡Hola, Shepley! - le dijo Traxel alegremente -. Así que este es el tesoro que ha
encontrado.
Shepley se tambaleó con las piernas separadas en la arena, dejó atrás a Traxel. En ese
momento saltó el vidrio de la ventana. Shepley se arrojó sobre Bridges y lo hizo
retroceder.
- ¡Bridges, ésta es mía! ¡Pruebe cualquiera de las otras; puede quedarse con todas!
Sacudiéndose, Bridges se puso de pie y miró colérico a Shepley. Traxel examinó con
suspicacia las otras tumbas, los pórticos aún cubiertos de arena.
- ¿Qué es lo que tanto le interesa en ésta, Shepley? - preguntó, sardónico.
Bridges bramó y golpeó con la bota en la puerta ventana, arrancando uno de los
paneles. Shepley se abalanzó hacia adelante, y Bridges lo empujó contra la pared,
gruñendo. Antes de que Shepley pudiera bajar la cabeza, Bridges le dio un puñetazo en
la boca, haciéndolo caer de espaldas en la arena con la cara ensangrentada.
Traxel se reía mirando a Shepley, que yacía atontado. Luego se arrodilló, examinó con
simpatía la cara de Shepley a la luz que arrojaba la persona desplegada en el interior
de la tumba. Bridges gritó de sorpresa, con la boca abierta como un mono, espantado
ante el suntuoso y dorado milagro de la maga.
- ¿Cómo me encontraron? - murmuró Shepley con dificultad -. Dejé falsas pistas una
docena de veces.
Traxel sonrió.
- No lo seguimos a usted. Seguimos el riel. - Señaló el cordón plateado de la banda de
metal, claramente visible a la luz del alba, a casi quince kilómetros de distancia. - El
autogiro limpió el riel. Nos trajo directamente aquí. Ah, hola, doctor. - Saludó al Viejo
que trepaba por la cuesta y se dejó caer cansado junto a Shepley. - Estoy seguro de
que debemos agradecerle este descubrimiento. No se preocupe, doctor, no me olvidaré
de usted.
- Muchas gracias - dijo el Viejo fríamente. Ayudó a Shepley a sentarse, frunciendo el
entrecejo al verle los labios partidos -. ¿No lo toma todo demasiado en serio, Traxel? Se
está volviendo loco de codicia. Déjele esta tumba al muchacho. Hay muchas más.
Bridges pasó a través del personaje hacia la parte posterior del santuario, y los dibujos
de la luz en la arena se quebraron y desvanecieron. Débilmente, Shepley trató de
ponerse de pie, pero el Viejo lo retuvo. Traxel se encogió de hombros.
- Demasiado tarde, doctor. - Miró por encima del hombro la aparición de la persona que
agitaba tristemente la cabeza reconociendo su propia magnificencia. - Las tumbas de la
décima dinastía son estupendas. Pero aquí hay algo curioso.
Todavía la contemplaba pensativo un minuto más tarde, cuando Bridges salió.
- ¡Caramba, esto era un disparate, Traxel! Por un segundo pensé que era falsa. -
Tendió las tres cajas a Traxel, que las sopesó tomando dos en una mano, la tercera en
la otra. Bridges preguntó: - Eso sí que es luz, ¿no?
Traxel empezó a abrirlas con una llave inglesa.
- ¿Está seguro de que no hay más ahí?
- Segurísimo. Eche usted mismo un vistazo.
Dos de las cajas estaban vacías; faltaban los carretes de cinta. En la tercera había una
cinta corta, de tres pulgadas de ancho. Bridges vociferó dolorido:
- ¡Ese mocoso nos ha robado! ¡No puedo creerlo!
Traxel lo apartó y se acercó al Viejo que miraba a la figura, ahora vacilante. Los dos
hombres cambiaron una mirada y luego menearon lentamente la cabeza, asintiendo.
Con una especie de carcajada Traxel dio un puntapié a la lata que contenía el medio
carrete de cinta, haciéndolo saltar a la arena donde empezó a desenrollarse en el aire
lento. Bridges protestó, pero Traxel meneó la cabeza.
- Es todo falso. Vaya a mirar de cerca la imagen. - Bridges se volvió, desconcertado, y
Traxel explicó: - La mujer ya estaba muerta cuando se grabaron las matrices. Es
hermosa, de acuerdo, como descubrió el pobre Shepley, pero todo pasa literalmente al
nivel de la piel. Por eso hay sólo una lata de datos. No hay sistema nervioso ni
musculatura, ni órganos internos; sólo una hermosa cáscara dorada. Esta es una tumba
mortuoria. Si usted la resucita, no tendrá más que un cadáver helado entre las manos.
- ¿Por qué? - chilló Bridges -. ¿Qué sentido tiene?
Traxel hizo un amplio ademán.
- Es un cierto tipo de inmortalidad. Quizá la mujer murió de pronto, y esto era lo mejor
que se podía hacer. Cuando el doctor llegó aquí por primera vez había una cantidad de
tumbas mortuorias de niños. Si mal no recuerdo, tenía fama de dejarlas siempre
intactas. Un ejemplo típico de sentimentalismo de intelectual: dar la inmortalidad sólo a
los muertos. ¿No es cierto, doctor?
Antes de que el Viejo pudiera contestar, una voz gritó desde abajo; un cohete señalador
subió silbando, y una estrella de color rojo vivo estalló sobre el lago, echándoles encima
unos fragmentos incandescentes. Traxel y Bridges dieron un salto adelante, vieron a
dos hombres en un vehículo, que los señalaban, y otros tres vehículos que convergían
a través del lago, a un kilómetro de distancia.
- ¡Los guardianes del tiempos - gritó Traxel. Bridges levantó la valija de herramientas y
los dos hombres cruzaron corriendo la rampa hacia el vehículo, mientras el Viejo
cojeaba detrás. Se volvió a esperar a Shepley, que seguía sentado en el suelo, donde
había caído, mirando a la imagen dentro del pabellón.
- ¡Shepley! ¡Venga, muchacho, dése prisa! ¡Le darán diez años!
Shepley no respondió, y el Viejo llegó junto al vehículo en el momento en que Traxel lo
ponía hábilmente en marcha atrás para sacarlo del montón de arena, dejando que
Bridges lo subiera a bordo.
- ¡Shepley! - le gritó de nuevo. Traxel vaciló, y el vehículo se alejó bramando mientras
estallaba un segundo cohete.
Shepley trató de alcanzar la cinta, pero los pies de los otros hombres la habían dañado
en varios puntos, y los cabos sueltos que había pensado en tratar de insertar de nuevo
en el proyector se agitaban ahora sobre la arena. Desde abajo llegaban los ruidos de la
huida y la persecución. Se oyó el chasquido de advertencia de un rifle, y los motores
aullaron y se precipitaron mientras Traxel esquivaba a los guardianes del tiempo.
Shepley mantenía aún los ojos clavados en la imagen que aparecía dentro de la tumba.
Ya había empezado a fragmentarse, desvaneciéndose contra la luz del sol naciente.
Shepley se puso lentamente de pie, entró en la tumba y cerró las puertas desvencijadas.
Todavía magnífica en su ataúd, la maga yacía entre las grandes alas. Inmóvil durante
tanto tiempo, al fin había adquirido la energía de la vida, y un ritmo sincopado y
espasmódico le recorría todo el cuerpo.
Las alas se sacudían con dificultad y una serie de vibraciones perturbaban la base del
catafalco, de modo que los pies de la mujer bailaban un minuet exquisitamente
estremecidos, y los dedos apuntaban aquí y allá con una velocidad infatigable. Más
arriba, los muslos amplios y suaves se apretaban en un tango vistoso y falso.
Shepley miró hasta que sólo quedó la cara de la mujer, algunas huellas inconexas de
las alas y el catafalco vibrando débilmente en la oscuridad; luego salió de la tumba.
Los guardianes del tiempo estaban esperándolo, afuera a la luz de la mañana, las
manos en jarras, vestidos de blanco. Uno sostenía las cajas vacías, empujando con el
pie los cabos revoloteantes de cinta.
El otro tomó a Shepley del brazo y lo llevó hasta el vehículo.
- De la banda de Traxel - dijo al conductor -. Este ha de ser un recluta nuevo. - Echó
una fría mirada a la boca ensangrentada de Shepley. - Parecería que han estado
peleando por los restos.
El conductor señaló las tres cajas.
- ¿Abiertas?
El hombre que las llevaba asintió.
- Las tres. Y eran de la décima dinastía. - Sujetó las muñecas de Shepley al tablero. -
Mala suerte, muchacho, te darán diez años. Parecerán diez mil.
- A menos que fuera falsa - añadió el conductor, mirando a Shepley con cierta simpatía
-. Sabes, una de esas extrañas tumbas mortuorias.
Shepley endureció la boca magullada.
- No era falsa - dijo con firmeza.
El conductor echó una mirada de advertencia a los otros guardianes.
- ¿Y esa cinta que vuela allá arriba?
Shepley miró la tumba que chisporroteaba débilmente debajo del acantilado, ya casi
apagada.
- Es sólo la persona - dijo -. La piel hueca.
Cuando el motor arrancó, oyó los tres tambores vacíos que golpeaban el piso detrás del
asiento.
FIN

domingo, 29 de abril de 2012

Respuesta del Forastero


 Respuesta del Forastero


Destinatario: Tú.
Remitente: Ninguna Parte.
Dirección: Ningún lugar.

Hola.

Hace tiempo que no te escribía. No es a causa del olvido, he perdido la esperanza de que ése llegue algún día. Por el contrario, es la inefable presencia tuya la que me empuja a escribir estas líneas, posiblemente sin un sentido lógico porque, en realidad, no sé inicialmente qué decirte.

Tal vez todo sea motivado por lo que ha pasado en los últimos días, verás: conocí un lugar, un espacio que me perturba, que me arrebata, que me intriga, que rechazo de manera voluntaria y consciente pero que de alguna forma deseo, busco, procuro y anhelo. Es extraño porque yo mismo me he negado a la simple posibilidad de explorar, de conocer, de darle una oportunidad a esa experiencia y; sin embargo, mantengo la ferrea voluntad de que en algún momento pueda convertirse en mi lugar.

¿Sabes? Tal vez eso es lo que más me aterra, que ese lugar pueda ser el que tanto he buscado, el que una vez pensé que serías tú, el que termine por fin con esta búsqueda, con este temor, con este desafío mío (y tuyo sin que siquiera lo sepas), con esa ansiedad. Sinceramente desconozco si en realidad sea el sitio que espero encontrar en el algún momento. Tal vez sea sólo como una de aquellas pruebas que el camino nos presenta para ver si hemos aprendido la lección o no. No lo sé, pero algo me frena, me detiene y me constriñe a no actuar libremente, como desearía hacerlo.

En un ejercicio de sinceridad, creo que me detiene un poco el hecho de pensar que no eres tú, incluso, es todo lo contrario a ti. Es un lugar que se muestra apacible, tranquilo, sin ideas ni anhelos de un febril deseo por hacer algo sin saber qué ni cómo, con una sobriedad y parsimonia que le dan un aire de templanza, de fortaleza, de frugalidad, con un dejo de seguridad que me apabulla, que me intriga.

Sí, como te darás cuenta, a pesar de que insisto en la remembranza a ti es un sitio total y absolutamente distinto al que me ofreciste alguna vez, el que en algún momento habité y en el que un día llegué a pensar que viviría el resto de mi vida. Tal vez esa diferencia tan acentuada, tan distante de ti, sea lo que me lleva a evocarte en cada situación que amenaza una cercanía mayor.

Me atemoriza pensar que ahí esté lo que he esperado encontrar por tanto tiempo y no estar listo. Me aterra el simple hecho de no poder quitarme de la cabeza tu presencia, el pensar que tarde o temprano algún fantasma del pasado aparecerá y destruirá ese lugar sólo porque aún no sé si estoy listo para combatir fantasmas, demonios o quimeras.

Honestamente he de confesarte que no sé si el asunto sea recíproco, sí aquel lugar me desea como su ocupante; sabes bien que soy un verdadero idiota para reconocer ese tipo de señales que, de tan sutiles, se vuelven imperceptibles para mis ásperos sentidos que, de tan faltos de práctica, se tornan incapaces de darse cuenta de las más simples cosas.

No sé si podré vencer esta situación. He comenzado a acercarme, a explorar el terreno, a conocer si el apacible lugar que he creído ver es en realidad lo que se observa desde lontananza, pero tu reminiscencia aparece inevitablemente, implacable, vigilante, acechando cualquier movimiento; y tal vez sea por eso que, públicamente, he negado cualquier intención de acercamiento.

En ocasiones pienso que dejaré que el tiempo decida lo que ocurrirá, pero ya no quiero ser un barco a la deriva, por primera vez en todo este trayecto deseo llevar el control de la nave, tal vez sea el momento de hacer un pairo, tender las velas y largar las escotas para ver lo que ocurre, si hay la posibilidad de acercarme o simplemente conocer el lugar, saber que está ahí pero nunca adentrarse más allá de sus playas, tal vez se trate de un continente o simplemente de una isla, no lo sé, y lo más estresante, lo que realmente me arroba: el deseo de saberlo.

Por el momento el oleaje lleva mi barca hasta ese sitio, no sé aún qué haré si se da la posibilidad de desembarque, pero de una cosa puedes estar segura, sea por mar o por tierra mi camino seguirá, descubriendo nuevos horizontes, tal vez en busca de un nuevo lugar que se convierta en mi lugar o quizá, acaso, descubriendo el que por fin lo sea. Sólo espero tener la fortaleza y el coraje para evitar que tu sombra, ese maldito fantasma que me acompaña a cada instante, se entrometa.

Por lo pronto te platico que he dejado de hablarle a tu fantasma, que ya no le deseo las buenas noches ni le doy los buenos días, que ya no le comento mis desventuras diarias ni le participo de mis logros, que no espero más su respuesta ante mis diatribas sobre ti ni le cuestiono sobre el camino a seguir en el momento en el que la duda me asalta al andar, pero lo que considero más importante aún: que he dejado de tomarlo en cuenta cuando pienso a futuro.

No sé lo que ocurra ni si te vuelva a escribir... Ni siquiera sé por qué te he dicho todo esto, sólo una cosa es segura: no me detendré hasta ser el guerrero que me he decidido ser, con o sin lugar qué defender.

Me despido y me obligo a no colocar una sola frase que dé vida a ese fantasma tuyo que trato de asesinar. Así que sin más. Adiós.

Atentamente
El Forastero

sábado, 28 de abril de 2012

SATANAS — GIBRÁN KHALIL GIBRÁN


SATANAS — GIBRÁN KHALIL GIBRÁN

LA TEMPESTAD
(1920)
SATANAS
El Padre Samaan era profundo conocedor de temas espirituales y teológicos, versado en los secretos del
pecado venial y mortal, y una autoridad en los misterios del Paraíso, el infierno y el Purgatorio.
Su tarea era recorrer las aldeas del Norte del Líbano, predicando al pueblo, curando a las almas del mal y
previniendo a los hombres contra las acechanzas de Satán, a quien el Padre Samaan, día y noche, combatía
sin descanso.
Los campesinos lo respetaban y reverenciaban, y estaban siempre dispuestos a pagar sus consejos y
oraciones con monedas de oro y plata. Y en toda colecta, aportaban los mejores frutos de su trabajo.
En una noche de otoño, cuando el Padre Samaan se dirigía hacia su solitaria aldea, atravesando un sitio
desolado en medio de valles y colinas, oyó un grito angustioso prove niente del costado del camino. Se
detuvo, miro’en dirección al lugar de donde provino el llamado y vio un hombre desnudo, tendido sobre el
suelo. La sangre brotaba de las profundas heridas de su cabeza y de su pecho mientras gemía e imploraba
socorro:
-¡Salvadme! ¡Socorredme! ¡Tened piedad de mí, me estoy muriendo!
El Padre Samaan miró, perplejo, hacia el caído diciéndose: “Este hombre debe ser un ladrón…
Seguramente trató de asaltar a un viajero y fracasó; está ágonizando y, si muriera en mis brazos, me
responsabilizarán de su muerte. Así pensando, siguió su camino; mas el moribundo detuvo sus pasos
gritando:
- ¡No me abandones! ¡No me abandones! ¡Me conoces y te conozco y moriré si no me socorres!
El Padre, entonces, se detuvo y empalideció al pensar que estaba negando un auxilio, y con labios
trémulos se dijo: “El ha de ser, sin duda, uno de los locos del bosque. El aspecto de sus heridas hace
temblar mi corazón; ¿qué haré? ¿En que puedo ayudarlo? Un médico de almas no cura cuerpos”
Y el Padre se alejó; mas, cuando había dado unos pocos pasos, el moribundo lanzó un gemido que
conmovería el corazón más duro. El Padre se detuvo nuevamente y oyó al herido que decía, con un
jadeo:
-Acércate. Acércate, pues somos amigos desde hace mucho tiempo… Tú eres el Padre Samaan, el
Buen Pastor, y yo no soy ni un loco ni un ladrón. Ven a mi lado y te diré quién soy.
El Padre Samaan se acercó al hombre, se inclinó y lo contempló atentamente. Mas tan sólo vio un
rostro extraño; un rostro lleno de contrastes; vio inteligencia y maldad; fealdad y belleza; perversidad
y ternura… Erguiéndose, retrocedió de un salto exclamando:
-¿Quién eres? ¡Nunca te vi en mi vida! Y el moribundo, con voz débil, dijo:
-No tengas recelo de mí, Padre, que hace tiempo que somos amigos. Levántame y llévame hasta el
arroyo y lava mis heridas.
-¿Quién eres tú? Dímelo, pues no te reconozco ni recuerdo haberte visto.
Y el hombre respondió con voz agonizante:
-Me conoces muy bien. Me has visto ya mil veces, hablas de mí todo el día y te soy más querido que
tu propia vida. Pero el Padre Samaan, sin reconocerlo, le respondió, enojado
-¡Eres un impostor y un mentiroso! Un moribundo debiera decir la verdad… Jamás vi tu rostro
malvado en toda mi vida. Dime quién eres o te dejaré morir…
Y el herido, moviéndose trabajosamente, miró a los ojos del sacerdote y con una significativa
sonrisa en sus labio, le dijo con voz tranquila, profunda y suave:
-Soy Satanás.
Al escuchar la terrible palabra, el Padre Samaan dio un grito tan fuerte que sacudió los rincones más
lejanos del valle, y, con los ojos llenos de espanto, miró nuevamente al herido reconoció que su figura
y sus heridas, coincidían con la figura y las heridas de Satán pintadas en una tela que colgaba de la
pared de una iglesia de la aldea, re presentando el juicio Final. Entonces, exclamó trémulo:
-Dios me reveló tu rostro y me mostró tu figura infernal para alimentar mi odio por ti. ¡Maldito seas
por siempre jamás! ¡La oveja enferma debe ser sacrificada por el pastor para que no infecte al rebaño!
Y el demonio respondió, con impaciencia:
-No te apresures, Padre, en perder tu tiempo pronunciando palabras vanas. Ven y cura mis heridas
antes que la vida se escape de mi cuerpo.
Mas el sacerdote le dijo:
- ¡Las manos que ofrecen sacrificios a Dios no se mancharán tocando un cuerpo hecho de las
secreciones del Infierno! ¡Tú debes morir maldecido por las lenguas de las Edades, por los labios de la
Humanidad, pues eres enemigo del Hombre y es intención confesa destruir toda virtud! Satanás se
movió angustiado, se apoyó en un codo y, dificultosamente se irguió respondiendo:
-No sabes lo que dices ni comprendes el crimen que cometes contra mi mismo.
“Yo soy la razón de ser de tu bienestar y de tu felicidad. ¿Menosprecias mis beneficios y niegas mis
méritos mientras vives a mi sombra? ¿No es mi existencia la justificación de tu profesión, y mi
nombre el que da sentido a tu vida? ¿Qué otra profesión abrazarías si el destino decretase mi muerte y
el viento esparciera mi nombre? Hace veinticinco años que recorres estas aldeas para prevenir a los
hombres de las trampas y ellos compran tus prédicas con dinero y con los frutos de sus campos. ¿Qué
otra cosa compra rían de ti, mañana, sabiendo que su enemigo, el demonio, murió y que están libres de
su maleficio?
“¿No sabes, en toda tu ciencia, que cuando la causa desaparece, las consecuencias desaparecen
también? ¿Cómo aceptarás, entonces, que yo muera si con ello perderás tu posición y el pan de tu
familia?
Calló Satanas. Y los rasgos de su rostro ya no expresaban réplica, sino confianza. Después, habló de
nuevo:
-Oyeme, oh impertinente ingenuo, y te mostraré la verdad que liga mi destino al tuyo. En la primera
hora de su existencia, el hombre, de pie frente al sol, extendió sus brazos y exclamó:
“-Tras las estrellas hay un Dios poderoso que ama el bien. -Después, volviéndose de espaldas, vio su
sombra en el suelo y gritó: -En las profundidades de la tierra hay un demonio perverso, adorador del
mal.
“Y el hombre volvió a su grúta murmurando:
“-Estoy entre dos dioses terribles, uno es mi protector y el otro mi enemigo.
“Y durante siglos, el hombre se sintió dominado por ambas fuerzas; una buena, que él bendecía y
otra mala, que él maldecía.
“Después, aparecieron los sacerdotes. Y esta es la historia de su aparición: Había, en la primera
tribu que se formó sobre la tierra, un hombre llamado Laús, que era inteligente pero lleno de
prejuicios. Detestaba los trabajos manuales de que se vivía en aquella época, y muchas veces debía
dormir con el estómago vacío.
“Una noche de verano, cuando los miembros de la tribu estaban reunidos alrededor del jefe,
conversando mientras descansaban, uno de ellos se levantó de pronto en medio de la asamblea, elevó
sus brazos al cielo y, poniendo en su voz toda la emoción que pudo fingir, dijo piadosamente:
“-¡Posternaos hermanos míos y orad, pues el dios de las tinieblas está atacando al dios
incandescente de la noche. Y si vence el primero , moriremos, pero si triunfa el segundo, entonces
viviremos. Orad para que venza el dios de la luna! “Y Laús continuó hablando hasta que la luna volvió
a su brillo natural. Y los presentes quedaron maravillados y manifestaron su alegría con danzas y
canciones. Y el jefe de la tribu dijo a Laús:
Conseguiste esta noche, lo que ningún mortal consiguió antes que tú. Y descubrirste secretos del
Universo que nadie entre nosotros conocía. regocíjate, pues a partir de hoy serás el segundo honibre
de la tribu después de mí. Yo soy el más fuerte y el más valiente; y tu eres el más culto y el más sabio.
Serás, por lo tanto, el intermediario entre los dioses y yo, y me revelarás sus secretos y me enseñarás
lo que debo hacer, para merecer su aprobación y su benevolencia.
“-Todo lo que los dioses me revelarán en mis sueños -respondió Laús-, yo te revelaré al despertar.
Seré quien interceda entre los dioses y tú.
“El jefe, satisfecho, obsequió a Laús dos caballos, siete bueyes, setenta corderos y setenta ovejas. Y
le dijo: “-Los hombres de la tribu te construirán una casa igual a la mía y te ofrecerán, de cada
cosecha, una parte de lbs frutos recogidos. Pero dime ¿quien es ese dios del mal, que se atreve a atacar
al dios resplandeciente?
“-Es el demonio -respondió Laús-, el mayor enemigo del hombre, la fuerza que desvía el ímpetu del
huracán hacia nuestras casas, la que manda secar nuestros plantíos y en ferma nuestros rebaños, la que
se alegra con nuestra infelicidad y se entristece con nuestras alegrías. Necesitamos estudiar sus
intenciones y tácticas para prevenir sus maleficios y frustrar sus artimañas.
“El jefe apoyó su cabeza en el cayado y susurró:
“-Sé ahora lo que ignoraba y los hombres sabrán también lo que sé y te honrarán. Laús, porque nos
revelaste el misterio de nuestro terrible enemigo y nos enseñanste a combatirlo.
“Y Laús volvió a su tienda, eufórico por su habilidad e imaginación, mientras el jefe y los hombres
atravesaron una noche poblada de pesadillas.
“Así aparecieron los sacerdotes en el mundo; y mi exis tencia fue la causa de su aparición. Laús fue
el primero en hacer de la lucha contra mí una profesión. Más tarde, esa profesión evolucionó y progresó
hasta convertirse en arte sutil y sagrado que solamente abrazan los espíritus maduros, las almas nobles, los
corazones puros y la amplia imaginación.
“En cada ciudad que nacía, mi nombre era el centro de las organizaciones religiosas, culturales, artísticas
y filosóficas. Yo construía monasterios y ermitas sobre cimientos de miedo, y fundaba tabernas y burdeles
sobre el gozo y la lujuria. Soy padre y madre del pecado.
“¿Deseas que el pecado muera con mi muerte? ¿Aceptas que yo muera en esta soledad? ¿Deseas romper
los lazos que existen entre tú y yo?
“Es curioso que me esfuerce en mostrarte una verdad que conoces mejor que yo, y que es más útil a tus
intereses que a los míos.
“Ahora haz lo que quieras. ¡Cárgame sobre tus espaldas y llévame a tu casa y cura mis heridas; o déjame
agonizar y morir aquí mismo!
Mientras hablaba Satanás, el Padre Samaan se frotaba las manos agitado. Después, con voz balbuceante
como pidiendo disculpas, dijo:
-Sé ahora lo que ignoraba hace una hora, perdona, pues, mi ingenuidad. Sé que estás en el mundo para
tentar, y la tentación es la medida con que Dios determina el valor de las almas.
“Sé, ahora, que si murieras, morirá la tentación y desaparecerán contigo las fuerzas que obligan al
hombre a ser prudente y a orar, ayunar y adorar. Debes vivir, porque sin ti, los hombres dejarán de temer al
infierno y se hundirán en el vicio. Tu vida es, por lo tanto, necesaria para fa Salvación de la Humanidad; y
yo sacrificaré mi odio por ti en el altar de mi amor a los hombres.
Satanás lanzó una carcajada que sacudió el suelo.
- ¡Cómo eres de inteligente, Padre! -dijo-. Y que conocimientos posees de teología! Has hallado, con el
poder de tu inteligencia, una finalidad para mi existencia que yo mismo ignoraba. Ahora comprendemos
ambos, nuestra mutua necesidad.
“Aproxímate, hermano mío. Las tinieblas están cubriendo la campiña y la mitad de mi sangre se ha
escapado sobre las arenas de este valle y, a menos que me ayudes, nada quedará de mí, sino los restos de mi
cuerpo quebrado por la Muerte.
El Padre Samaan, entonces, arrolló las mangas de su hábito, se acercó a Satanás, y cargándolo sobre sus
espaldas se encaminó hacia la casa.
En medio de aquellos valles silenciosos y cubiertos por el velo de la oscuridad, el Padre Samaan
caminaba doblado por el peso de su carga. Su sotana negra y sus largas barbas estaban salpicadas por la
sangre que se escurría sobre él, pero caminaba animado, con sus labios murmurando fervientemente una
oración por la vida de Satanás agonizante…

viernes, 27 de abril de 2012

Guion Blade Runner


Guion Blade RunnerGuión original, traducido al castellano, de Blade Runner

A principios del siglo XXI, la Tyrell Corporationdesarrolló un nuevo tipo de robotllamado Nexus. Un ser virtualmente idéntico al hombrey conocido como Replicante.Los Replicantes Nexus-6 eran superioresen fuerza y agilidad y, al menos, iguales eninteligencia a los ingenieros de genética que los crearon.En el espacio exterior, los Replicantes fueron usadoscomo trabajadores esclavos en la arriesgada exploracióny colonización de otros planetas.Después de la sangrienta rebelión de un equipo de combatede Nexus-6 en una colonia sideral, los Replicantesfueron declarados proscritos en La Tierra bajo pena de muerte.Brigadas de policías especiales con el nombre de unidadesde BLADE RUNNERS tenían órdenes de tirar a mataral ver a cualquier Replicante invasor.A esto no se le llamó ejecución.Se le llamó retiro.



LOS ÁNGELES
NOVIEMBRE, 2019
[ Despacho de la Tyrell Corporation ]
Intercom: Siguiente individuo: Leon Kowalski, ingeniero,
disponible total, sección 5ª, nuevo empleado.
[ Holden espera sentado dentro de su despacho. Alguien
llama a la puerta ]
Holden: Adelante.
Intercom: Report to zone A, sector 9. Replication sector,
level 9. We have a B-1 security alert. Standby for ID check.
Holden: Siéntese.
Intercom: Replication sector, level 9 - we have a B-1
security alert. Standby for ....
Leon: ¿Le importa si hablo? Me pongo nervioso cuando
hago un test.
Holden: Por favor, no se mueva.
Leon: Disculpe. Ya me han hecho .... un test de inteligencia
este año. No creí que tuviera que someterme ....
Holden: El tiempo de reacción es primordial. Por favor,
ponga atención. Conteste lo más rápido que pueda.
Leon: Muy bien.
Holden: 1-1 8-7 Hinterwasser.
Leon: Ese es mi hotel.
Holden: ¿Qué?
Leon: Donde yo vivo.
Holden: ¿Un sitio bonito?
Leon: Sí, eso creo. ¿Esto es parte del test?
Holden: No, era solo por charlar.
Leon: No es que sea de mi agrado.
Holden: Esta usted en un desierto, caminando por la arena,
cuando ....
Leon: ¿Eso ya es el test?
Holden: Sí. Esta usted en un desierto, caminando por la
arena, cuando, de repente, ....

Leon: ¿En cuál?
Holden: ¿Qué?
Leon: ¿Qué desierto?
Holden: El desierto que sea. No importa. Es hipotético.
Leon: ¿Y por qué iba a estar allí?
Holden: Quizás porque usted está harto, o quiere estar
solo. Quién sabe. Mira hacia abajo y ve a un galápago que
se arrastra hacia usted.
Leon: ¿Un galápago? ¿Qué es eso?
Holden: ¿Sabe lo que es una tortuga?
Leon: Claro.
Holden: Pues lo mismo.
Leon: Nunca he visto una tortuga .... pero le comprendo a
usted.
Holden: Se agacha usted y pone el galápago patas arriba,
Leon.
Leon: ¿Se inventa usted esas preguntas, Sr. Holden, o se
las dan escritas?
Holden: El galápago yace sobre su espalda con el
estómago cociéndose al sol y moviendo las patas para
darse la vuelta, pero sin su ayuda no puede. Y usted no le
ayuda.
Leon: ¿Qué quiere decir que no le ayudo?
Holden: Quiere decir que no le ayuda. ¿Por qué es así
Leon? [ pausa ] Solo son preguntas, Leon. En respuesta a
la suya le diré que me las dan escritas. Es un test hecho
para provocar una respuesta emocional. [ pausa ] ¿Quiere
que sigamos? [ pausa ] Descríbame, con palabras
sencillas, solo las cosas buenas que le vienen a la
mente .... a cerca de su madre.
Leon: ¿Mi madre?
Holden: Sí.
Leon: Le voy a hablar de mi madre. [ Leon dispara a
Holden repetidas veces ]
[ Corte. Aparece Deckard en la calle leyendo un periódico ]
Overhead blimp: Una nueva vida le espera en las colonias
del mundo exterior. La ocasión de volver a empezar en una

tierra de grandes oportunidades y aventuras.
Overhead blimp: Una nueva vida le espera en las colonias
del mundo exterior. La ocasión de volver a empezar en una
tierra de grandes oportunidades y aventuras. Un nuevo
clima, facilidades de ....
Deckard (voice-over): No nos avisan contra los asesinos en
el periódico. Esa era mi profesión: ex-policía, exbladerunner,
ex-asesino.
Overhead blimp: Una nueva vida le espera en las colonias
del mundo exterior. La ocasión de volver a empezar en una
tierra de grandes oportunidades y aventuras. Un nuevo
clima, facilidades recreativas ....
[ Deckard se acerca hasta un puesto de comida ambulante ]
Sushi Master: ¿Nan-ni shimasho-ka? [ En Japonés: "¿Qué
le gustaría tomar?" ]
Deckard: Esto, tráeme cuatro.
Sushi Master: Futatsu de jubun desuyo. [ En Japonés: "Dos
son suficientes para usted" ]
Deckard: No, cuatro. Dos y dos, cuatro.
Sushi Master: Futatsu de jubun desuyo. [ En Japonés: "Dos
son suficientes para usted" ]
Deckard: Y tallarines.
Deckard (voice-over): Sushi, así es como me llamaba mi exmujer.
Pescado frío.
[ Varios policías se acercan por detrás de Deckard ]
Policía: Idi-wa. [ En Coreano: "Venga aquí" ]
Gaff: Monsier, ada-na kobishin angum bi-te. [ En
Interlingua: "Debe usted acompañarme señor" ]
Sushi Master: Dice que está usted detenido, Sr. Deckard.
Deckard: Te equivocas de hombre, amigo.
Gaff: Lo-faast! Nehod[y] maar! Te vad[y] a Blade... Blade
Runner! [ En Interlingua: "Maldito cabrón! Sé que eres un
Blade Runner!" ]
Sushi Master: Dice que es usted un Blade Runner.
Deckard: Dile que estoy comiendo.
Gaff: Captain Bryant toka. Meni-o mae-yo. [ En Interlingua:

"El Capitán Bryant me ha ordenado llevarle" ]
Deckard: Bryant, eh?
[ Deckard y Gaff vuelan en un Spinner hasta la central de
policía ]
Spinner: Yellow 3, climb and maintain four thousand...
when approaching pad six...
Deckard (voice-over): Este hombre encantador es Gaff. Ya
le había visto por ahí. Bryant le debe haber metido en la
unidad Blade Runner. La jerga que habla es Interlingua, un
argot. Una mezcolanza de francés, inglés, italiano, español
y lo que sea. En realidad yo no necesitaba traductor,
conocía esa jerga, todo buen policía la conocía. Pero no
iba a ponérselo aún más fácil.
Spinner: ...final descent, now on glide path, on course, over
the landing threshold.
[ Oficina de Bryant ]
Bryant: Hola Deck.
Deckard: Bryant.
Bryant: No hubieras venido si solo te lo hubiera pedido.
Siéntate, chico. Vamos, no seas estúpido, Deckard. Tengo
a cuatro pellejudos pateando las calles.
Deckard (voice-over): Pellejudos. Así era como Bryant
llamaba a los replicantes. En los libros de historia él es el
tipo de policía que solía llamar chimpancés a los negros.
Bryant: Asaltaron una lanzadera espacial. Mataron a la
tripulación y a los pasajeros. Encontraron la lanzadera a la
deriva hace dos semanas, así que sabemos que están por
aquí.
[ Bryant ofrece un trago a Deckard ]
Deckard: Mal asunto.
Bryant: No señor, no lo es, porque nadie va a descubrir que
están aquí abajo, puesto que tú vas a perseguirlos y
retirarlos.
Deckard: Yo ya no trabajo aquí. Dáselo a Holden, es muy
bueno.
Bryant: Ya lo hice. Él lo hacía bien, pero se lo cargaron. No
era lo bastante bueno. Tú eres mejor. Te necesito Deck,

esto es algo grave, de lo peor. Necesito al veterano Blade
Runner, necesito tu magia.
Deckard: Ya había renunciado cuando entré aquí, Bryant.
Y ahora vuelvo a renunciar.
Bryant: Quédate donde estás. Si no ejerces de policía
difícilmente podrás ejercer de otra cosa.
[ Gaff hace una gallina de origami ]
Deckard: ¿Sin elección, eh?
Bryant: Sin elección amigo.
[ Sala Azul. Deckard y Bryant ven en un monitor el vídeo
del test de Holden a Leon ]
Leon (vídeo): Ya me han hecho un test de inteligencia este
año. No creí que tuviera que someterme a uno de estos.
Holden (vídeo): El tiempo de reacción es primordial. Por
favor, ponga atención. Conteste lo más rápido que pueda.
Leon (vídeo): Muy bien.
Holden (vídeo): 1-1 8-7 Hinterwasser.
Leon (vídeo): Ese es mi hotel.
Holden (vídeo): ¿Qué?
Leon (vídeo): Donde yo vivo.
Holden (vídeo): ¿Un sitio bonito?
Leon (vídeo): Sí, eso creo ....
Bryant: Hubo una fuga de las colonias del mundo exterior
hace dos semanas. Seis replicantes, tres varones y tres
hembras, asesinaron a veintitrés personas y asaltaron una
lanzadera. Una patrulla aérea la divisó lejos de la costa;
ningún tripulante, ni rastro de ellos. Hace tres noches
intentaron entrar en la Tyrell Corporation; uno de ellos se
abrasó al atravesar un campo electromagnético, perdimos
a los otros. Por la posibilidad de que hubieran podido
infiltrase como empleados mandamos a Holden para que
efectuara un test Voight Kampff a los nuevos. Y parece que
descubrió a uno.
Holden (vídeo): y ve a un galápago que se arrastra hacia
usted.
Leon (vídeo): ¿Un galápago?, ¿Qué es eso?
Holden (vídeo): ¿Sabe lo que es una tortuga?
Leon (vídeo): Claro.
Holden (vídeo): Pues lo mismo.
Leon (vídeo): Nunca he visto una tortuga .... pero le
comprendo a usted.
Deckard: No lo entiendo. ¿Por qué se arriesgan a volver a
la Tierra?, es extraño, ¿Por qué ? ¿Qué es lo que quieren
de la Tyrell Corporation?
Bryant: Dímelo tú, chico, para eso estás aquí.
[ Deckard sonríe. El monitor muestra a una serie de
replicantes ]
Deckard: ¿Quién es?
Bryant: Nexus 6. Roy Batty. Fecha de creación 2016.
Ejemplar de combate. Autoeficacia óptima. Probablemente
el jefe. [ pausa ] Esta es Zhora. Fue entrenada para la
patrulla especial de detención de criminales. Algo así como
la bella y la bestia, es ambas cosas. [ pausa ] La cuarta
pellejuda es Pris; una modelo básico de placer. Un ítem
estándar para los clubs militares de las colonias del
exterior. Fueron diseñados como copias de seres humanos
en todos los sentidos, excepto en sus emociones. Pero, los
diseñadores creen que, al cabo de unos años, pueden
desarrollar sus propias respuestas emocionales; odio,
amor, miedo, cólera, envidia .... Por eso les dotaron con un
dispositivo de seguridad.
Deckard: ¿Cuál es?
Bryant: Cuatro años de vida.
[ Deckard sonríe ]
Bryant: Hay un Nexus6 en la Tyrell Corporation. Ve a
observarlo con la máquina.
Deckard: ¿Y si la máquina no funciona?
[ Deckard vuela hacia la Tyrell Corporation ]
Deckard (voice-over): Yo renuncié porque ya llevaba
muchas muertes sobre mí. Claro que entonces yo prefería
ser asesino que víctima, y esa era, exactamente, la treta
que Bryant utilizaba con la gente. Así que volví a enrolarme
una vez más, pensando que si no tenía éxito lo dejaría
definitivamente. No tenía que preocuparme por Gaff,

estaba buscando un ascenso y, por lo tanto, no le
interesaba que yo volviera.
[ Despacho de Tyrell. Deckard observa a un búho que
vuela libremente dentro de la sala ]
Rachael: ¿Le gusta nuestro búho?
Deckard: ¿Es artificial?
Rachael: Naturalmente.
Deckard: Debe ser cara.
Rachael: Mucho. Me llamo Rachael.
Deckard: Deckard.
Rachael: Parece que piensa usted que nuestro trabajo no
es un beneficio para la gente.
Deckard: Los replicantes son como cualquier otra máquina;
pueden ser un beneficio o un peligro. Si son un beneficio
no es asunto mío.
Rachael: ¿Puedo hacerle una pregunta personal?
Deckard: Claro.
Rachael: ¿Nunca ha retirado a un humano por error?
Deckard: No.
Rachael: En su posición eso es un riesgo.
[ Aparece el Dr. Tyrell cortando la conversación ]
Tyrell: ¿Esto va a ser un test de empatía? Dilatación capilar
por las así llamadas respuestas ruborizantes. Fluctuación
de la pupila. Dilatación involuntaria del iris.
Deckard: Nosotros lo llamamos Voight Kampff para
abreviar.
Rachael: Sr. Deckard, el Dr. Eldon Tyrell.
Tyrell: Demuéstrelo. Quiero verlo trabajar.
Deckard: ¿Dónde está el sujeto?
Tyrell: Quiero verlo funcionar en una persona. Quiero ver
una negativa antes de proporcionarle una positiva.
Deckard: ¿Y eso que va a demostrar?
Tyrell: ¿Quiere complacerme?
Deckard: ¿Con usted?
Tyrell: Intente con ella.
Deckard: Hay demasiada luz.
[ Una gran ventana se oscurece reduciendo sensiblemente

la entrada de luz ]
Rachael: ¿Le importa si fumo?
[ Deckard ajusta la máquina de Voight Kampff ]
Deckard: Eso no afectará al test. Bien, le voy a hacer una
serie de preguntas. Relájese y contéstelas lo más
sencillamente que pueda. [ pausa ] Es su cumpleaños, y le
regalan una cartera de piel.
Rachael: No la aceptaría, y además denunciaría a la policía
a la persona que me la regalara.
Deckard: Tiene un hijo. Éste le enseña su colección de
mariposas y un frasco de arsénico.
Rachael: Le llevaría al médico.
Deckard: Está viendo la televisión. De repente, se da
cuenta de que una avispa le sube por el brazo.
Rachael: La mataría.
Deckard: Está leyendo una revista y se encuentra con la
fotografía de una mujer desnuda.
Rachael: ¿Este test es para saber si soy una replicante o
una lesbiana?
Deckard: Conteste a las preguntas, por favor. [ pausa ] Se
la enseña usted a su marido y a éste le gusta tanto que la
pone en la pared de su dormitorio. ¿Se enfadaría?
Rachael: No le dejaría.
Deckard: No le dejaría. ¿Por qué no?
Rachael: Debo ser suficiente para él.
[ El tiempo discurre en el despacho de Tyrell ]
Deckard: Una pregunta más. [ pausa ] Está viendo una
obra de teatro. Tiene lugar un banquete en el que los
invitados se deleitan con un aperitivo de ostras vivas. El
primer plato consiste en perro cocido.
[ La máquina de Voight Kampff parece emitir una señal
visual que solo Deckard detecta ]
Tyrell: ¿Quiere usted salir un momento Rachael? [ pausa ]
[ Rachael sale del despacho ]
Deckard: Ella es una replicante, ¿no es así?
Tyrell: Estoy impresionado. ¿Cuántas preguntas son las
normales para detectar a uno?

Deckard: No le comprendo Tyrell.
Tyrell: ¿Cuántas preguntas?
Deckard: Veinte, treinta, según el tipo.
Tyrell: Le ha costado más de cien con Rachael, ¿no es así?
Deckard: ¿Ella no lo sabe?
Tyrell: Está empezando a sospechar, creo.
Deckard: ¿Sospechar? ¿Cómo puede no saber lo que es?
Tyrell: El comercio es nuestro objetivo aquí, en la Tyrell. Y
nuestro lema más humanos que los humanos. Rachael es
un experimento, nada más. Empezamos a percibir en ellos
extrañas obsesiones. Después de todo son inexpertos
emocionalmente. Con unos años para almacenar las
experiencias que usted y yo damos por supuesto. Si les
obsequiamos con un pasado creamos un apoyo para sus
emociones y, consecuentemente, podemos controlarlos
mejor.
Deckard: Recuerdos. Usted habla de recuerdos.
[ Deckard vuela hasta el apartamento de Leon. De fondo se
escucha el vídeo de Holden y Leon ]
Holden (vídeo): El tiempo de reacción es primordial. Por
favor, ponga atención. Conteste lo más rápido que pueda.
Leon (vídeo): Muy bien.
Holden (vídeo): 1-1 8-7 Hinterwasser.
Leon (vídeo): Ese es mi hotel.
Holden (vídeo): ¿Qué?
Leon (vídeo): Donde yo vivo.
Holden (vídeo): ¿Un sitio bonito?
Leon (vídeo): Sí, eso creo. ¿Esto es parte del test?
Holden (vídeo): No ....
[ Deckard y Gaff investigan dentro del desocupado
apartamento de Leon ]
Deckard (voice-over): No sabía si Leon le había dado a
Holden la dirección correcta. Pero era la única pista que
tenía. Así que lo investigué.
[ Deckard entra en un oscuro baño y encuentra una
escama dentro de la bañera ]
Deckard (voice-over): Fuera lo que fuese lo que había en la

bañera no era humano. Los replicantes no tienen escamas.
[ Deckard encuentra unas fotos escondidas dentro de los
cajones de un mueble ]
Deckard (voice-over): Y .... fotos familiares. Los replicantes
tampoco tienen familia.
[ Corte. Las calles de Los Ángeles. Aparece Roy Batty con
Leon ]
Roy: Tiempo, el suficiente. [ pausa ] ¿Conseguiste tus
preciadas fotos?
Leon: Había alguien allí.
Roy: ¿Hombres? ¿Poli .... cías?
[ Roy y Leon caminan lentamente hacia el laboratorio de
Chew ]
[ Interior del laboratorio. La temperatura es muy baja. Chew
aparece trabajando frente a un microscopio ]
Chew: Ha, ha!
[ Chew se alarma ante la presencia de Roy y Leon e
intenta pedir ayuda inútilmente ]
Roy: .... Y los ángeles ígneos cayeron. Profundos truenos
se oían en las costas ardiendo con los fuegos de Oro.
[ Leon observa y juega con los diseños de Chew ]
Chew: No podéis entrar, es ilegal. Eh. [ pausa ] Eh, eh!
Frío! Esos son mis ojos. Congelados!
Roy: Sí, preguntas.
[ Leon arranca el traje protector de Chew. Éste empieza a
sentir frío ]
Chew: Hu-ahh. Huh. Huh-ay...
Roy: Morfología, longevidad, fecha de nacimiento.
Chew: No lo sé. Yo no sé esas cosas. Yo sólo fabrico ojos.
Sólo ojos, diseños genéticos, sólo ojos. [ pausa ] ¿Eres
Nexus, eh? Yo diseñé tus ojos.
Roy: Chew, me gustaría que pudieras ver lo que yo hago
con tus ojos. Ahora, preguntas.
Chew: No sé las respuestas.
Roy: ¿Quién las sabe?
Chew: Tyrell. Él lo sabe todo.
Roy: ¿Tyrell Corporation?

Chew: Es .... el gran jefe. Un genio. Él ha diseñado tu
cerebro, tu mente.
Roy: Muy listo.
Chew: Tengo frío.
Roy: No es un hombre fácil de ver.
Chew: Mu-mucho frío.
Roy: ¿No es así?
Chew: Se-se-sebastian. Él .... él te llevará allí.
Roy: ¿Sebastian qué?
Chew: J.F. Sebas-sebas-sebastian.
Roy: Y ¿Dónde .... puedo .... encontrar a ese J.F.
Sebastian?
[ Aparece Deckard en su coche. De fondo se escucha el
vídeo de Holden y Leon ]
Holden (vídeo): ¿Quiere que sigamos? [ pausa ]
Descríbame, con palabras sencillas, solo las cosas buenas
que le vienen a la mente .... a cerca de su madre.
Leon (vídeo): ¿Mi madre?
Holden (vídeo): Sí.
Leon (vídeo): Le voy a hablar de mi madre. [ Leon dispara
a Holden repetidas veces ]
[ Deckard llega cansado a su apartamento. Entra en el
ascensor ]
Ascensor: Identificación de la voz. Su número fónico, por
favor.
Deckard: Deckard 97.
Ascensor: 97, gracias.
[ Deckard siente la presencia de alguien más en el
ascensor. Saca rápidamente su pistola y apunta a Rachael.
Se abren las puertas del ascensor ]
Rachael: Quería verle [ pausa ] Así que esperé. [ Las llaves
de Deckard caen al suelo ] Déjeme ayudarle.
Deckard: No necesito ayuda.
Rachael: No sé por qué él le dijo lo que ha hecho.
Deckard: Hable con él.
Rachael: Ya no me recibirá.
[ Deckard entra en su apartamento y cierra la puerta.

Después vuelve a abrir para que Rachael pueda pasar ]
Deckard: ¿Quiere una copa? ¿eh? ¿No?
Rachael: Cree que soy una replicante ¿verdad? [ pausa ]
Mire, soy yo con mi madre.
Deckard: Sí. ¿Recuerda cuando tenía seis años? Usted y
su hermano se metieron en un edificio vacío por la ventana
del sótano. Iban a jugar a médicos. Él le enseñó su sexo, y
cuando le tocaba hacerlo a usted se avergonzó y corrió.
¿Lo recuerda? ¿Nunca se lo ha contado a alguien? ¿A su
madre, a Tyrell, a alguien? ¿Recuerda la araña que vivía
en el arbusto junto a su ventana? Con el cuerpo naranja y
las patas verdes. La vio tejer una tela durante todo el
verano. Un día apareció un huevo en ella. El huevo
eclosionó.
Rachael: El huevo eclosionó.
Deckard: Y ....
Rachael: Salieron cientos de crías de araña que se la
comieron.
Deckard: Implantes! Esos no son sus recuerdos. Son los
de algún otro; los de la sobrina de Tyrell [ pausa ] Está
bien .... un mal chiste. He hecho un mal chiste. Usted no es
una replicante. Vállase a casa ¿De acuerdo? [ pausa ] No,
no, de veras, lo siento. Vállase a casa. [ pausa ] ¿Quiere
una copa? Le serviré una. Voy por ella.
[ Rachael mira la foto y la tira. Sale corriendo del
apartamento. Deckard recoge la foto y la observa ]
Deckard (voice-over): Tyrell hizo un buen trabajo con
Rachael. De una foto sacó una madre, que ella nunca tuvo,
y una hija que ella jamás fue. Se supone que los
replicantes no tienen sentimientos, y que tampoco los
tienen los blade runner. ¿Qué demonios me estaba
pasando? [ pausa ] Las fotos de Leon tenían que ser tan
falsas como las de Rachael. Yo no entendía por qué un
replicante coleccionaba fotografías. Quizá eran como
Rachael, necesitaban recuerdos.
[ Deckard sale al balcón y observa la ciudad ]
[ Corte. Aparece Pris en la entrada del apartamento de

Sebastian. Se sienta y se tapa con unos periódicos ]
[ Está lloviendo. Pasa el tiempo. Aparece Sebastian. Pris
se asusta, sale corriendo y tropieza con Sebastian ]
Pris: Uhhh... Ungh... Ungh...
Sebastian: Olvida usted el bolso.
Pris: Me he perdido.
Sebastian: Tranquila, no le voy a hacer daño. [ pausa ]
¿Cómo se llama?
Pris: Pris.
Sebastian: Yo J.F. Sebastian.
Pris: Hola.
Sebastian: Hola. ¿Adónde iba usted? ¿A casa?
Pris: No tengo casa. Nos hemos asustado mutuamente,
¿verdad?
Sebastian: Creo que sí.
[ Pris sonríe ]
Pris: Tengo hambre, J.F.
Sebastian: Ahí dentro tengo algo. ¿Quiere pasar?
Pris: Esperaba que lo dijera.
[ Pris y Sebastian entran en el edificio ]
Pris: ¿Vive usted solo en este edificio?
Sebastian: Sí, ahora vivo aquí solo. Aquí no hay carestía
de vivienda. Hay habitaciones para todos.
[ Pris tose ]
Sebastian: Cuidado con el agua.
Pris: Debe sentirse muy solo aquí, J.F.
Sebastian: Hmm .... En realidad no. Me construyo amigos.
Son juguetes. Mis amigos son juguetes. Los hago yo. Es
un hobby. Soy diseñador genético. ¿Sabe lo que es eso?
Pris: No.
Sebastian: Bueno .... Oh, pase.
[ Sebastian y Pris entran en el apartamento. Unas extrañas
criaturas les reciben ]
Sebastian: Ee-oo! Ya estoy en casa!
Kaiser y Bear: De nuevo en casa, qué bien! Buenas tardes
J.F.
Sebastian: Buenas tardes amigos.

[ Kaiser se da la vuelta y se va con paso militar. Tropieza.
Pris sonríe ]
Kaiser: Oooh!
Sebastian: Son mis amigos. Los hago yo. ¿Dónde están
sus parientes?
Pris: Soy una especie de huérfana.
Sebastian: Oh. ¿Y qué hay de sus amigos?
Pris: Tengo algunos, pero he de buscarlos. Mañana les diré
donde estoy.
Sebastian: ¿Quiere darme eso? Está empapada, ¿verdad?
[ Corte. Deckard observa sus fotos familiares mientras toca
el piano levemente ]
[ Deckard elige una de las fotos de Leon y la introduce en
el Esper para su análisis ]
Deckard: Ampliación 2-2-4 1-7-6. Ampliación. Alto.
Adelante. Alto. Avance a la derecha. Alto. Centrado y
retroceso. Alto. Desviación 45 a la derecha. Alto. Centrado.
Alto. Ampliación 34-36. A la derecha y retroceso. Alto.
Ampliación 34-36. Retroceso. Un momento, a la derecha.
Alto. Ampliación 57-19. Desviación 45 a la izquierda. Alto.
Ampliación 15 a 23. Quiero una copia impresa de eso.
[ Deckard obtiene un detalle impreso de la foto de Leon. En
él aparece una mujer ]
[ Corte. Las calles de Los Ángeles. Deckard investiga el
origen de la escama en un puesto ambulante oriental ]
Mujer Camboyana: Yo creo que sí.
Deckard: ¿Pescado?
Mujer Camboyana: Creo que es manufacturado. Buena
calidad. Un trabajo excelente. Está el número de serie del
fabricante: 990-6947-XB71. Interesante. No es pescado.
Escama de serpiente.
Deckard: ¿Serpiente?
Mujer Camboyana: Intenta con Abdul Ben-Hassan. Él ha
hecho esa serpiente.
[ Local de Abdul Ben-Hassan's ]
Deckard: ¿Abdul Hassan? Soy oficial de policía. Me
gustaría hacerle unas preguntas. Licencia para serpientes

artificiales XB71. ¿Es usted? Este trabajo es suyo ¿no? ¿A
quién se lo vendió?
Abdul: ¿Trabajo mío? No muchos podrían pagar tanta
calidad.
Deckard: ¿Cuantos?
Abdul: Muy pocos.
[ Deckard agarra a Abdul Ben-Hassan por el cuello ]
Deckard: ¿Quién? Escucha amigo ....
Abdul: Taffey Lewis, en el distrito cuarto, barrio chino.
Deckard: Eres un buen chico.
[ Local de Taffey Lewis ]
Deckard: Camarero! ¿Taffey Lewis?
[ El camarero señala a un hombre ]
Deckard: ¿Taffey? Me gustaría hacerle algunas preguntas.
[ Taffey está acompañado y pide estar solo para hablar con
Deckard ]
Taffey: Vete.
Deckard: ¿Le ha comprado alguna vez serpientes al
egipcio, Taffey?
Taffey: Claro, siempre amigo.
Deckard: ¿Ha visto alguna vez a esta mujer?
Taffey: Nunca la he visto. Lárgate.
Deckard: Sus papeles .... ¿están en regla?
Taffey: Eh, Langi, este hombre está seco. Dale una de
parte de la casa. ¿Vale?
[ Deckard llama a Rachael por videophone desde el local
de Taffey ]
Rachael: ¿Diga?
Deckard: Me han dejado plantado otras veces, pero nunca
cuando estaba siendo tan amable. Ahora estoy en un bar,
en el distrito cuarto. Es de un tal Taffey Lewis. ¿Por qué no
viene y tomamos una copa?
Rachael: Creo que no, Sr. Deckard. Ese lugar no es de mi
estilo.
Deckard: ¿Vamos a algún otro sitio?
[ Rachael cuelga a Deckard. El Videophone marca
"TOTAL CHARGE - $1.25" ]

Presentador: Damas y caballeros, Taffey Lewis presenta a
la señorita Salomé y la serpiente. Véanla gozar con la
serpiente que una vez corrompió al hombre.
[ Corte. Camerino de la señorita Salomé ]
Deckard: Perdone señorita Salomé. ¿Puedo hablar con
usted un momento? Soy de la Federación Americana de
Artistas de Variedades.
Zhora: ¿Ah, sí?
Deckard: No pretendo que se afilie, no señora. Ese no es
mi departamento. En realidad .... estoy en el comité
confidencial de abusos morales.
Zhora: ¿Comité de abusos morales?
Deckard: Sí, señora. Ha habido informes de que la
dirección de este local se toma ciertas libertades con los
artistas.
Zhora: Yo no sé nada de eso.
Deckard: ¿Se ha sentido explotada de alguna forma?
Zhora: ¿Qué quiere decir explotada?
Deckard: Bueno, al conseguir este trabajo, es decir, ¿hizo
usted o se le pidió que hiciera algo inmoral, ofensivo o
quizá repulsivo para con su persona?
[ Zhora sonríe ]
Zhora: ¿Habla usted en serio?
Deckard: Oh, sí. Me gustaría registrar su camerino, si me lo
permite.
Zhora: ¿Qué busca?
Deckard: Pues, eh, agujeros.
Zhora: ¿Agujeros?
Deckard: Bueno, se sorprendería de lo que es capaz de
hacer un tipo para echarle un vistazo a un cuerpo bonito.
Zhora: No me sorprendería.
Deckard: Hacen ... hacen pequeños agujeros en las
paredes para poder ver desnudarse a una mujer [ Pausa.
Zhora se ducha en presencia de Deckard ] ¿Esto es una
serpiente de verdad?
Zhora: No. ¿Cree que estaría trabajando en un número
como éste si tuviera que hacerlo con una serpiente de

verdad? [ Pausa ] Así que si alguien intenta explotarme ¿a
quién acudo?
Deckard: A mí.
Zhora: Es usted muy listo. Séqueme.
[ Repentinamente Zhora comienza a luchar. Golpea a
Deckard y sale huyendo. ]
[ Deckard se recupera y sale a perseguir a Zhora. Durante
la carrera Deckard se cruza con una gran diversidad de
personas que pululan por las abarrotadas calles ]
Hari Krishnas: Hari, Hari. Hari, Hari. Hari, Hari.
Semáforo parlante: Cruce ahora .... Cruce ahora .... Cruce
ahora .... Cruce ahora ....
Semáforo parlante: No cruce .... No cruce .... No cruce ....
No cruce ....
Deckard: Alto! Quítense de en medio!
[ Deckard dispara repetidas veces. Cámara lenta. Las
balas impactan en Zhora por la espalda. Ésta rompe los
cristales de una tienda antes de caer al suelo, toda
ensangrentada ]
Deckard (voice-over): El informe sería retirada rutinaria de
una replicante. Lo que no me haría sentir mejor que si le
hubiera disparado a una mujer de verdad por la espalda.
Podía sentir esa sensación en mi interior. Por ella. Por
Rachael.
[ Deckard se identifica ante unos policías ]
Deckard: Deckard. B-2-6 3-5-4.
Señal Sonora: Apártense .... Apártense .... Apártense ....
Apártense ....
[ Deckard compra una botella en un bar. Aparece Gaff ]
Tendera: Un momento. ¿Qué desea?
Deckard: Tsing tao. ¿Hay suficiente?
Tendera: Sí.
Gaff: Bryant.
Bryant: Deckard, tienes tan mal aspecto como esa
pellejuda a la que has dejado en la acera.
Deckard: Me voy a casa.
Bryant: Podrías aprender de este hombre, Gaff. Es una

maravillosa máquina de matar. Eso es lo que es. Aún
quedan cuatro. Vamos, Gaff, vámonos.
Deckard: Tres. Solo quedan tres.
Bryant: Son cuatro. Ahora está esa a la que descubriste en
la Tyrell Corporation, Rachael. Ha desaparecido, se
esfumó. Ni siquiera sabía que era una replicante. Tiene
algo que ver con un implante en el cerebro, dice Tyrell.
Vamos, Gaff. Bébete una por mí, amigo.
[ Corte. Deckard es sorprendido y empujado por Leon ]
Deckard: Leon!
Leon: ¿Qué edad tengo?
[ Deckard golpea a Leon sin éxito ]
Deckard: No lo sé.
[ Leon lanza a Deckard contra un muro ]
Leon: Nací el 2 de abril del 2017. ¿Cuánto voy a vivir?
Deckard: Cuatro años.
[ Leon vuelve a lanzar a Deckard contra otro muro.
Deckard saca su pistola pero Leon se la arrebata
velozmente ]
Leon: Más que tú!
[ Leon lanza un golpe a Deckard. Éste logra esquivarlo en
el último momento ]
Leon: Es penoso vivir con miedo, ¿verdad?
[ Leon golpea a Deckard ]
Leon: No hay nada peor que sentir picor y no poder
rascarse.
Deckard: Estoy de acuerdo.
[ Leon toma a Deckard por el cuello y le golpea
nuevamente ]
Leon: Espabila, es hora de morir!
[ Leon está preparado para hundir sus dedos en los ojos de
Deckard. Por detrás aparece Rachael que dispara a Leon ]
[ Corte. Apartamento de Deckard ]
Deckard: ¿Nerviosa? Yo también. No es agradable,
pero .... forma parte del trabajo.
Rachael: Yo no estoy en ese trabajo. [ Pausa ] Yo soy ese
trabajo.

[ Deckard entra en la cocina. Desnuda su pecho y enjuaga
su ensangrentada boca ]
Rachael: ¿Y si me fuera al norte? Si desapareciera.
¿Vendrías tras de mí? ¿Me darías caza?
Deckard: No. No lo haría. Te debo la vida. Pero, puede ....
que alguien lo hiciera.
Rachael: Deckard, tú conoces mis expedientes. La fecha
de nacimiento, la longevidad, esas cosas. ¿Los has visto?
Deckard: Están archivados.
Rachael: Pero, tú eres policía.
Deckard: Yo .... no los he visto.
Rachael: Oye, ese test vuestro de Voight Kampff .... ¿Te lo
has hecho a ti mismo alguna vez?
Rachael: ¿Deckard?
[ Deckard descansa levemente en el sofá. Rachael se
sienta al piano y empieza a tocar suavemente ]
Deckard: Soñaba con música.
Rachael: No sabía si podría tocar. Recuerdo las lecciones.
No sé si soy yo o la sobrina de Tyrell.
Deckard: Tocas muy bien.
[ Deckard acaricia a Rachael. Ésta sale corriendo del
apartamento. Deckard la detiene bruscamente y la besa
varias veces ]
Deckard: Ahora, bésame.
Rachael: No puedo fiarme de mi memoria.
Deckard: Dime que te bese.
Rachael: Bésame.
Deckard: Te deseo.
Rachael: Te deseo.
Deckard: Otra vez.
Rachael: Te deseo. Pon tus manos sobre mí.
[ Corte. Apartamento de Sebastian. Pris se maquilla
mientras observa las cosas de Sebastian ]
Sebastian: ¿Qué estás haciendo?
Pris: Lo siento, sólo miraba.
Sebastian: Oh.
Pris: ¿Qué aspecto tengo?

Sebastian: Mucho mejor.
Pris: ¿Sólo mejor?
Sebastian: Bueno, estás preciosa.
Pris: Gracias.
Pris: ¿Qué edad tienes?
Sebastian: 25.
Pris: ¿Cuál es el problema?
Sebastian: Síndrome de Methuselah.
Pris: ¿Qué es eso?
Sebastian: Mis glándulas. Envejecen demasiado deprisa.
Pris: ¿Por eso estás aún en la Tierra?
Sebastian: Sí. No pasaría el examen médico. De todas
formas esto me gusta.
Pris: A mí me gusta tu forma de ser. Hola Roy!
[ Aparece Roy Batty ante la sorpresa de Sebastian ]
Roy: Hola. Vaya, tiene unos juguetes muy bonitos.
Pris: Este es el amigo del que te he hablado. Este es mi
salvador, J. F. Sebastian.
Roy: Sebastian .... me gusta los hombres que echan
raíces. Vive usted aquí solo, ¿verdad?
Sebastian: Sí.
[ Roy besa a Pris ]
Sebastian: ¿Qué les parece si desayunamos? Iba a
preparar algo. Perdón.
Pris: ¿Y bien?
Roy: Leon
Pris: ¿Qué ha ocurrido?
Roy: Ah .... ahora solo quedamos dos.
Pris: Somos estúpidos y moriremos.
Roy: No, no moriremos.
[ Roy se acerca a la mesa de ajedrez. Mueve una pieza ]
Sebastian: No. El rey come a la reina, ¿lo ve? Un fallo.
Roy: ¿Por qué nos mira así, Sebastian?
Sebastian: Porque ustedes son diferentes. Tan perfectos.
Roy: Sí.
Sebastian: ¿De qué generación son?
Roy: Nexus 6.

Sebastian: Ahá, lo sabía, porque yo hago trabajos
genéticos para la Tyrell Corporation. Hay algo mío en
ustedes. Hagan una demostración.
Roy: ¿De qué?
Sebastian: Lo que sea.
Roy: No somos computadoras, Sebastian. Somos físicos.
Pris: Yo creo, Sebastian, que eso es lo que soy.
Roy: Muy bien, Pris. Muéstrale porqué.
[ Pris introduce su mano en el agua hirviendo y lanza unos
huevos a Sebastian ]
[ Sebastian los toma al aire quemándose las manos. Roy
sonríe ]
Roy: Tenemos mucho en común.
Sebastian: ¿Qué quiere decir?
Roy: Problemas similares.
Pris: Envejecimiento acelerado.
Sebastian: Yo no sé mucho de biomecánica, Roy, y me
gustaría saber ....
Roy: Si no lo descubrimos pronto a Pris no le queda mucha
vida. No podemos permitir eso. [ pausa ] ¿Es bueno?
Sebastian: ¿Quién?
Roy: Su oponente.
Sebastian: Ah, ¿el doctor Tyrell? Sólo le he ganado una
vez al ajedrez. Es un genio. Él les diseñó.
Roy: Quizás él podría ayudar.
Sebastian: Será un placer comentárselo. Sí.
Roy: Es mejor que le hable yo personalmente. Por lo que
he oído es un hombre difícil de ver.
Sebastian: Sí, mucho.
Roy: ¿Nos ayudará?
Sebastian: No puedo.
Pris: Te necesitamos Sebastian. Eres nuestro único amigo.
[ Roy bromea con unos ojos saltones de juguete ]
Roy: Nos alegramos de que nos encontrara.
Pris: No creo que haya otro ser humano en el mundo que
nos hubiera ayudado.
[ Pris besa a Sebastian ]

[ Corte. Mansión de Tyrell. Aparece Tyrell en su cama
revisando unos informes. Roy y Sebastian esperan en el
ascensor ]
Tyrell: 66.000 Prosser y Ankovich. Hmmm.. Contrato.
Contrato a ....
Computadora: Entrada. Un tal J.F. Sebastian 1-6-4-1-7.
Tyrell: ¿A estas horas? ¿Qué desea usted Sebastian?
Sebastian: Reina a alfil 6. Jaque.
Tyrell: Tonterías. Espere un momento. Reina a alfil 6.
Ridículo. Reina a alfil 6. Hmmm... Caballo por reina.
[ pausa ] ¿Qué pasa Sebastian? ¿En qué está pensando?
Roy: [ Susurrando a Sebastian ] Alfil a rey 7. Jaque.
Sebastian: Alfil a rey 7. Jaque mate.
Tyrell: Se le ha iluminado el cerebro, ¿eh? La leche y los
pasteles le mantienen despierto, ¿eh? Vamos a discutir
esto. Será mejor que suba Sebastian.
Sebastian: ¿Sr. Tyrell? He traído a un amigo.
Tyrell: Me sorprende que no hayas venido antes.
Roy: No es cosa fácil conocer a tu creador.
Tyrell: ¿Y qué puedo hacer yo por ti?
Roy: ¿Puede el creador reparar lo que ha hecho?
Tyrell: ¿Te gustaría ser modificado?
Roy: ¿Y quedarme aquí? [ pausa ] Pensaba en algo más
radical.
Tyrell: ¿Qué? .... ¿Qué es lo que te preocupa?
Roy: La muerte.
Tyrell: ¿La muerte? Me temo que eso está fuera de mi
jurisdicción, tú ....
Roy: Yo quiero vivir más, padre.
Tyrell: La vida es así. Hacer una alteración en el desarrollo
de un sistema orgánico de vida es fatal. Un programa
codificado no puede ser revisado una vez establecido.
Roy: ¿Por qué no?
Tyrell: Porque al segundo día de incubación, cualquier
célula que ha sido sometida a mutaciones de reversión
alcanza unas pautas de retroceso, como las ratas que
abandonan el barco, que va a hundirse, y luego el barco se

hunde.
Roy: ¿Qué hay de la recombinación EMS?
Tyrell: Ya lo hemos intentado. El Etil Metano Sulfato es un
agente alcalino y un poderoso mutante. Creaba un virus,
tan letal que el individuo moría antes de que acabara la
operación.
Roy: Entonces una proteína represora que bloquee las
células operantes ....
Tyrell: No impediría la duplicación, pero eso llevaría a un
error en la réplica que hace que la recién formada DNA
lleve consigo una mutación. Y así llegamos de nuevo al
virus. Pero, esto solo es teoría. Tú fuiste formado lo más
perfectamente posible.
Roy: Pero no para durar.
Tyrell: La luz que brilla con el doble de intensidad dura la
mitad de tiempo. Y tú has brillado con muchísima
intensidad, Roy. Mírate, eres el hijo pródigo. Eres todo un
premio.
Roy: He hecho cosas malas.
Tyrell: Y también cosas extraordinarias. Goza de tu tiempo.
Roy: No haré nada por lo que el dios de la biomecánica me
impida la entrada en su cielo.
[ Roy besa a Tyrell en la boca. Toma su cabeza entre sus
manos, aplasta su cráneo y hunde los pulgares en sus
ojos ]
[ Corte. Aparece Deckard dentro de su coche que está
aparcado en una oscura calle. Unos pequeños seres se
acercan ]
Vándalo 1: Jemand hat uns ein kleines Geschenk
dagelassen. [ En alemán: "Alguien nos ha dejado un
pequeño regalo." ]
Vándalo 2: Ist jemand drinnen? [ En alemán: "¿Hay alguien
dentro?" ]
Vándalo 3: Ich kann nichts sehen. Hey, warte bis die Bullen
weg sind! Hey, warte bis die Bullen weg [ En alemán: "No
veo nada. Hey, espera a que se marchen los policías.
Espera a que se marchen los policías. " ]

Bryant: El cuerpo encontrado junto a Tyrell corresponde a
un varón, 25 años, blanco, nombre Sebastian, J.F.
Sebastian, dirección Apartamentos Bradbury, distrito
noveno, teléfono 46751. Quiero que vayas allí.
[ Un Spinner de la policía se acerca por encima del coche
de Deckard ]
Policía: Este sector está cerrado al tráfico rodado. ¿Qué
está haciendo aquí?
Deckard: Trabajando, ¿y ustedes qué hacen?
Policía: Detenerle, eso es lo que voy a hacer.
Deckard: Soy Deckard, Blade Runner 2-6-3-5-4. Estoy
registrado y localizado.
Policía: Un momento, revisión. [ pausa ] Bien, revisado,
que se divierta.
[ Deckard llama al apartamento de Sebastian ]
Pris: ¿Diga?
Deckard: Hola, ¿está J.F.?
Pris: ¿Quién es?
Deckard: Soy Eddie, un viejo amigo de J.F.
[ Pris cuelga el teléfono ]
Deckard: Vaya forma de tratar a un amigo.
[ Deckard percibe que hay alguien sobre su coche y
acelera. El Vándalo cae al suelo con una caja ]
Vándalo 1: (So ein) Scheißkerl! [ En alemán: "Qué
cabrón!" ]
[ Los vándalos se pelean por la caja robada ]
Vándalo 2: Gib` das sofort her! Hau ab! [ En alemán: "
Dámelo! " ]
[ Deckard llega al apartamento de Sebastian. Sube
lentamente las escaleras pistola en mano. Abre la puerta.
Aparecen las criaturas de Sebastian ]
Kaiser y Bear: Buenas noches J.F., buenas noches J.F.
Kaiser: [ Da media vuelta y se marcha. Se golpea con la
pared ] Oooh!
[ Aparecen gran cantidad de ruidosos juguetes esparcidos
por todo el apartamento .... Deckard busca .... Descubre a
Pris oculta tras un velo. Pris ataca velozmente a Deckard

golpeándole en la cabeza. Intenta ahogarlo entre sus
piernas. Toma carrerilla para lanzar un golpe definitivo a
Deckard. Éste, a duras penas, logra disparar en el último
momento. Pris cae muerta. [ pausa ] Llega Roy. Deckard
se esconde y le dispara, aunque falla ]
Roy: No es muy limpio disparar contra un oponente
desarmado. Yo creí que se suponía que eras bueno. ¿No
eres tú el mejor? Vamos, Deckard, muéstrame de qué
estas hecho.
[ Roy rompe una pared y apresa la mano de Deckard ]
Roy: ¿Estás orgulloso de ti, hombrecito? Esto es por Zhora.
[ Roy disloca varios dedos de la mano de Deckard ]
Deckard: Arrggh!
Roy: Y esto por Pris.
Deckard: Arrgghh!
Roy: Vamos, Deckard. Estoy aquí, pero procura no fallar.
[ Deckard dispara alcanzando levemente a Roy ]
Roy: Eso no ha estado muy bien. Ahora me toca a mí. Te
voy a dar unos segundos antes de entrar. Uno, dos.
[ Deckard huye dentro del profundo apartamento. Roy se
acerca hasta donde yace Pris ] Tres, cuatro. Pris ....
[ Roy llora, aúlla y besa a Pris. Deckard se detiene en su
alocada huida para volver a colocarse correctamente los
dedos ]
Deckard: Arrghhh!
[ Roy aúlla fuertemente ]
Roy: [ canturreando ] Voy allá. [ pausa ] Deckard! Cuatro,
cinco. Aún sigues vivo! [ Roy corre y aúlla nuevamente ]
Puedo verte! [ La mano de Roy empieza a agarrotarse ]
Todavía no. No!
[ Roy percibe que su tiempo está terminando. Se muerde la
mano. Arranca un clavo de una viga y se lo atraviesa en la
palma ]
[ Roy rompe una pared con su cabeza. En la otra
habitación se encuentra Deckard ]
Roy: Será mejor que hullas o voy a tener que matarte. A
menos que estés vivo no puedes jugar, y si no juegas ....

[ Roy tose agotado. Deckard coge una barra de metal ]
Roy: Seis, siete. Ir al infierno, ir al cielo!
[ Deckard golpea a Roy con la barra ]
Roy: Ir al infierno! Bien, así me gusta.
[ Deckard sube a la azotea. Roy aúlla ]
Roy: Esto duele. Ha sido algo irracional. Sin mencionar el
comportamiento antideportivo. [ Roy se ríe al observar a
Deckard trepar hasta la azotea ] ¿Adónde vas?
[ Deckard llega a la azotea. Intenta saltar hasta otro edificio
pero se queda corto. Se mantiene suspendido de una viga
con el vacío bajo sus pies ]
[ Roy toma una paloma en su mano. Salta
prodigiosamente. Observa el sufrimiento de Deckard, a
punto de caer al vacío ]
Roy: Es toda una experiencia vivir con miedo, ¿verdad?
Eso es lo que significa ser esclavo.
[ Deckard cae, pero Roy logra sujetarlo en el último
momento. Le levanta en vilo y le deja sobre la azotea ]
Roy: Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar
naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar
en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos
esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas
en la lluvia. Es hora de morir.
[ Roy muere. Su mano libera a la paloma que sale volando
hacia el cielo ]
Deckard (voice-over): No sé por qué me salvó la vida.
Quizás en esos últimos momentos amaba la vida más de lo
que la había amado nunca. No solo su vida; la vida de
todos, mi vida. Todo lo que él quería eran las mismas
respuestas que todos buscamos; de dónde vengo, adónde
voy, cuánto tiempo me queda. Todo lo que yo podía hacer
era sentarme allí y verle morir.
Gaff: Ha hecho un buen trabajo señor. Supongo que ya
está acabado.
Deckard: He acabado.
Gaff: Lástima que ella no pueda vivir, pero ¿quién vive?
[ Corte. Apartamento de Deckard. La puerta está abierta ]

Deckard: ¿Rachael?, ¿Rachael?, ¿Rachael?
[ Deckard encuentra a Rachael durmiendo ]
Deckard: ¿Me quieres?
Rachael: Te quiero.
Deckard: ¿Confías en mí?
Rachael: Confío.
[ Deckard y Rachael salen del apartamento. Caminan hacia
el ascensor ]
Deckard: Rachael.
[ Rachael roza con su pie una pequeña figura. Deckard la
toma. Es un unicornio de origami ]
Gaff (recuerdo): Lástima que ella no pueda vivir, pero
¿quién vive?
[ Deckard y Rachael abandonan la ciudad en coche ]
Deckard (voice-over): Gaff había estado allí y la había
dejado vivir. Cuatro años creía él. Estaba equivocado.
Tyrell me había dicho que Rachael era especial. No tenía
fecha de terminación. Yo no sabía cuánto tiempo
estaríamos juntos. ¿Quién lo sabe?

-

INTERESANTES

¿QUIERES SALIR AQUI? ; ENLAZAME

-

Twitter

.

Etiquetas

h. p. lovecraft (122) relato (114) cuento (76) Stephen King (63) gotico (60) GIBRÁN KHALIL GIBRÁN (57) Robert Bloch (50) terror (48) lovecraft (46) guy de maupassant (44) Lord Dunsany (43) anne rice (39) horror (37) maupassant (37) scifi (35) Edgar Allan Poe (31) cuentos (28) ambrose bierce (27) Jorge Luis Borges (26) oscar wilde (26) los mitos de cthulhu (24) algernon blackwood (23) poema (23) ray bradbury (23) blood gothic (22) august derleth (21) dark (21) enlaces (21) 1ªparte (20) bloodgothic.blogspot.com (20) demonios (19) imagenes (19) poemas (19) 2ªparte (18) mario benedetti (18) vampiros (18) capitulo del necronomicon (17) h.p. lovecraft (17) poesia (17) relatos (16) Clark Ashton Smith (15) Horacio Quiroga (15) amanecer vudú (15) musica (15) alejandro dumas (14) becquer (13) blood (13) gothic (13) underground (13) Philip K. Dick (12) amor (12) charles dickens (12) fantasia (12) fredric brown (12) pulp (12) poe (11) EL BAR DEL INFIERNO (10) Howard Phillips Lovecraft (10) el vampiro (10) las mil y una noche (10) necronomicon (10) vampiro (10) Charles Bukowski (9) el hombre ilustrado (9) friedrich nietzsche (9) gibran khalil gibran (9) lilith (9) onirico (9) paul auster (9) subrealismo (9) terror onirico (9) victoriano (9) 2 (8) Andrés Díaz Sánchez (8) Fantasmagoría (8) Isaac Asimov (8) Lewis Carroll (8) Yukio Mishima (8) arte (8) cuento de amor (8) cuento gotico (8) diccionario (8) el extraño (8) fantasmas (8) franz kafka (8) king (8) psicodelicos (8) realidad (8) vamp (8) varios (8) videos (8) Bram Stoker (7) El Castillo de Otranto (7) Selección (7) autor novel (7) cthulhu (7) cuento corto (7) cuento onirico (7) demonologia (7) entrevista con el vampiro (7) guy (7) julio cortazar (7) mitos (7) novel (7) novela (7) oscuro (7) psi-ci (7) recopilacion (7) seleccion (7) sentimientos (7) shelley (7) tatuajes parlantes (7) un mundo feliz (7) 2ª parte (6) ALFRED BESTER (6) ANTON CHEJOV (6) Bestiario (6) Douglas Adams (6) LA VOZ DEL DIABLO (6) LAS BRUJAS DE MAYFAIR (6) RESIDENT EVIL (6) Rubén Darío (6) Selecciones (6) bukowsky (6) clive barker (6) crepusculo (6) cuento victoriano de amor (6) darknes (6) el paraiso perdido (6) el pasillo de la muerte (6) ficcion (6) john milton (6) la metamorfosis (6) mary (6) meyer stephenie (6) pandora (6) rammstein (6) ramsey campbell (6) realidad sucia (6) stephen (6) vampirismo (6) 3ªparte (5) ALEXANDRE DUMAS (5) ANGELES (5) ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA (5) Charles Nodier (5) En busca de la ciudad del sol poniente (5) Flores de las Tinieblas (5) Lord des Morte (5) Marqués de Sade (5) aire frio (5) al azif (5) angel oscuro (5) aventuras (5) charles bukowsky (5) dioses (5) el cazador de sueños (5) el ceremonial (5) el demonio de la peste (5) el horla (5) gotica (5) henry kuttner (5) la casa del pasado (5) la hermandad negra (5) lavey (5) leyendas (5) libros (5) links (5) relato corto (5) wikipedia (5) Aldous Huxley (4) BRIAN W. ALDISS (4) CUESTION DE ETIQUETA (4) Drácula (4) Dylan Thomas (4) EL BESO SINIESTRO (4) EL RUISEÑOR Y LA ROSA (4) EL templo (4) ENTRADAS (4) Edmond Hamilton (4) Federico García Lorca (4) Historias de fantasmas (4) LIBROS DE LA UNIDAD (4) LOS MISERABLES (4) Las Mil y Una Noches (4) Los Fantasmas (4) Los Versos Satánicos (4) Poemas vampíricos (4) Poul Anderson (4) Richard Matheson (4) Robert E. Howard (4) Rudyard Kipling (4) Una Voz En La Noche (4) William Hope Hodgson (4) allan (4) anime (4) anonimo (4) avatars (4) chuck palahniuk (4) citas (4) colleen gleason (4) comentario (4) cuento gotico-victoriano (4) cyberia (4) de lo mejor de paul auster (4) diablos (4) donde cruzan los brujos (4) edgar (4) el diablo (4) el retrato de dorian gray (4) el sabueso (4) el wendigo (4) espiritus (4) fantastico (4) frankestein (4) frases (4) galeria (4) goticos (4) hechizos (4) historias (4) infierno (4) jorge fondebrider (4) la ciudad sin nombre (4) la hermosa vampirizada (4) letra (4) licantropia (4) los amados muertos (4) mito (4) muerte (4) saga vampiros (4) salman rushdie (4) schahrazada (4) twilight (4) victor hugo (4) voces de oscuridad (4) 1984 (3) 3 (3) 666 (3) A n n e R i c e (3) A r m a n d (3) AL ABISMO DE CHICAGO (3) ALGO LLAMADO ENOCH (3) Al otro lado del umbral (3) Alejandro Dolina (3) Apariciones de un Ángel (3) Arthur Machen (3) BOB SHAW (3) Brian Lumley (3) CRONICAS VAMPIRICAS 2 (3) Corto de Animación (3) Dan Brown (3) Días de ocio en el Yann (3) E. Hoffmann Price (3) E. T. A. Hoffmann (3) EL DESAFÍO DEL MAS ALLÁ (3) EL FANTASMA DE CANTERVILLE (3) EL HORROR OCULTO (3) EL LADRON DE CUERPOS (3) EL TEMPLO DEL DESEO DE SATÁN (3) EL TIEMPO ES EL TRAIDOR (3) El Espectro (3) El Libro Negro (3) El espectro de madam Crowl (3) El morador de las tinieblas (3) El príncipe feliz (3) Emisario Errante (3) En la cripta (3) Frank Kafka (3) Fritz Leiber (3) Ghost in the Shell (3) Giovanni Papini (3) Gitanjali (3) Hombre con manías (3) J. Ramsey Campbell (3) JOSEPH PAYNE BRENNAN (3) John Stagg (3) Jr. (3) LA BIBLIOTECA DE BABEL (3) LA CONFESIÓN (3) LA EXTRAÑA CASA EN LA NIEBLA (3) LA IGLESIA DE HIGH STREET (3) LA MARCA DE LA BESTIA (3) LA RISA DEL VAMPIRO (3) LAS RUINAS CIRCULARES (3) La Jaula (3) La Trilogía de Nueva York (3) Mercenarios del Infierno (3) Miguel Hernández (3) Palomos Del Infierno (3) Pío Baroja (3) Rafael Alberti (3) Thanatopia (3) Théophile Gautier (3) Tomás Moro (3) Un Sueño en un Sueño (3) abraham merrit (3) alas rotas (3) alien (3) alquimia (3) amuletos (3) angeologia (3) antiguas brujerias (3) antologia (3) apocalipsis (3) biografia (3) cain (3) carrie (3) charles baudelaire (3) cronicas vampiricas (3) cuento victoriano (3) cuentos del siglo XIX (3) danza macabra (3) dark . gotico (3) david langford (3) de profundis (3) definicion (3) el abismo en el tiempo (3) el alquimista (3) el demonio en la tierra (3) el exorcista II (3) el libro negro de alsophocus (3) el loco (3) el mono (3) el sacrifico (3) el superviviente (3) el vampiro estelar (3) ensayo (3) escritor novel (3) exorcismo (3) fabula (3) fabulas (3) filosofia (3) frank b. long (3) goth (3) gotic (3) guion (3) helena petrovna blabatsky (3) himno al dolor (3) historias de terror (3) inquisicion (3) introduccion (3) john baines (3) john william polidori (3) justine (3) la casa maldita (3) la casa tellier (3) la ciudad de los muertos (3) la llamada de cthulhu (3) la sombra fuera del espacio (3) la tumba (3) las flores del mal (3) legion (3) leyenda (3) lisa tuttle (3) lo innombrable (3) locura (3) lord byron (3) los brujos hablan (3) los gatos de ulthar (3) luna sangrienta (3) mail (3) martín s. warnes (3) maturin (3) mein teil (3) melmoth el errabundo (3) milowishmasterfox (3) neorealismo (3) nombres (3) nombres demoniacos (3) oscuros (3) pacto de sangre (3) pensamientos (3) poemas en prosa (3) poesias (3) polaris (3) que viene el lobo (3) rabindranat tagore (3) ratas (3) rimas (3) roald dahl (3) robert silverberg (3) rosenrot (3) rostros de calabera (3) satanismo (3) snake (3) sueño (3) suicidas (3) teatro (3) the cure (3) vida (3) vudu (3) yveline samoris (3) Ángeles y demonios (3) 1 (2) 4ªparte (2) A. Bertram Chandler (2) ABANDONADO (2) ALBERT FISH (2) Akira (2) Alfonso Linares (2) Algunos Poemas a Lesbia (2) Antonio Gala (2) Aparicion (2) Astrophobos (2) Ayer... hace tanto tiempo (2) BETHMOORA (2) Blade Runner (2) Brad Steiger (2) C. M. EDDY (2) CELEPHAÏS (2) CHICKAMAUGA (2) CONFESIONES DE UN ARTISTA DE MIERDA (2) CORAZONADA (2) Carrera Inconclusa (2) Charon (2) Christian Jacq (2) Clarimonda (2) Cowboy Bebop (2) Cyberpunk (2) Cómo Ocurrió (2) E D G A R A L L A N P O E (2) E. F. Benson (2) EL ASESINO (2) EL BAUTISMO (2) EL BESO (2) EL CABALLERO (2) EL CENTRO DEL INFIERNO (2) EL DESIERTO (2) EL DIABLO EN EL CAMPANARIO (2) EL EXORCISTA (2) EL FANTASMA Y EL ENSALMADOR (2) EL GOLEM (2) EL GRITO DEL MUERTO (2) EL JARDÍN DEL PROFETA (2) EL OTRO YO (2) EL PISO DE CRISTAL (2) EL PRESUPUESTO (2) EL RETRATO DE ROSE MADDER (2) EL SÉPTIMO CONJURO (2) EL VAGABUNDO (2) EL ÁRBOL (2) Ecos (2) El Conde de Montecristo (2) El Cuerno Del Horror (2) El Dr. Jekyll y Mr. Hyde (2) El Funeral de John Mortonson (2) El Hombre De Arena (2) El Monte de las Ánimas (2) El Puñal (2) El Que Cierra El Camino (2) El Sacrificio (2) El Tulipán Negro (2) El Valle Perdido (2) El Visitante Y Otras Historias (2) El artista del hambre (2) El ciclo del hombre lobo (2) El clérigo malvado (2) El gato del infierno (2) El gato negro (2) El homúnculo (2) El legado (2) El miedo (2) El rapto de la Bella Durmiente (2) El saber mágico en el Antiguo Egipto (2) El árbol de la colina (2) Elogio de la locura (2) En la noche de los tiempos (2) Estirpe de la cripta (2) Fuera de Aquí (2) GUARDIANES DEL TIEMPO (2) GUSTAVO ADOLFO BECQUER (2) Gustav Meyrink (2) H. Barlow (2) H.P.Lovecraft (2) HERMANN HESSE (2) Harlan Ellison (2) Hasta en los Mares (2) Historia (2) Historia Del Necronomicon (2) Historia de fantasmas (2) Hocus Pocus (2) ICARO DE LAS TINIEBLAS (2) INTERNET (2) JUANA INES DE LA CRUZ (2) Jack Vance (2) John Sheridan Le Fanu (2) José Luis Velarde (2) Kurt Vonnegut (2) LA BIBLIA SATANICA (2) LA BÚSQUEDA (2) LA CAIDA DE BABBULKUND (2) LA DECLARACIÓN DE RANDOLPH CARTER (2) LA FARSA (2) LA LOTERÍA DE BABILONIA (2) LA MUERTA ENAMORADA (2) LA MUERTE (2) LA MUSA DE HYPERBOREA (2) LA PERLA (2) LAS LEGIONES DE LA TUMBA (2) LESTAT EL VAMPIRO (2) LOS VERSOS SATANICOS (2) La Bestia en la Cueva (2) La Calle (2) La Casa de la Pesadilla (2) La Habitación Cerrada (2) La Monja Sangrienta (2) La Tortura de la Esperanza (2) La Verdad (2) La chica más guapa de la ciudad (2) La conspiración Umbrella (2) La marquesa de Gange (2) La noche de los feos (2) La pasión turca (2) Letras (2) Los Sueños de la Casa de la Bruja (2) Los crímenes que conmovieron al mundo (2) Los ojos de la momia (2) Los reyes malditos (2) Los tres mosqueteros (2) MAGOS (2) MARIO BENEDETTI - LA MUERTE (2) MINORITY REPORT (2) MOBY DICK (2) MUJERES (2) Mark Twain (2) Morella (2) Narrativa gótica (2) No hay camino al paraíso (2) PABLO NERUDA (2) POPSY (2) PUNTERO IZQUIERDO (2) R. L. Stevenson (2) RADIO FUTURA (2) ROSTRO DE CALAVERA (2) Rabindranath Tagore (2) Retornos de una sombra maldita (2) Robert A. Heinlein (2) SAMAEL AUN WEOR (2) SATANAS (2) SU VIDA YA NO ES COMO ANTES (2) SUPERVIVIENTE (2) Sherry Hansen Steiger (2) The Last Vampire (2) Thomas M. Disch (2) UN DÍA DE CAMPO (2) UTOPIA (2) Un habitante de Carcosa (2) Un juguete para Juliette (2) Una mujer sin importancia (2) Una tienda en Go-by Street (2) V.O. (2) VELANDO EL CADÁVER (2) Vida después de la Muerte (2) Vida y Muerte (2) Villiers de L'Isle-Adam (2) Vinum Sabbati (2) YO CRISTINA F. (2) a la puta que se llevó mis poemas (2) a las aguas (2) a un general (2) agonico (2) al amor de mi vida (2) aladino (2) alaide floppa (2) alas nocturnas (2) albunes (2) alexandre (2) amistad (2) andres diaz sanchez (2) angel de la muerte (2) animas y fantasmas (2) anime-blood (2) antonio machado (2) apocaliptico (2) arena y espuma (2) arthur c. clarke (2) asesinato (2) baudelaire (2) bequer (2) blancanieves (2) brujas (2) busqueda (2) c. m. eddy jr. (2) cabala (2) capitulo suelto (2) caronte (2) castigo (2) catolico (2) cementerios (2) ciberespacio (2) ciberpunk (2) cielo (2) ciudad de cristal (2) ciudad vampiro (2) coleccion (2) colette gothic darknes (2) comics (2) computadora (2) conjuros (2) cortos (2) costazar (2) creepwar.gotico (2) cria cuervos (2) cruelmente romantica (2) cuento amor (2) cuentos coliniales de terror (2) cuentos cortos (2) cuentos de canterbury (2) cuentos de un soñador (2) cumbres borrascosas (2) dagon (2) death (2) demonio (2) depeche mode (2) diagnostico de muerte (2) dios (2) disciplinas de vampiro (2) dolor (2) don juan (2) dracula (2) e l v a m p i r o (2) ecce homo (2) el (2) el abismo (2) el anticristo (2) el arbol de la vida (2) el caballero de la maison rouge (2) el canibal de rotenburgo (2) el caos reptante (2) el club de la lucha (2) el club de los suicidas (2) el coche del diablo (2) el disco (2) el dueño de rampling gate (2) el elixir de larga vida (2) el entierro (2) el espectro del novio (2) el evangelio de los vampiros (2) el fabricante de ataúdes (2) el fantasma de la opera (2) el gran inquisidor (2) el hijo (2) el jinete en el cielo (2) el joven lovecraft (2) el palacio de la luna (2) el pantano de la luna (2) el profeta (2) el signo (2) ellinson (2) elogio de tu cuerpo (2) emily bronte (2) entendimiento (2) entre sueños (2) epistola (2) escritor (2) espacio (2) esperanza (2) esquizofrenia (2) eva (2) fin (2) fiodor dostoiesvski (2) fobia (2) fragmentos del necronomicon (2) frankenstein (2) g. a. becquer (2) gabriel garcia marquez (2) genesis (2) gothic darknes (2) gracia torres (2) guerra (2) guillotina (2) h. (2) hada (2) harry harrison (2) hazel heald (2) hechizo (2) herman hesse (2) historia / ficcion (2) historia real (2) hombre-lobo (2) honore de balzac (2) horror en el museo (2) indice (2) ingles (2) intriga (2) introductoria (2) italo calvino (2) juego (2) juguemos a los venenos (2) kafka (2) kir fenix (2) la carta robada (2) la catedra de lucifer (2) la cosa en el dormitorio (2) la creacion (2) la cruz del diablo (2) la dama de las camelias (2) la habitacion cerrada (2) la hoya de las brujas (2) la imagen de la muerte (2) la maquina de follar (2) la muerte y la condesa (2) la noche boca arriba (2) la novia del hombre caballo (2) la piedra negra (2) la torre oscura (2) lacrimosa (2) leyes (2) lhiliht (2) libro (2) literatura (2) los habitantes del pozo (2) los otros dioses (2) los perros de tindalos (2) los zuecos (2) m. r. james (2) milady (2) miskatonic (2) misterio (2) morfina (2) morgue (2) mp3 (2) music (2) mª. covadonga mendoza (2) narracion ocultista (2) nobel (2) noir (2) nota (2) notas (2) nuestros primos lejanos (2) nuevas cronicas vampiricas (2) occidente (2) ocultismo (2) on-line (2) oriente (2) orson scott card (2) p. (2) paris (2) paulo coelho (2) pecados (2) peter blatty (2) poderes (2) primigenio (2) prometeo (2) prosas luciferinas (2) psico (2) r.l. stevenson (2) reglas (2) relato amor (2) religion-ficcion (2) reliquia de un mundo olvidado (2) revelacion (2) revolucion francesa (2) ritual (2) rituales (2) robert a. lowndes (2) robert louis stevensont (2) roger zelazny (2) roll (2) romancero gitano (2) romanticismo (2) rpg (2) saki (2) sangre (2) serie cronicas vampiricas gardella (2) simbolismo (2) suicidio (2) sumario (2) surrealismo (2) taisha abelar (2) tetrico (2) the best (2) tragedia (2) traidor (2) un dia en el confin del mundo (2) una cruz de siglos (2) varios autores (2) varios cuentos (2) vaticano (2) video (2) violin (2) vistoriano (2) washington irving (2) willian blatty (2) ¿QUO VADIS? (2) ÁNGELES IGNORANTES (2) Ángela (2) "Vivo sin vivir en mí" (1) (1515-1582) (1) (1816) (1) (1934) (1) + y - (1) -- ANONIMO (1) -- EL HORROR DE DUNWICH (1) . EL PROFETA ERMITAÑO (1) . LA SANTA COMPAÑA . (1) . La locura del mar (1) . Luis Cernuda (1) . VENOM (1) .El Club del Ataúd. (1) .ecunemico (1) .rar (1) 100 (1) 13 fantasmas (1) 17THIS SECRET HAS TO BE KEPT by you from anyone else (1) 1809-1849 (1) 1810 (1) 1812 (1) 1862 (1) 1918/19 (1) 1939-1941? (1) 1ª parte (1) 1ªmujer (1) (1) 26 CUENTOS PARA PENSAR (1) 2parte (1) 2ª Serie (1) (1) 2ºlibro (1) 2ºlibro de nuevas cronicas vampiricas (1) 334 (1) 360º (1) 3:47 a.m. (1) 4 (1) 5 (1) 6 (1) 7 pecados capitales (1) 84 de charing cross road (1) (1) 9000 años (1) A LA ESPERA (1) A M B R O S E B I E R C E (1) A imagen y semejanza (1) A restos.. de ti (1) A través de la puerta de la llave de plata (1) A través de las puertas de la llave de plata (1) A. E. VAN VOGT (1) A. MERRIT (1) A. Merritt (1) A.R. Ammons (1) A: lord Alfred Douglas (1) ABAJO (1) ABONO PARA EL JARDÍN (1) ABUELITO (1) ACERO -- Richard Matheson (1) ADEFESIA (1) AGENTE DEL CAOS (1) AL MAGNIFICO LORENZO DE MÉDECIS (1) AL OTRO LADO (1) ALGUIEN ME APRECIA AHÍ ARRIBA (1) ALGÚN QUE OTRO ANIMAL (1) ALMAS EN PENA (1) AMADEO KNODLSEDER (1) AMANECER EN MERCURIO (1) AMANECER VUDU (1) AMBROSE GWINET BIERCE (1) AMERICAN ZOMBIE (1) AMOR Y ODIO (1) ANDREA SOL (1) ANGEL DE LUZ (1) ANIUTA (1) ANTES DEL ESPECTÁCULO (1) APARECIÓ CAÍN (1) APRENDED GEOMETRIA (1) AQUEL VIEJO (1) ARMAGEDON Fredric Brown (1) ARTHUR JERMYN (1) ASESINOS SATÁNICOS (1) AYER (1) Abraham Merritt (1) Abraza la oscuridad (1) Acorralado (1) Ad Lucem (1) Adam Kadmon (1) Adan (1) Adiós al siglo XX (1) Adolf Hitler (1) Afuera (1) Agatha Christie (1) Ahmad Ibn Ata'Illah (1) Alan Barclay (1) Albertina desaparecida (1) Alejandro Pushkin (1) Alejo Carpentier (1) Aleksandr Nikoalevich Afanasiev (1) Aleksandr Pushkin (1) Alfred E. Van Vogt (1) Alfred Elton van Vogt (1) Algernoon Blackwood (1) Alien earth (1) Amityville (1) Ana María Matute (1) Anatoli Dneprov (1) Andrei Chikatilo (1) Andrógino (1) Animismo (1) Anne Brontë (1) Another Google Bot (1) Antiguas brujerías (1) Antipoemas (1) Antología (1) Anubis (1) Anónimo (1) Appleseed (1) Aramis (1) Arcipreste de Hita (1) Armand (1) Asesinado Al Pie De Un Altar Vudú (1) Asimov (1) Atentamente suyo Jack el Destripador (1) Atentamente suyo. Jack el Destripador (1) Athos (1) August W. Derleth (1) Auguste Villiers de l'lsle‑Adam (1) Augusto Monterroso (1) Augustus Hare (1) Autobiografía (1) Auténtico Amor (1) Ayuda Alienígena (1) BAJO LAS PIRÁMIDES H. P. LOVECRAFT (1) BARBA AZUL (1) BERTA (1) BLANCO Y AZUL (1) BOCCACCIO (1) BOITELLE (1) BOLA DE SEBO (1) Bacarat (1) Balada nupcial (1) Barry Longyear (1) Battle Angel Alita (1) Bibliografía (1) Biblioteca (1) Boogiepop Phamtom (1) Breve comentario sobre la esquizofrenia (1) Bruce Sterling (1) Bubblegum Crisis (1) C. L. MOORE (1) C. S. Lewis (1) C.L. Moore (1) CABEZA DE CONO (1) CANCIÓN DE AMOR (1) CANTOS DE VIDA Y ESPERANZA (1) CARTA A UN FÉNIX (1) CARTA DE UN LOCO (1) CARTAS (1) CASTIGOS (1) CEREMONIAL (1) CHARLES PERRAULT (1) CHERTOGON (1) CIBER-DARK (1) COCAINA (1) COCO.COCO. COCO FRESCO (1) COMO PARA CONFUNDIRSE (1) COMPLICIDAD PREVIA AL HECHO (1) CON DIOS (1) CONFESIONES DE UNA MUJER (1) CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DE 1978 (1) CONVERSIONES (1) COPLAS A LA MUERTE DE SU PADRE (1) CORTÁZAR (1) COTO DE CAZA (1) CRONICAS VAMPÍRICAS 2 (1) CRÍTICA AL CRISTIANISMO Y A LA SOCIEDAD (1) CUADERNO HALLADO EN UNA CASA DESHABITADA (1) CUENTOS DE AMOR. DE LOCURA Y DE MUERTE (1) CUERPO Y ALMA (1) Cabeza de Lobo (1) Camilo José Cela (1) Canaan negro (1) Canción del pirata (1) Cannibal Corpse (1) Canon Pali (1) Carmilla (1) Carolina (1) Cartas Desde La Tierra (1) Casi Extinguidos (1) Catastrofe Aerea (1) Catherine Crowe (1) Catulo (1) Charles Dickens El guardavías (1) Charles Grant (1) Charles Nightingale (1) Chaugnar Faugn (1) Chica gótica (1) Chitterton House (1) Chris Chesley (1) Christopher Marlowe (1) Ciencia Ficción (1) Cine (1) Claudia (1) Colección (1) Conan (1) Conoce la Ciudad Gótica en 3D (1) Conología de la caza de hackers (1) Conquístate a ti mismo y conquistarás al mundo (1) Conversación (1) Corazones Perdidos (1) Corman (1) Cosas Zenna Henderson (1) Crom (1) Crumtuar y la Diosa (1) Cría cuervos (1) Cuando los cementerios son una atracción (1) Cuarta parte (1) Cynthia Asquith (1) CÁTULO (1) Cómo mueren los mitos (1) D'Artagnan (1) DAGÓN (1) DANTE ALIGHIERI (1) DE COMO EL Dr. JOB PAUPERSUM LE TRAJO ROSAS ROJAS A SU HIJA (1) DE COMO LLEGO EL ENEMIGO A THULNRANA (1) DE SADE (1) DECAMERON (1) DEL MÁS ALLÁ (1) DELENDA EST... (1) DESPERTARES (1) DIABLO (1) DICCIONARIO DE ÁNGELES (1) DICCIONARIO DEL DIABLO (1) DIÁLOGO SOBRE LA PENA CAPITAL (1) DOBLE CREER (1) DOS POEMAS (1) DOS SERES IGUALES (1) Dan Brown Ángeles y demonios (1) Dark Gotico (1) Dark Icarus (1) David F. Bischoff (1) De guardia (1) Death Fails (1) Del toro (1) Demonios babilónicos (1) Demoníacos (1) Dennis Etchison (1) Dentro de mí (1) Deportacion (1) Depresión (1) Der Vampir (1) Derek Rutherford (1) Descargo de responsabilidad (1) Desde Lugares Sombríos (1) Desert Punk (1) Diagnóstico de Muerte (1) Diccionario De Relaciones Y Sexo (1) Diccionario de Símbología (1) Donde habite el olvido XII (1) Douglas Rushkoff (1) Dr. Bloodmoney (1) Duelo (1) Dulces para esa dulzura (1) E L E N T I E R R O P R E M A T U R O (1) E L E N T I E R R O P R E M A T U R O (1) E L A N T I C R I S T O (1) E-volution (1) E. M. Johnson (1) E.F.Benson (1) E.T.A. Hoffmann (1) EL ABONADO (1) EL ABUELO ASESINO (1) EL ALEPH (1) EL ALEPH ficcion (1) EL ALMOHADON DE PLUMAS (1) EL ARISTÓCRATA SOLTERÓN (1) EL ARMARIO (1) EL ARO (1) EL ASESINATO DE DIOS (1) EL BARON DE GROGZWIG (1) EL BARRILITO (1) EL BICHO DE BELHOMME (1) EL BIGOTE (1) EL CARDENAL NAPELLUS (1) EL CETRO (1) EL CLUB DE LUCHA (1) EL CONDE DE MONTECRISTO II (1) EL CONDE DE MOTECRISTO (1) EL CONDUCTOR DEL RAPIDO (1) EL COTTAGE DE LANDOR (1) EL CRIMEN DE LORD ARTHUR SAVILLE (1) EL CRIMINAL Y EL DETECTIVE (1) EL CUENTO FINAL DE TODOS LOS CUENTOS (1) EL DEMONIO DE LA PERVERSIDAD (1) EL DIENTE DE BALLENA (1) EL DIOS SIN CARA (1) EL DUEÑO DE RAMPLING GATE (1) EL ERMITAÑO (1) EL FINAL (1) EL FLASH (1) EL FRUTO DE LA TUMBA (1) EL GATO Y EL RATÓN (1) EL GRABADO EN LA CASA H. P. LOVECRAFT (1) EL GRAN GRIMORIO (1) EL HOMBRE DE LA CALAVERA (1) EL HURKLE ES UN ANIMAL FELIZ (1) EL INCORREGIBLE BUITRE DE LOS ALPES (1) EL JOVEN GOODMAN BROWN (1) EL JUEGO DE LOS GRILLOS (1) EL JUEGO DE PELOTA EN RAMTAPUR (1) EL LIBRO DE LO INCREÍBLE (1) EL LIBRO DE LOS SERES IMAGINARIOS (1) EL MATRIMONIO DEL CIELO Y EL INFIERNO (1) EL MESMERISMO (1) EL METRONOMO (1) EL MUNDO AVATAR: ANDY WARHOL (1) EL NECRONOMICON (1) EL NUMERO QUE SE HA ALCANZADO (1) EL OJO SIN PARPADO (1) EL ORACULO DE SADOQUA (1) EL ORINAL FLORIDO (1) EL ORO (1) EL OTRO VAGABUNDO (1) EL PESCADOR DEL CABO DEL HALCON (1) EL PRECURSOR (1) EL REGRESO (1) EL RELÁMPAGO (1) EL REY (1) EL REY DE HIERRO (1) EL ROBLE HA CAÍDO (1) EL RÍO (1) EL SEXO FRIO (1) EL SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO (1) EL SUEÑO DEL REY KARNA-VOOTRA (1) EL SUSURRADOR EN LA OSCURIDAD (1) EL TRUEQUE (1) EL USURPADOR DE CADAVERES (1) EL VALLE DE LOS DIOSES (1) EL VAMPIRO ARMAND (1) EL VAMPIRO ARMAND (1) EL VENGADOR DE PERDONDARIS (1) EL VIUDO TURMORE (1) EL ZOPILOTE (1) EL _ ALEPH (1) EL cantar del exangel (1) EL ÚLTIMO EXPERTO (1) ELIGE TU DESTINO (1) ELISA BROWN (1) EN EL BOSQUE DE VILLEFERE (1) EN EL CREPUSCULO (1) EN ESTADO LATENTE (1) EN LA FERIA (1) EN ZOTHIQUE (1) Eco (1) Edad Media (1) Edgar Allan Poe El Cuervo (1) Edward Bulwer-Lytton (1) Edward Lucas White (1) El Almohadón de Plumas (1) El Arte de la Estrategia (1) El Asirio (1) El BAR II (1) El Barril de Amontillado (1) El Boogie Del Cementerio (1) El Borametz (1) El Buque Fantasma (1) El Carbunclo Azul (1) El Caso de los Niños Deshidratados (1) El Centinela (1) El Clan De Los Parricidas (1) El Club del Ataúd (1) El Corsario (1) El Crimen Invisible (1) El Cuarto en la Torre (1) El Dios de los Brujos (1) El Dios-Monstruo De Mamurth (1) El Dragón (1) El Eclipse (1) El Espejo De Nitocris (1) El Gigante Egoista (1) El Gris Gris En El Escalón De Su Puerta Le Volvió Loco (1) El Haschich (1) El Hombre Del Haschisch (1) El Hombre que Soñó (1) El Hueco (1) El Mago de Oz (1) El Mensajero de la Muerte (1) El Misterio del Mary Celeste (1) El Nuevo Acelerador (1) El Nuevo Acelerador Herbert George Wells. (1) El Príncipe (1) El Regalo de los Terrestres (1) El Rey Estelar (1) El Ritual (1) El Ruido de un Trueno (1) El Sacerdote Y Su Amor (1) El Signo Amarillo (1) El Underground digital (1) El Vengador de Perdóndaris (1) El Violador de la Moto (1) El Visitante Y Otras Historias Dylan Thomas (1) El Yoga (1) El amor de mi vida (1) El aprendiz de brujo. (1) El armonizador (1) El cadillac de Dolan (1) El camaleón (1) El campamento del perro (1) El cartero del rey (1) El caso de Charles Dexter Ward (1) El cuarto de goma (1) El demonio en Ceirno (1) El duque de L'Omelette (1) El espejo de Ko Hung (1) El extraño vuelo de Richard Clayton (1) El francotirador cazado (1) El grimorio del papa Honorio (1) El guardián entre el centeno (1) El horror del montículo (1) El informe del inspector Legrasse (1) El jardín de Adompha (1) El jardín del tiempo (1) El judío errante (1) El judío errante.Thomas M. Disch (1) El mal de la muerte (1) El muchacho que escribia poesia (1) El mundo que ella deseaba (1) El pararrayos (1) El pecado de Hyacinth Peuch (1) El perfume (1) El pescador del Cabo del Halcón (1) El pescador y su alma (1) El puñal del godo (1) El que acecha en la oscuridad (1) El que susurraba en las tinieblas (1) El roble de Bill (1) El sexo y yo (1) El soldado y la muerte (1) El telar (1) El terror volvió a Hollywood (1) El Árbol de las Brujas (1) El árbol de la buena muerte (1) El árbol de oro (1) El último sueño del viejo roble (Cuento de Navidad) (1) Eliphas Lévi (1) Ellen Schreiber (1) Empirismo (1) En donde suben y bajan las mareas (1) En el Calor de la Noche (1) En persona (1) Ensayo al viejo estilo (1) Erasmo de Rotterdam (1) Erecciones (1) Eres tan bella como una flor (1) Ergo Proxy (1) Eric Frank Russell (1) Eric Lavín (1) Escéptico (1) Ese Gran simulacro (1) Esoterismo (1) Esta noche se rebelan las estrellas (1) Estilo gótico (1) Exhibiciones (1) Eyaculaciones (1) F R I E D R I C H N I E T Z S C H E (1) FABULAS Y SIMBOLOS (1) FBI (1) FEMINISTAS (1) FESTIVAL DEL TESTÍCULO (1) FICCIONES (1) FLUYAN MIS LÁGRIMAS DIJO EL POLICÍA (1) FRANCIS MARION CRAWFORD (1) FRANK BELKNAP L. (1) FRASES DE POLÍTICOS (1) FREDIE MERCURY (1) FUERA DE ESTE MUNDO (1) Factotum (1) Fahrenheit 451 (1) Farenheit 451 (1) Feuerräder (1) Fiel amigo (1) Flautistas en el bosque (1) Fondo Monetario (1) Frank Belknap Long (1) Frankenstein o el moderno Prometeo (1) Franz Harttmann (1) Fred Saberhagen (1) Frederick Marryat (1) Frederick pohl (1) Freud (1) Fruto negro (1) Fuego Brillante (1) Fuego infernal (1) G. A. BEQUER (1) GENTE REUNIDA (1) GIBRÁN KHALIL GIBRÁN LADY RUTH (1) GIGANTE (1) GITANO (1) GOTHICPUNK (1) GUARDIANES DEL TIEMPO EXTRAÑOS TERRÍCOLAS ORBITA ILIMITADA ONDA CEREBRAL UN MUNDO EN EL CREPUSCULO (1) GUERRA DE ALADOS (1) GUIA DEL AUTOESTOPISTA GALACTICO (1) Gardner F. Fox (1) Gastón (1) Gauguin (1) Geoffrey Chaucer (1) George Berkeley (1) George Gordon Byron (1) George Langelaan (1) George Orwell (1) Ghost lover (1) Gilbert Thomas (1) Gordon Leigh Bromley (1) Gottfried Benn (1) Greg Egan (1) Grimoires (1) Guión para Alíen III (1) Gustave Flaubert (1) Génesis (1) Gómez (1) H. G. WELLS (1) H. P. Lovecraft LA BÚSQUEDA DE IRANON (1) H. P. Lovercraft (1) H.P.Lovecraft y E. Hoffmann Price (1) HAN CAIDO LOS DOS (1) HECHIZOS DE AMOR (1) HERBERT WEST (1) HIJO DE LA LUNA (1) HIPNOS (1) HISTORIA DE MAR Y TIERRA (1) HISTORIA DEL ENDEMONIADO PACHECO (1) HISTORIA DEL JOVEN DE LAS TARTAS DE CREMA (1) HISTORIA DEL MANDADERO (1) HISTORIA GÓTICA (1) HISTORIA PRODIGIOSA DE LA CIUDAD DE BRONCE (1) HOMBRES y DRAGONES (1) HOY Y MAÑANA (1) Hasta donde mueran los sentimientos (1) Hay Tigres (1) Hector G. Oesterheld (1) Heinrich August Ossenfelder (1) Hell-fire 1956 (1) Herbert George Wells. (1) Herman Melville (1) Hierba gatera (1) Historia Del Necronomicon H. P. Lovecraft (1) Historia de un muerto contada por él mismo (1) Historia de una demonización. (1) Horace Walpole (1) Howard Fast (1) Howard P. Lovecraft (1) Howard Philip Lovecraft (1) Héctor Álvarez (1) Híbrido (1) II parte (1) III (1) III parte (1) IMAGEN DE TU HUELLA (1) IMAGINE (1) IMÁGENES MALDITAS (1) INDICE MIO CID (1) Ideas (1) Ilusionismo (1) Inanna (1) Intento (1) Investigador De Lo Oculto (1) Isthar (1) Iván A. Efrémov (1) Iván Turguéniev (1) J. G. Ballard (1) J. J. Van der Leeuw (1) J.D. Salinger (1) JACK LONDON (1) JON WIENER (1) JORGE ADOUM (1) JUAN SALVADOR GAVIOTA (1) JUEGO DE SOMBRAS (1) JUNTO A UN MUERTO (1) Jaime Bayly (1) James H. Schmitz (1) James Montague RhodesCORAZONES PERDIDOS (1) Javi (1) Jean Lorrain (1) Jean Ray (1) Jim Morrison (1) John Lennon (1) John Silence (1) John Stagg - El Vampiro (1) John W. Campbell (1) John Wyndham (1) John/Yoko (1) Jorge Bucay (1) Jorge Manrique (1) Jose Antonio Rodriguez Vega (1) Joseph Sheridan Le Fanu (1) José Luis Garci (1) José Luis Zárate Herrera (1) José Manuel Fernández Argüelles (1) José María Aroca (1) José de Esponceda (1) Juan C. "REX" García Q. (1) Juan Darién (1) Juan Ruiz (1) Juan de la Cruz (1) Juan-Jacobo Bajarlía (1) Kabbalah (1) Keith Laumer (1) Khnum (1) Kit Reed (1) L a Muerte De Halpin Frayser A mbrose Bierce (1) L a Mujer Loba (1) LA ALQUIMIA COMO CIENCIA DEL ARTE HERMETICO (1) LA AVENTURA DEL ASESINO METALICO (1) LA BAILARINA (1) LA BALLENA DIOS (1) LA BALLENA Y LA MARIPOSA (1) LA BARONESA (1) LA BECADA (1) LA BELLEZA INÚTIL (1) LA BELLEZA INÚTILguy de maupassant (1) LA BODA DEL LUGARTENIENTE LARÉ (1) LA CABELLERA (1) LA CASA (1) LA COMPAÑERA DE JUEGO (1) LA CONFESIÓN DE TEODULIO SABOT (1) LA CRIBA (1) LA ESCUELA DE LA PIEDRA DE LOYANG (1) LA ESPADA DE WELLERAN (1) LA ESTATUA (1) LA EXTRAÑA CABALGADA DE MOROWBIE JUKES Rudyard Kipling (1) LA FERIA DE LAS TINIEBLAS (1) LA INVASIÓN DIVINA (1) LA LUNA LLENA (1) LA MAGIA NEGRA (1) LA MALDICIÓN (1) LA MAQUINA DEL SONIDO (1) LA MASCARA DE LA MUERTE ROJA (1) LA MOSCA (1) LA MÚSICA DE ERICH ZANN (1) LA NARIZ (1) LA PARENTELA DE LOS ELFOS (1) LA PARÁBOLA CHINA (1) LA PIMPINELA ESCALATA (1) LA QUE ERA SORDA (1) LA RAÍZ CUADRADA DE CEREBRO (1) LA SEGUNDA LEY (1) LA SENDA (1) LA SOMBRA. (1) LA TEMPESTAD (1) LA TEORIA DE LAS MASCOTAS DE L.T. (1) LA TIERRA DE ZAAD (1) LA TIERRA ROJA (1) LA TRAMA CELESTE (1) LA TRÁGICA HISTORIA DEL DOCTOR FAUSTO (1) LA VENTANA ABIERTA (1) LA VENUS DE ILLE (1) LA VISITA QUE J. H. OBERHEIT HACE A LAS TEMPIJUELAS (1) LAGARTIJA (1) LAGRIMAS Y RISAS (1) LAGRIMAS Y SONRISAS (1) LAS BECADAS (1) LAS DOS PRINCESAS (1) LAS GRANADAS (1) LAS HOJAS SECAS (1) LAS LEYES (1) LAS PERVERSAS CRIATURAS DE SERGIO LAIGNELET (1) LAS RANAS (1) LAS RATAS DEL CEMENTERIO (1) LAS REVELACIONES DE BECKA PAULSON (1) LAS TUMBAS DE TIEMPO (1) LEOPOLDO LUGONES (1) LEYENDA DE LA CALLE DE NIÑO PERDIDO (1) LEYES DE DROGAS (1) LIBRO DE LA DUALIDAD (1) LIBRO DE LA IGNORANCIA (1) LIBRO DEL AMOR (1) LILIHT (1) LOS AGUJEROS DE LA MASCARA (1) LOS CANGREJOS CAMINAN SOBRE LA ISLA (1) LOS CLANES DE LA LUNA ALFANA (1) LOS CONSTRUCTORES (1) LOS CUATRO HERMANOS LUNARES (1) LOS DOS CAZADORES (1) LOS DOS HERMANOS (1) LOS DOS POLÍTICOS (1) LOS DOS ÁNGELES (1) LOS HOMBRES QUE ASESINARON A MAHOMA (1) LOS HOMBRES QUE BAILAN CON LOS MUERTOS (1) LOS HUÉSPEDES -- SAKI (1) LOS IMPOSTORES (1) LOS SIETE PUENTES (1) LOS VEINTICINCO FRANCOS DE LA SUPERIORA (1) LOS ÁRBOLES DEL AZUL (1) LSD (1) LUZIFER (1) La Acacia (1) La Aureola Equivocada (1) La Callejuela Tenebrosa (1) La Campaña (1) La Casa Croglin (1) La Casa De Los Espíritus (1) La Caza de Hackers (1) La Ciudad (1) La Cámara De Los Horrores (1) La Cámara de los Tapices (1) La Entrada Del Monstuo (1) La Estatua de Sal (1) La Extraña Cabalgada De Morowbie Jukes (1) La Fiera Y La Bella (1) La Leyenda De San Julian El Hospitalario (1) La Liberación de la Bella Durmiente (1) La Luna Nueva (1) La Magia (1) La Mandrágora (1) La Mascarada (1) La Muerte Enamorada (1) La Máscara de la Muerte Roja (1) La Palida Esposa De Toussel (1) La Pradera Verde (1) La Pócima Vudú De Amor Comprada Con Sangre (1) La Torre del Elefante (1) La Tregua (1) La Vérité (1) La bahía de las corrientes irisadas (1) La capa (1) La casa de Cthulhu (1) La casa del hacha (1) La casa hechizada (1) La catacumba (1) La condena (1) La cultura del miedo (1) La dama de compañía (1) La familia de Pascual Duarte (1) La guadaña (1) La hija del árbol (1) La llave de plata (1) La lucha por la vida I (1) La lucha por la vida II (1) La lucha por la vida III (1) La mansión de las rosas (1) La mañana verde (1) La muerte del borracho (1) La mujer de Dennis Haggarty (1) La mujer del bosque (1) La máquina del sonido (1) La novia del ahorcado (1) La parra (1) La pregunta (1) La reina estrangulada (1) La soledad del escritor en el siglo XXI (1) La sombra de Eva (1) La sombra que huyó del capitel (1) La sombra que huyó del capitel. los mitos de cthulhu (1) La sombra que huyó del chapitel (1) La vampiro española (1) La ventana en la buhardilla (1) La vida de la muerte (1) La vida en las trincheras del Hiperespacio (1) La vida nueva (1) Lain (1) Las botas mágicas (1) Las figurillas de barro (1) Las imprudentes plegarias de Pombo el idólatra (1) Las mandrágoras (1) Las once mil vergas -- Guillaume Apollinaire -- Advertencia (1) Las palabras mágicas (1) Las puertas del Valhalla (1) Lawrence C.Conolly (1) Leigh Brackett (1) Lestat (1) Ley y Orden (1) León Tolstoi (1) Libro de Buen Amor (1) Libro de Eibon (1) Lilitú (1) Lista de los demonios en el Ars Goetia (1) Llegado desde el infierno (1) Lluvia Negra (1) Lord of the Flies (1) Los Crímenes de la Rue Morgue (1) Los Elementales (1) Los Nueve Pecados Satánicos (1) Los Poemas Ocultos (1) Los cazadores de cabezas (1) Los colmillos de los árboles (1) Los comedores de lotos (1) Los gatos de Père Lachaise (1) Los hijos de Babel (1) Los príncipes demonio I (1) Los reploides (1) Los árboles parlantes (1) Lotófagos (1) Luana (1) Luis Enrique Délano (1) Luisa Axpe (1) Lydia Cabrera (1) Lyman Frank Baum (1) M .R. James (1) MACHISTAS (1) MAESE LEONHARD (1) MAGICO (1) MANUSCRITO ENCONTRADO EN UNA BOTELLA DE CHAMPAGNE (1) MAQUIAVELO (1) MARIDOS (1) MARIO VARGAS LLOSA (1) MARY W. SHELL (1) MAS ALLÁ DEL MURO DEL SUEÑO (1) MAUPASSANT. AHOGADO (1) MAUPASSANT. ADIOS (1) MAUPASSANT.EL AFEMINADO (1) MAUPASSANT.EL ALBERGUE (1) MEN IN BLACK (1) METAMORFOSIS (1) MI MONSTRUO DE OJOS SALTONES (1) MI RESPETADO SUELO DURMIENTE (1) MINICUENTOS ESCALOFRÍO (1) MULTIPLICACIÓN. (1) Mage La (1) Magia menor (1) Manual de zoología fantástica (1) Manuel González Noriega (1) Mao (1) Marcel Proust (1) Margaret A. Murray (1) Margarita Guerrero (1) Margaritas Fredric Brown Daisies (1) Marguerite Duras (1) Mario Benedetti - La noche de los feos (1) Mario Benedetti - Ni Cinicos Ni Oportunistas (1) Mario Flecha (1) Marx (1) Mary Shelley. (1) Mary Wolfman (1) Marzo Negro (1) Matrix (1) Maxim Jakubowski (1) Maximiliano Ferzzola (1) Me siento sola (1) Memnoch El Diablo (1) Memoria de Crímenes (1) Memorias de un moribundo (1) Mentalismo (1) Metadona (1) Metzengerstein (1) Mi Querida Muerte (1) Miguel de Cervantes Saavedra . NOVELA (1) Miguel de Cervantes Saavedra . NOVELA LA GITANILLA (1) Mitología hebrea (1) Monopolio (1) Montado en la bala (1) Mujer de pie (1) MundoDisco (1) My buddy (1) MÁSCARAS (1) Más allá de los confines del mundo (1) Más vasto que los imperios (1) Máximo Torralbo (1) Música (1) NARRACIONES OCULTISTAS (1) NEGLIGENCIA (1) NO MIRES ATRÁS (1) NOTICIAS (1) NOTICIAS DEL MAS ALLA (1) NUL-O (1) Nathaniel Hawthorne (1) Necrológica (1) Neil Olonoff (1) Nelly Kaplan (1) Neuromancer (1) Ni Cinicos Ni Oportunistas (1) Ni Corruptos Ni Contentos (1) Nicolás Maquiavelo (1) Nieto de un verdugo (1) Nightmares and dreamscapes (1) Nikolàj Semënovic Leskov (1) No Despertéis a los Muertos (1) No Tengo Boca. Y Debo Gritar (1) No a la censura (1) No te Salves (1) No tocarte (1) Nona (1) Novela de terror (1) Nyarlathotep (1) Nyarlathotep el Terrible (1) O V I D I O (1) OLIVER ONIONS (1) ORGIAS (1) ORISHAS (1) OSCURA Y FRIA NOCHE (1) Opinion Personal (1) Otros mundos. otros dioses (1) PACIENTE BERLIN (1) PACTO (1) PACTOS DIABOLICOS EN FLORES PACTOS DIABOLICOS EN FLORES (1) PALABRAS (1) PAPÁ BENJAMIN (1) PARANOYAS (1) PARCAS (1) PARTE 1 (1) PATTI SMITH (1) PAZ CONTAGIOSA (1) PAZ Y GUERRA (1) PELIGROS DEL SATANISMO (1) PINOSANGUINOCHETBURUNDA (1) PLURIEMPLEO (1) POBRE (1) POE Y OTROS (1) POEMA INDIO (1) POEMA VAMP (1) POEMAS ÚLTIMOS (1) POEMÊ (1) POIROT INFRINGE LA LEY (1) POQUITA COSA (1) POR LA SANGRE ES LA VIDA (1) PRELUDIOS (1) PREMIOS (1) PROCESO (1) PRÍNCIPE Y MENDIGO (1) PUERTA AL INFIERNO SANGRE EN EL CIELO (1) PUNK (1) PUNTO DE PARTIDA (1) PUTA (1) Padma Sambava (1) Padre fundador (1) Para las seis cuerdas (1) Parricidios (1) Patakí De Ofún (1) Patrick Süskind (1) Paulo Navas (1) Pecados capitales (1) Pedro Pastor (1) Pelotón D (1) Pequeña Antología (1) Pesadilla (1) Pete Adams (1) Peter Shilston (1) Peter Valentine Timlett (1) Peter Wake (1) Philaréte Chasles (1) Poema de amor a una chica que hacía striptease (1) Poemas Completos (1) Poemas Malditos (1) Poemas de Gilgamesh (1) Poemas de amor (1) Porthos (1) Primer amor (1) Primera parte (1) Primera parte 2 (1) Prosper Mérimée (1) Protesta Anonima General (1) Proyección (1) Príncipe (1) Príncipe de las tinieblas (1) Próxima Centauri (1) Pseudomonarchia Daemonum (1) Psiquismo (1) Punch Drunk (1) QUE DIFÍCIL ES SER DIOS (1) R. E. HOWARD (1) R. W. Chambers (1) R.E.3 (1) RAMÓN GOMEZ DE LA SERNA (1) REANIMADOR (1) REGIONES APARTADAS (1) RELATOS DE TERROR (1) RENZO (1) RETRANSMISION ETERNA (1) RIMA VII (1) RIMA XXXVIII (1) RITUALES SATANICOS (1) ROBERT LOUIS STEVENSON (1) ROBOT CITY (1) ROLL AND ROLL (1) ROMANCE DEL ENAMORADO Y LA MUERTE (1) Raymond J. Martínez (1) Reaper (1) Recetas (1) Respuesta del Forastero (1) Reto (1) Retoños (1) Reventando el sistema (1) Rhea (1) Richard Bellush (1) Richard Calder (1) Richard Shrout (1) Richelieu (1) Ritos (1) Rituales con los ángeles (1) Robert Ervin Howard (1) Robert Ervin Howard: Un Recuerdo (1) Rochefort (1) Rockefeller (1) R’Iyeh (1) S. SV - XVIII (1) SALIDA DEL EDEN (1) SALVAME (1) SATANICo (1) SATÁN (1) SECTAS SATÁNICAS (1) SECUESTRO HOCHSCHILD (1) SEHNSUCHT (1) SETENTA (1) SIDDHARTA (1) SIN TON NI SON (1) SLAN (1) SOBRE LA ARENA (1) SORTEOS (1) SORTILEGIO DE OTOÑO (1) STANLEY CEPILLO DE DIENTES (1) STÉPHANE MALLARMÉ (1) SUEÑOS (1) Sandy Lopez Juarez (1) Santa Teresa de Ávila (1) Saquitos (1) Segador (1) Segunda parte (1) Serial Experiments Lain (1) Sharon N. Farber (1) Si Viene Damon (1) Siembra de Marte (1) Siglo XV (1) Silent Möbius (1) Simbiótica (1) Skull and Bones (1) Sobre Todo Madrid (1) Sociedad Thule (1) Sociedad Vril (1) Soy Leyenda (1) Soy la Puerta (1) Stalin (1) Stanley G. Weinbaum (1) Stanley Weinbaum (1) Stephen Vincent Benet (1) Supieras... (1) SÍMBOLO DE BALPHOMET (1) TALENTO (1) TOBERMORY (1) TOMBUCTÚ (1) TONTOS (1) TRAGEDIAS (1) TRATADO ESOTÉRICO DE TEURGIA (1) TRES DIOSES Y NINGUNO (1) TRES REGALOS (1) TRINITY BLOOD (1) TROPAS DEL ESPACIO (1) TU FRIALDAD (1) Tanith Lee (1) Taveret (1) Teatro de Crueldad (1) Templarios (1) Tercera parte (1) Tercera parte 2 (1) Terror en el espacio (1) Terry Carr (1) Terry Pratchett (1) Tetas (1) The Green Meadow (1) The Lilim (1) The Matrix (1) The Reward (1) The dead beat (1) The garden of time (1) The green morning (1) Theodore Sturgeon (1) Thomas Burnett Swann (1) Théàtre des Vampires (1) Tierra extraña (1) Tokio (1) Totemismo (1) Transmisión (1) Transmutación Transferencia Misticismo Desarrollismo (1) Trigun (1) Tsathoggua (1) Términos (1) U N C A M I N O A L A L U Z D E L A L U N A (1) UN AS DEL AJEDREZ (1) UN ASESINATO (1) UN COMPENDIO DE SECTAS (1) UN DIA EN EL REFLEJO DEL ESPEJO (1) UN LUGAR DE LOS DIOSES (1) UN MENSAJE IMPERIAL (1) UN OLOR A MUNDO (1) UN SEÑOR MUY VIEJO CON UNAS ALAS ENORMES (1) UN SUEÑO (1) UNA CONFLAGRACION IMPERFECTA (1) UNA ISLA (1) UNA ODISEA MARCIANA (1) UNA PEQUEÑA FABULA (1) UNA TARDE EN LO DE DIOS (1) UNA TUMBA SIN FONDO (1) URSULA K. LEGUIN (1) USA (1) USURPACIÓN DE DERECHOS DE AUTOR (1) Un crimen fuera de lo corriente (1) Un día en el confín del Mundo (1) Un escándalo en Bohemia (1) Un escándalo en Bohemia sir Arthur Conan Doyle (1) Un manifiesto Cyberpunk (1) Un marido ideal (1) Una carta abierta a H. P. Lovecraft (1) Una confesión encontrada en una prisión de la época de Carlos II (1) Una cuestión de identidad (1) Universo desierto (1) Ursula K. Le Guin (1) Utopía (1) V I N C E N T V A N G O G H (1) VENGANZAS (1) VESTIDURAS (1) VIEJO VINO (1) VIH-SIDA (1) VINTAGE (1) VITTORIO EL VAMPIRO (1) VIVIDOR A SU PESAR (1) VIVOS (1) VOLUMEN 1 (1) VOLUMEN 1parte 2 (1) Valencia (1) Valencia nocturno (1) Venganzas Y Castigos De Los Orishas (1) Viaje a la semilla (1) Viktor Saparin (1) Villiers de L'Isle (1) Villiers de L'Isle Adam (1) Vivian Meik (1) Voces de la Oscuridad (1) Von Junzt (1) Vuelto a nacer (1) Víctor Hugo (1) W.W. Jacobs (1) WHITE (1) WHITE ZOMBIE (1) Walter Scott (1) WannaFlock (1) Ward Moore (1) Weird Tales (1) Wendigo (1) Wilfred Blanch Talman (1) William Golding (1) William H. Hogdson (1) William Irish (1) William Shakespeare (1) Winifred Jackson (1) Wlliam Shakespeare (1) Wood'stown (1) Y cada día nos cuesta más soñar. (1) YERMA (1) YING-YANG (1) YO OS SALUDO (1) YVETTE (1) Yasutaka Tsutsui (1) Yra Reybel (1) YulyLizardi (1) ZOMBIE (1) ZOTHIQUE (1) Zenna Henderson (1) Zuzana_dt666(arrova)hotmail.com (1) a dreamer`s tales (1) a la caza (1) abducciones (1) abortivo (1) abstractos (1) aceite de perro (1) acerca de nyarlatoted (1) acido (1) actual (1) actualizacion 4.0 (1) adicción (1) adios (1) adolfo (1) agathos (1) aguelles (1) ahogado (1) al pueblo hebreo (1) alcacer (1) aldoux huxley (1) aleksandr (1) alfa (1) algo sobre los gatos (1) algunas formas de amar (1) ali-baba y los cuarenta ladrones (1) almas (1) alto (1) amante fantasma (1) amateur (1) ambiente (1) amor . i love... (1) amy foster (1) analogia (1) anarko-undergroud (1) anarquía (1) anecdota (1) angel (1) angela (1) angeles guardianes (1) angelustor (1) animales racionales (1) animas (1) ann (1) anonimos (1) antes del espectaculo (1) antifona (1) antiguos (1) anton (1) antropologia de la muerte (1) apariciones (1) apocalipsis 2012 (1) apocalipsis-ficcion (1) apocapocalipsis (1) apocrifos (1) aqui hay tigres (1) aqui vive el horror (1) arcangel negro (1) archivos (1) arde (1) arfego (1) arkham (1) armagedon (1) armando (1) armas (1) arqueologia (1) arquetipo (1) arquitectura (1) arrebatado (1) articulo (1) articulos (1) artista gotica (1) asesino (1) asesino en serie (1) asesinos (1) asfódelo (1) ashkin (1) atlantida (1) auto de fe (1) autobiografia carcelaria (1) autores (1) avalon (1) avatar (1) ayuda alienigena (1) bajo (1) bajo la piramide (1) barrilamontillado (1) bdsm (1) berenice (1) berkeley (1) berlin (1) bert-sellers (1) biblia (1) bibliografia (1) bien (1) biotecnologia (1) blanco y negro (1) blog (1) blogs (1) blood canticle (1) bloods (1) boemios (1) boix (1) books of bloods (1) bram (1) brenda (1) breve (1) bruja (1) brujas y ovnis (1) bublegum (1) budhismo (1) budismo (1) bukoski (1) cabalista (1) cabalistico (1) caballeros de Jerusalén (1) caballeros de tabla redonda (1) campbell (1) cancion (1) canciones (1) canibal (1) canto (1) canto vii (1) cantos (1) caotico (1) capilla (1) capitulos eliminados (1) capuletos montescos (1) carl sagan (1) carlo frabetti (1) carta a colin wilson (1) casa tomada (1) catacumbas (1) causas (1) cd (1) celebres (1) celta (1) cementerio (1) cenizas (1) censura (1) centinela (1) cesar vallejo (1) charles (1) charles fort (1) charlotte mew (1) chulhut (1) ciber (1) cibercultura (1) ciencias de la educación (1) cinico (1) circulo (1) claro de luna (1) cocaína (1) coeficiente intelectual (1) coelho (1) coleccion relatos de terror (1) collins (1) color (1) comentarios (1) como ser un gran escritor (1) completo (1) compramos gente (1) concepto gotico (1) concilio de rivendel (1) condecorado (1) confesion (1) conocer (1) contemporaneo.1863 (1) control de las informaciones (1) conversacion (1) correspondencias sephirothicas (1) corrupcion (1) costumbre (1) crackanthorpe (1) creador (1) creencias (1) crimenesdelamor (1) cripta (1) cristiana (1) cristiano (1) cronicas marcianas (1) cronopios (1) cubres borrascosas (1) cuento clásico de terror (1) cuento extraño (1) cuento macabro (1) cuento terror (1) culto secreto. algernon lackwood (1) cultura (1) curita (1) cyberglosario (1) cyborg (1) cíclopes (1) dactilo (1) dalia negra (1) damon knight (1) daniel defoe (1) darex (1) darex vampire (1) darg (1) dark art (1) darks (1) data desde el siglo X hasta el XV (1) david lake (1) de kadath el desconocido (1) de leng en el frio yelmo (1) de los antiguos y su simiente (1) de los diversos signos (1) de los tiempos y las epocas que deben observarse (1) debilidades (1) definiciones (1) delicioso dolor (1) demonios sin cuernos (1) demons (1) demons et merveilles (1) dendrofilia (1) dependencia (1) dependencia de las computadoras (1) depresion (1) derleht (1) derleth (1) desamparado en el infierno (1) desaparición (1) descanso (1) desconocido (1) descubrimiento (1) desintoxicación (1) desmembramiento (1) desolacion (1) devil doll (1) diablos internos (1) diabolico (1) diabolos (1) diccionario de los infiernos (1) dicho (1) dickens (1) dictadores (1) dictionarie infernal (1) dikens (1) diligencias (1) dinero (1) diosa (1) diosas madres (1) discipulos (1) disculpas (1) dolor-fiel amigo (1) dominio publico (1) dorian gray (1) down (1) dowson (1) doyle (1) dragones (1) dramaturgo (1) droga (1) duende (1) e l v a m p i r o (1) e-mails (1) e.a.poe (1) e.t.a. hoffman (1) eclipse (1) ecuador (1) eddy (1) edicion fria (1) el ahogado mas hermoso del mundo (1) el alberge (1) el alfabeto de nug-soth (1) el amo de moxon (1) el angel (1) el arbol (1) el arbol de la bruja (1) el arma (1) el arpa (1) el artista (1) el auxiliar de la parroquia (1) el avaro (1) el ayunador (1) el barbero de bagdad (1) el coco (1) el cohete (1) el conde dracula (1) el contejo de anthony garstin (1) el corazon de la señorita winchelsea (1) el dia de los trifidos (1) el diablo en la botella (1) el dios caballo (1) el duende (1) el enamorado y la muerte (1) el engendro maldito (1) el entierro de las ratas (1) el estatuto de las limitaciones (1) el fantasma (1) el grabado de la casa (1) el gran dios pan (1) el hechizo mas fuerte (1) el hombre (1) el hombre del cohete (1) el horror de dunwich (1) el horror de salem (1) el huesped de dracula (1) el huracan (1) el intruso (1) el ladron de cadaveres (1) el libro de los condenados (1) el manuscrito (1) el manuscrito de un loco (1) el martillo de vulcano (1) el mercado de niños (1) el milagro secreto (1) el misterio de las catedrales (1) el monte de las animas (1) el mortal inmortal (1) el mundo (1) el mundo avatar (1) el mundo poseido (1) el negro (1) el otro pie (1) el padre escrupuloso (1) el poder de las palabras (1) el pozo y el pendulo (1) el principe (1) el principe feliz (1) el puente del troll (1) el que se enterro (1) el que tenia alas (1) el rayo que no cesa (1) el regreso del brujo (1) el retrato oval (1) el saber del sueño (1) el secreto del barranco de macarger (1) el sello de yog-sothoth (1) el señor de las moscas (1) el señor de los anillos (1) el temple (1) el tenorio (1) el ungüento de khephens el egipcio (1) el veto del hijo . thomas hardy (1) el viejo terrible (1) el visitante (1) el visitante del cementerio (1) el zorro y el bosque (1) elias (1) elizabeth gaskell (1) email (1) emisarios (1) en las montañas alucinantes (1) en las montañas de la locura (1) encantamientos (1) enfermedad (1) engaño (1) enrique andersont imbert (1) ente (1) entrad a mi reino (1) enviados (1) epilogo (1) equivocado (1) eric lavin (1) escapar (1) escrito (1) escrito 1514 (1) escritura (1) escuela (1) esoterico (1) espacio-tiempo (1) españolito que vienes al mundo (1) especial (1) espiritus rebeldes (1) essex (1) esteban echeverria (1) estetica (1) etchinson (1) evangelion (1) evangelista (1) excluidos (1) experimental (1) extractos (1) extraño (1) fantasticas (1) favole (1) feeds (1) felicidad (1) filtros (1) fin del mundo (1) final (1) fondos (1) foro (1) fosas comunes (1) fracmento (1) fragmento (1) fragmentos .las mil y una noche (1) frances (1) francisco (1) francisco umbral (1) frases celebres (1) fredo (1) free (1) fructuoso de castro (1) fulcanelli (1) funciones (1) futurista (1) fuy un profanador de tumbas adolescente (1) gabriela mistral (1) gai (1) galsworthy (1) gaston leroux (1) geirtrair-la desmembradora (1) geometria euclediana (1) george gissing (1) georgie porgie (1) ghost (1) gor­gonas (1) goth darknes (1) gothh (1) gothico (1) gothnight (1) goticas (1) gotico-victoriano (1) grimorio (1) guerraarte (1) guerras (1) guerras espirituales (1) guillermo (1) gusana_0520(arrova)hotmail.com (1) gustavo adolfo bequer (1) gótica (1) gótico (1) hambre (1) hara-kiri (1) harian (1) hay que aguantar a los niños (1) hebrea (1) hechiceria (1) hecho real (1) helena (1) helene hannf (1) henry james un dia unico (1) herlink harland (1) heroina (1) hilanderas (1) hill house (1) hipertexto (1) historia de amor (1) historia de vampiros (1) historia desconocida del cannabis (1) historia gotica (1) historia gotica cañi (1) historia terror (1) historias vampiricas (1) hombre oscuro (1) horacio (1) houdini (1) howard p.lovecraft (1) http://www.youtube.com/watch?v=qGuF-_SIYnc (1) huellas (1) hugo mujica (1) ian watson (1) ibañez (1) identidades (1) ignacio almada (1) imagenes . art (1) imagenes de culto (1) imagenes malditas (1) imagenes.blogdiario.com (1) inconvencional (1) ineditos (1) inez wallace (1) infiledidades (1) inhumano (1) instrucciones (1) intolerancia (1) inusual (1) invocacion (1) invocacion satanica (1) invocaciones (1) iq (1) irreal (1) isabel allende (1) isidro marin gutierrez (1) j.w. goethe (1) jack womack (1) japan/spain (1) jay anson (1) jazz (1) jinetes del apocalipsis (1) joan aiken (1) john marks (1) johnathan y las brujas (1) johnson spencer (1) jose maria aroca (1) jose martin (1) joseph conrad (1) juan g. atienza (1) juan marino (1) judeo-mesopotamica (1) juez (1) justicia (1) juventud (1) kabala (1) kamasutra (1) kipling (1) klein (1) kons (1) la abjuracion del gran cthulhu (1) la aventura de los coches de punto (1) la boda de john charrington (1) la busqueda de iranon (1) la caida de la casa usher (1) la casa vacia (1) la cisterna (1) la cueva de los ecos (1) la cueva de malachi (1) la dama de las sombras (1) la demanda de las lagrimas de la reina (1) la desolacion de soom (1) la divina comedia (1) la durmiente (1) la encina (1) la esfinge sin secreto (1) la flor del membrillo (1) la formula de dho-hna (1) la futura difunta (1) la gran ramera (1) la gran ramera : ICCRA (1) la guarida (1) la hija de ramses (1) la hija del tratante de caballos (1) la historia de moises y aone (1) la hora final de coffey (1) la invencion de la soledad (1) la ironía (1) la lampara de alhazred (1) la larva (1) la leyenda de esteban (1) la llamada de chylhu (1) la luns nueva (1) la mano (1) la mano disecada (1) la mezcladora de cemento (1) la misa del ateo (1) la montaña de la locura (1) la nave blanca (1) la noche de los tiempos (1) la playa (1) la playa y la muerte (1) la politica del cuerpo (1) la pradera (1) la prueba del amor (1) la puerta del señor de maletroit (1) la rabia (1) la resurreccion de los muertos (1) la rosa del vampiro (1) la sal de la tierra (1) la siesta de un fauno (1) la sombra del desvan (1) la sombra del lago (1) la tos (1) la vela carmesi (1) la venta de los gatos (1) la venus de las pieles (1) la voz de hastur (1) lady (1) las 3.47 de la madrugada (1) las almas de animales muertos (1) las gemelas asesinadas (1) las islas voladoras (1) las joyas (1) las manos de coffey (1) las niñas de alcacer (1) las parcas (1) las piedras magicas (1) latin (1) lawrence (1) lectura (1) lecturas para el baño (1) leonora (1) lesli_paloma_estrella(arroba)hotmail.com (1) letanias de satan (1) levi (1) leviatan (1) leyenda del valle dormido (1) lhiliht-La novia de Corinto (1) li po (1) libre (1) libro cuarto (1) libro de la vida (1) libro de los vampiros (1) libro de poemas (1) libro decimo (1) libro septimo (1) ligeia (1) lilit (1) limpio (1) linkmesh.com (1) lirics (1) listado (1) literatura sucia (1) lo grotesco (1) lobos (1) londres (1) lores (1) los alfileres (1) los cuatro jinetes del apocalipsis (1) los despojos (1) los desterrados (1) los devoradores del espacio (1) los espadachines de varnis (1) los infortunios de la virtud (1) los primigenios (1) los secretos del corazon (1) los suicidios (1) los superjuguetes duran todo el verano (1) lovecrat (1) lover (1) luis cernuda (1) luis fernando verissimo (1) lullaby (1) lyrics (1) madame D (1) madre de serpiente (1) madres (1) maestros del terror (1) magacine (1) magia (1) magia blanca (1) magia eclesiastica (1) mal (1) maleficios (1) manera de vivir (1) manga (1) manifiesto subrealista (1) manuscrito (1) manuscritos del mar muerto (1) maria en distintas religiones (1) marques de sade (1) martir (1) marvel (1) mas alla del muro de los sueños (1) mas alla del muro del sueño (1) mas visitadas (1) matanzas de polonias (1) maters (1) matriarcado (1) matrimonio del brigadier (1) maupassant.gotico (1) maximo torralbo (1) meditacion (1) memoria (1) memorias (1) memorias de una princesa rusa (1) mentiras iglesia catolica (1) mi lamento (1) mi raza (1) midi (1) mil y una noche (1) minicuentos (1) miseria campesina (1) misiva (1) mistico (1) mitologia (1) modernizacion (1) moderno (1) moliere (1) moradas (1) moradores (1) morgana (1) morirse de amor (1) morphinoman (1) mortician corpse (1) moscu (1) movil (1) msn (1) muete roja (1) mundo muerto (1) mutante (1) nExTuz (1) narrativa completa (1) naturalista (1) necropolis (1) negocios (1) negra (1) negro (1) negromantico (1) neo (1) neo-historia-futurista (1) neo-nazi futurista (1) neoclasical (1) neon (1) nesbit (1) neuquen gaston (1) new york (1) nicolas maquiavelo (1) nikolaj vasilievic gogol (1) ninfos (1) niño (1) niñosfantasia (1) no tengo boca y debo gritar (1) noche ahogadora... (1) normal (1) nota;lectura (1) novelas cortas (1) nueva frontera (1) nueva jerusalem (1) nueve (1) o manual practico do vampirismo (1) obra ficticia. (1) obsesiones (1) obsesivo (1) odin (1) ohann L. Tieck (1) oinos (1) ola de violencia (1) olonoff (1) omega (1) opio (1) oracion a la diosa liliht (1) orden (1) oscura (1) oscuridad (1) oscuro.imagenes (1) otros (1) paciencia (1) pactos (1) paganos (1) paginas goticas (1) pandilleros (1) para componer el incienso de kzauba (1) para convocar a shub-niggurath (1) para el conjuro de las esferas (1) para erguir las piedras (1) para forjar la cimitarra de barzay (1) para hacer el polvo de ibn ghazi (1) para invocar a yog-sothoth (1) parabola (1) parabola de las prisiones (1) paracelso (1) paradoja (1) paradojico (1) paranormal (1) parodia (1) parte1 (1) pasajero (1) pasajeros (1) pasion (1) paul (1) pecado (1) pekiz (1) pendulo (1) pensamientos y meditaciones (1) pequeña antologia (1) pequeños mosnstruos (1) perder los nervios o la cabeza (1) perdida (1) perdon (1) perez (1) pero las nubes nos separan (1) personalidad multiple (1) personas (1) pespectivas paranoicas (1) picassa (1) piezas condenadas (1) pigmeos (1) pin-pon (1) plagas (1) plegaria (1) plumas etereas (1) poder policial (1) poema dolor (1) poema novel (1) poemario (1) poemas vampiricos (1) poesia completa (1) poesia popular rusa (1) poesia sucia (1) poeta (1) poetry (1) policia (1) policia 1999 (1) policia del pensamiento (1) polidori (1) pop (1) pop art (1) por fin se hace justicia (1) por ti (1) portugues (1) posguerras (1) postestades (1) pozo (1) practicas (1) pratchett (1) preambulos (1) premoditorio (1) primer temor (1) primeros tiempos (1) primigenios (1) primordiales (1) principados (1) principio (1) principio del mundo (1) prosapoema (1) prostibulo (1) prudencia (1) psiquicos (1) pubertad (1) pura y dura (1) pushkin (1) querubines (1) quien se ha llevado mi queso (1) quija (1) quimeras (1) quimica (1) quincalla (1) quiroga (1) raciocinio (1) racismo (1) radicalismo religioso pentecostal (1) radios (1) rafael lopez rivera (1) raices (1) rea silvia (1) realidad alternativa (1) realismo del subrealismo (1) realismo sucio (1) rebote (1) recopilaciones (1) recuerdos (1) red (1) redsatanica (1) referencias (1) registro (1) registro exoterico (1) rehabilitacion de marginados (1) rehabilitacion de toxicomanos (1) reino gótico (1) relato gotico (1) relato gotico de amor (1) relato negro (1) relato oscuro (1) relato.horror (1) relatos cortos (1) relicario de tinieblas (1) religioso (1) relojero (1) remar (1) renegado catolicamente (1) requien por un dios mortal (1) reseñas (1) residuos (1) restaurantes (1) retazo (1) retrato (1) robert e.howard (1) rocio (1) romance (1) romance de lobos (1) romeo y julieta (1) ropas viejas (1) rosaroja (1) ruinas (1) rumores blasfemos (1) rusos (1) sacher-masoch (1) sacramento (1) sacrilegium (1) sadman (1) salamandras (1) san juan (1) san petesburgo (1) santa compaña (1) santa parca (1) satanas vende objetos usados (1) satanica (1) satanicos (1) satanizarus (1) sbrealismo (1) sectario (1) seleccion de poemas (1) semilla negra (1) sentido (1) sephirotico (1) sepulveda (1) ser (1) seven (1) sexo (1) señales (1) shirley jackson (1) sigils (1) significado (1) silfos (1) simbolgia (1) simbolica (1) similitud (1) sin cortes (1) sin identidad (1) sindbab el marino (1) sinfonica (1) sion (1) sir Arthur Conan Doyle (1) sires (1) sistema (1) sistina (1) situacion (1) slideshow (1) snuff (1) snuff movie (1) socrates (1) soledad (1) soluciones (1) song (1) sordo.mudo y ciego (1) stan rice (1) stevenson (1) stocker (1) strange (1) subconciente (1) subcubo (1) submundo del terror (1) sueños de nombres muertos (1) sueños difusos (1) sueños fobicos (1) sumeris (1) sunis (1) supersticiones (1) surrealism (1) surrealista (1) suttas (1) szandor (1) tarot.vida (1) tatuaje (1) te degollare de nuevo kathleem (1) te quiero puta (1) te sientas bien (1) teem (1) telato (1) telequinesico (1) temas (1) temas varios (1) tematicos (1) temor (1) terror desconocido (1) terror supertiscioso (1) terror.gotico (1) testimonio (1) texas (1) texto de un comentario (1) texto satanico (1) thackeray (1) the black cat (1) the haunting (1) the number in the best (1) tiempo (1) tierra de vampiros (1) tiros de gracia (1) tisera martin (1) todo depende de un cabello (1) todocharlas (1) toledo (1) tolkien (1) tomo3 (1) tortura (1) trabajos (1) traduccion (1) trailer (1) trainspotting (1) transilvania (1) tres-fechas (1) tribunales rusticos (1) triste (1) trollope (1) ubbo-sathla (1) un adios (1) un asunto de otro tiempo (1) un beso (1) un dia de campo (1) un hijo (1) un hombre (1) un naufragio psicologico.laguna mental (1) un poco de lejia en polvo (1) un raton en el pasillo (1) una carta (1) una ejecucion espeluznante (1) una hija de ramses (1) una jaula para la muerte (1) una pequeña historia piadosa (1) una vez en la vida (1) una victima del espacio superior (1) unamuno (1) universo sin límites (1) vacuna vih/sida (1) valentine (1) valle inclan (1) valle o paraiso (1) vampira (1) vampirica (1) vampirismus (1) vampíricos.varios (1) van hellsing (1) varios. (1) vejez (1) velatorio (1) ven... (1) veneno del cielo (1) verdugos voluntarios (1) viajando (1) viaje nocturno (1) vida de un vagabundo (1) videoart (1) videopoema (1) villiers de l´isle-adam (1) violacion (1) vision del futuro remoto (1) visual (1) vittorio (1) voladores (1) vuelta (1) wallpapers (1) walpurgis (1) wasington (1) web`s oficiales (1) wells (1) william (1) winston sanders (1) within temptation (1) wmv (1) woody allen (1) wrong (1) y más lento (1) yhvh (1) yo andube con un zombie (1) ªparte (1) ¿De que escapaban nuestros dioses? (1) ¿QUIERE USTED ESPERAR? (1) ¿Tenian ombligo Adan y Eva? (1) ¿cantara el polvo tus alabanzas? (1) ¿quien mato a zebedee? (1) ÁNIMAS Y FANTASMAS. (1) Álvares de Azevedo (1) Época de siembra (1) ÍNDICE DE VARIAS HISTORIAS (1) ΩMEGΛ (1) अल अजिफ (1)

.