BLOOD

william hill

Seguidores

sábado, 5 de junio de 2010

EL HOMBRE ILUSTRADO - LA MEZCLADORA DE CEMENTO - RAY BRADBURY




LA MEZCLADORA DE CEMENTO
--------------------
Las voces de las brujas susurraban como hierbas secas debajo de la abierta ventana.
-¡Ettil, el cobarde! ¡Ettil, el renegado! ¡Ettil, que no quiere participar en la gloriosa guerra
de Marte contra la Tierra!
-¡Os escucho, brujas! -gritó Ettil.
Las voces descendieron hasta convertirse en un murmullo como el del agua en los
largos canales bajo el cielo marciano.
-¡Ettil, el padre de un hijo que crecerá a la sombra de esta horrible verdad! -dijeron las
viejas de piel arrugada y ojos astutos, entrechocando suavemente las cabezas-. ¡Qué
vergüenza! ¡Qué vergüenza!
La mujer de Ettil estaba llorando en un rincón de la habitación. Las lágrimas caían
como una lluvia, numerosas y frescas, sobre los azulejos.
-Oh, Ettil, ¿cómo puedes pensar así?
Ettil dejó a un lado el libro de metal con marco de oro que, rozado por los dedos, le
había cantado una historia durante toda la mañana.
-He tratado de explicártelo -dijo-. Esto es una locura. Que Marte invada la Tierra... Nos
matarán a todos.
Afuera, un ruido estrepitoso, la música repentina de una banda, un tambor, un grito,
unas botas, estandartes y cantos. El ejército desfilaba por las calles de piedra, armas al
hombro, seguido por los niños. Las viejas agitaban unas banderas sucias.
-Me quedaré en Marte, a leer -dijo Ettil.
Un golpe brusco en la puerta. Tylla fue a abrir. Su padre entró rugiendo:
-¿Es cierto lo que me han dicho? ¿Mi yerno un traidor?
-Sí, padre.
-¿No vas a luchar en el ejército marciano?
-No, padre.
-¡Dioses! -El viejo enrojeció hasta las orejas- ¡Qué oprobio! Te matarán.
-Y bueno, que me maten. No habrá más discusiones.
-¿Quién ha oído hablar alguna vez de un marciano que no quiera invadir la Tierra?
¿Quién?
-Nadie. Admito que es algo increíble.
-Increíble -repitieron las roncas voces de las brujas bajo la ventana.
-Padre, ¿por qué no tratas de convencerlo? -preguntó Tylla.
-¿Convencer a un montón de estiércol? -gritó el suegro con los ojos brillantes. Se
acercó a Ettil- Brilla el sol, suena la música, las mujeres lloran, los niños saltan, todo como
debe ser, los hombres desfilan valientemente, ¡y tú sentado aquí! ¡Qué vergüenza!
-¡Qué vergüenza! -gimieron las lejanas voces desde los setos.
-¡Salga de mi casa! ¡Váyase al diablo con sus frases idiotas! -estalló Ettil-. ¡Váyase!
¡Llévese sus medallas y sus tambores!
Ettil echó a empujones a su suegro mientras su mujer lloraba a gritos.
Un escuadrón militar cruzó la puerta.
-¿Ettil Vrye? -gritó una voz.
-Sí.
-¡Está usted arrestado!
-Adiós, querida. Me voy a la guerra con estos imbéciles -gritó Ettil, mientras los
hombres vestidos con mallas de bronce lo arrastraban hacia la puerta.
-Adiós, adiós -dijeron las brujas del pueblo, perdiéndose a lo lejos.
El calabozo era limpio y claro. Sin libros, Ettil se sentía nervioso. Se tomó de las rejas y
observó los cohetes que subían en el aire nocturno. Las estrellas eran muchas y frías;
cuando un cohete se lanzaba hacia ellas, parecían apartarse.
-Imbéciles -murmuraba Ettil-. Imbéciles.
Se abrió la puerta y entró un hombre con una especie de vehículo lleno de libros. Libros
aquí, libros allí, libros en todas las cámaras del carricoche. Y detrás del vehículo venía el
comisionado militar.
-Ettil Vrye, nos gustaría saber por qué tenía usted estos ilegales libros terrestres en su
casa. Estos ejemplares de Historias Maravillosas, Cuentos científicos, Historias
Fantásticas. Explíquese.
El hombre asió a Ettil por la muñeca.
Ettil se liberó con un ademán.
-Si van a matarme, mátenme de una vez. Esta literatura terrestre explica precisamente
por qué no quiero ir a la Tierra. Explica por qué la invasión fracasará.
El comisionado frunció el ceño volviéndose hacia las revistas amarillentas.
-¿Cómo es eso?
-Tome cualquier ejemplar -dijo Ettil-. Cualquiera. Nueve de cada diez historias
(publicadas entre los años 1929 y 1950, según el calendario terrestre) hablan de una
invasión marciana que invade exitosamente la Tierra.
-Ah.-El comisionado sonrió, asintiendo con un movimiento de cabeza.
-Y que luego -dijo Ettil-, fracasa.
-¡Traición! ¡Literatura subversiva!
-Como guste, pero permítame que saque algunas conclusiones. Las invasiones
fracasan, invariablemente, a causa de un hombre joven, generalmente delgado,
generalmente irlandés, generalmente solo, llamado Mick o Rick o Jick, que destruye a los
marcianos.
-¡No creerá eso!
-No, no creo que los terrestres puedan hoy hacer eso... no. Pero tienen una tradición,
¿comprende, comisionado? Varias generaciones de niños han leído, han absorbido esos
cuentos. No conocen sino una serie de invasiones sucesivamente aplastadas. ¿Puede
usted decir otro tanto de la literatura de Marte?
-Bueno...
-Creo que no.
-Sabe que no. Nunca hemos escrito esas historias tan fantásticas. Sólo atacamos, y
morimos.
-No comprendo su razonamiento. ¿Qué relación ve usted entre la guerra y estas
revistas?
-La moral. Algo muy importante. Los terrestres saben que no pueden fracasar. Lo
llevan adentro, como la sangre en las venas. No pueden fracasar. Rechazaron todas las
invasiones, aun aquellas maravillosamente organizadas. El haber leído durante su
adolescencia todas esas historias les ha dado una fe que no conocemos. Nosotros, los
marcianos, no estamos seguros. Sabemos que podemos fracasar. Nuestra moral es muy
baja, a pesar del estrépito de tambores y cobres.
-¡Basta! ¡Traidor! -gritó el comisionado-. Arrojaremos al fuego estas revistas y haremos
lo mismo con usted dentro de diez minutos. Elija, Ettil Vrye: unirse a la legión de los
guerreros, o morir en la hoguera.
-Hay que elegir entre dos muertes. Elijo la hoguera.
-¡Hombres!
Arrastraron a Ettil hasta el patio. Allí vio como arrojaban al fuego sus revistas, tan
cuidadosamente coleccionadas. Habían preparado un pozo de petróleo de un metro y
medio de profundidad. Encendieron el pozo. Las llamas atronaron el aire. Dentro de un
minuto me echarán ahí, pensó Ettil.
En el otro extremo del patio, en la sombra, vio la solemne y solitaria figura de su hijo,
con los ojos amarillos, grandes y brillantes, llenos de pena y miedo. El niño, silencioso, no
se movía. Miraba a su padre como un animal agonizante, un animal callado que sólo
quería esconderse.
Ettil miró el pozo de fuego. Sintió unas manos rudas que le arrancaban la ropa y lo
empujaban hacia el rojo perímetro de la muerte. Tragó saliva, y gritó:
-¡Un momento!
El rostro del comisionado, enrojecido por las llamas, se adelantó a través del aire
tembloroso.
-¿Qué pasa?
-Me uniré a la legión de los guerreros -respondió Ettil.
-¡Bien! Déjenlo en libertad.
Las manos cayeron.
Ettil se volvió y vio a su hijo que esperaba, allá en el otro extremo del patio. No sonreía,
esperaba. En lo alto del cielo un dorado cohete incandescente subió entre las estrellas.
-Y ahora despediremos a estos valientes guerreros -dijo el comisionado.
La banda rompió a tocar, y el viento bañó suavemente, con una dulce lluvia de
lágrimas, al ejército sudoroso. Los niños correteaban. Ettil miró a su mujer, que lloraba de
orgullo, y a su hijo, serio y callado.
Entraron marchando en la nave, entre risas y hurras. Se ataron a las hamacas de tela
de araña. Las hamacas se llenaron de hombres cansados y perezosos que esperaban
masticando un poco de comida.
Una compuerta se cerró de golpe. Una válvula silbó.
-Hacia la Tierra y la destrucción -murmuró Ettil.
-¿Qué? -preguntó alguien.
-Hacia la gloriosa victoria -dijo Ettil con una mueca.
El cohete dio un salto.
El espacio, pensó Ettil. Henos aquí, rodando entre las tintas negras y las luces rosadas
del espacio, en una cacerola. Henos aquí, en un cohete celebratorio lanzado hacia los
terrestres para que cuando alcen la cabeza los ojos se les llenen de reflejos de miedo. ¿A
qué se parece esto, estar lejos, muy lejos del hogar, la mujer y los hijos?
Ettil trató de analizar sus temblores. Es como atar tus entrañas a Marte y dar luego un
salto de un millón de kilómetros. Tu corazón sigue allí, en Marte, reluciente, palpitante. Tu
cerebro sigue allí, pensando, humeando, como una antorcha abandonada. Tu estómago
sigue allí, en Marte, somnoliento, tratando de digerir la última cena. Tus pulmones están
allí, respirando el aire azul y embriagador de Marte, como un blando fuelle plegado que
desea abrirse, que suspira añorando el resto de tu cuerpo.
Y aquí estás, un autómata sin engranajes, ni ruedas. El gobierno te ha hecho una
autopsia, abandonando lo más importante sobre mares secos y oscuras colinas. Y aquí
estás, vacío como una botella, apagado, sin sangre, con sólo un par de manos, para
matar a los terrestres. Eres sólo un par de manos, pensó Ettil, en su frío aislamiento.
Aquí estás, en esta enorme tela de araña. Te acompañan algunos otros, pero están
completos... tienen cuerpos y corazones. Pero lo vivo que había en ti, está allá ahora,
arrastrándose por los mares vacíos, entre los vientos de la tarde. Esto que soy ahora, este
barro helado, está ya muerto.
-¡Destacamentos de combate! ¡Destacamentos de combate!
-Listos, listos, listos.
-¡Arriba! ¡Dejen las telas! ¡Rápido!
Ettil se movió. Las dos manos frías se movieron ante él, en alguna parte.
Qué rápido ha sido todo, pensó. Hace un año un cohete terrestre llegó a Marte.
Nuestros hombres de ciencia, con sus increíbles talentos telepáticos, copiaron la nave;
nuestros trabajadores, con sus fábricas increíbles, la reprodujeron, cien veces. Ninguna
otra nave ha llegado a Marte desde entonces, y sin embargo ya todos hablamos
perfectamente el idioma de la Tierra. Conocemos su cultura, su modo de pensar. Y ahora
vamos a pagar el precio de nuestra inteligencia.
-¡Preparen las armas!
-¡Listos!
-¡Apunten!
-¿Distancia?
-¡Quince mil kilómetros!
-¡Al ataque!
Un silencio susurrante. Un silencio de insectos en las paredes del cohete. El zumbido
de insecto de las menudas bobinas, los pistones y los ejes de las ruedas. Un silencio de
hombres acechantes. Un silencio de glándulas que emitían, acompasadamente,
lentamente, unas gotas de sudor, en las axilas, sobre las cejas, bajo los ojos apagados y
fijos.
-¡Atención! ¡Prepárense!
Ettil trató de sostenerse clavándose fuertemente las uñas en la razón.
Silencio... silencio, silencio. Espera.
-¡Tiiii... ti... tiii!
-¿Qué es eso?
-¡Una radio de la Tierra!
-¡Sintonicen!
-¡Están tratando de comunicarse con nosotros! ¡Sintonicen!
-¡Tii... ii!
-¡Aquí están! ¡Escuchen!
-Aquí la Tierra, llamando a la flota de invasión marciana.
El atento silencio, el zumbido de insecto retrocedieron para que la penetrante voz de la
Tierra resonara en las cámaras llenas de hombres expectantes.
-Aquí la Tierra. ¡Os habla William Sommers, presidente de la Asociación de
Productores Americanos!
Ettil se inclinó hacia adelante cerrando los ojos.
-Bienvenidos a la Tierra.
-¿Qué? -rugieron los hombres en el cohete-. ¿Qué dijo?
-Sí, bienvenidos a la Tierra.
-¡Es una trampa!
Ettil se estremeció, abrió los ojos y miró con asombro la voz invisible que brotaba del
techo.
-¡Bienvenidos! ¡Bienvenidos a la Tierra industrial y verde! -declaró la amable voz-. Os
damos la bienvenida con los brazos abiertos. ¡Que vuestra sangrienta invasión se
transforme en una eterna amistad!
-¡Una trampa!
-¡Chist! ¡Escuchen!
-Hace ya muchos años, nosotros los terrestres, renunciamos a la guerra, destruimos
nuestras bombas atómicas. Todo el planeta es vuestro. Sólo os pedimos un poco de
gracia, bondadosos invasores.
-¡No puede ser cierto! -murmuró una voz.
-Es una trampa.
-Aterrizad y sed bienvenidos, todos vosotros -dijo el señor William Sommers de la
Tierra-. Aterrizad en cualquier parte. ¡La Tierra es vuestra! ¡Todos somos hermanos!
Ettil se echó a reír. Todos se volvieron hacia él. Los marcianos parpadearon.
-¡Se ha vuelto loco!
Ettil no dejó de reír hasta que alguien lo golpeó.
Un hombre bajo y gordo que esperaba en el centro de la plataforma de cohetes, en
Green Town, California, sacó un limpio pañuelo blanco y se enjugó la frente cubierta de
sudor. Luego miró allá abajo a las cincuenta mil personas rodeadas por un cordón de
policías. Todos miraban el cielo.
-¡Allá vienen!
-¡Ah! -dijo la multitud.
-¡No, son gaviotas!
Un murmullo de desilusión.
-Quizá hubiese sido mejor declararles la guerra -dijo el alcalde-. Hubiésemos podido
volvernos a casa.
-¡Chist! -dijo su mujer.
-¡Allá! -rugió la multitud.
Los cohetes marcianos surgieron de la luz.
El alcalde miró nerviosamente a su alrededor.
-¿Todos preparados?
-Sí, señor -dijo Miss California 1965.
-Sí -dijo Miss América 1940 que había venido corriendo a sustituir a Miss América 1966
que estaba enferma.
-Sí, viejo -dijo el campeón de los recolectores de frutillas del valle de San Fernando,
1956.
-¿Lista la banda?
La banda alzó sus instrumentos de cobre como si fuesen cañones.
Los cohetes aterrizaron.
-¡Ahora!
La banda tocó Allá voy, California, diez veces.
Desde el mediodía hasta la una, el alcalde pronunció un discurso con ademanes ante
los silenciosos y desconfiados cohetes.
A la una y cuarto se abrieron las puertas de las naves.
La banda tocó Oh, tú, hermoso país, tres veces.
Ettil y otros cincuenta marcianos saltaron a tierra con las armas preparadas.
El alcalde corrió hacia ellos con la llave de la Tierra en las manos.
La banda tocó Santa Claus llega hoy a la ciudad y un coro traído de Long Beach cantó
algo así como Los marcianos llegan hoy a la ciudad.
Los marcianos vieron que nadie llevaba armas y se tranquilizaron un poco.
Desde la una y media hasta las dos y cuarto el alcalde volvió a pronunciar su discurso
pro marciano.
A las dos y media Miss América 1940 se ofreció a besar a todos los marcianos si se
ponían en fila.
A las dos y media y diez segundos la banda tocó ¿Cómo están todos, cómo están?
para disimular la confusión creada por la sugestión de Miss América.
A las dos y treinta y cinco el campeón de los recolectores de frutillas, 1956, presentó a
los marcianos un camión de dos toneladas lleno de frutillas.
A las dos y treinta y siete el alcalde repartió entre los marcianos unos pases gratuitos
para los cines Eltte y Majestic, uniendo a este regalo otro discurso que duró hasta
después de las tres.
La banda tocó y las cincuenta mil personas cantaron Pues son tan alegres y buenos.
Se hicieron las cuatro de la tarde.
Ettil se sentó a la sombra del cohete, con dos de sus compañeros.
-¡Así que esto es la Tierra!
-Yo opino que hay que matar a estas ratas sucias -dijo un marciano-. No confío en
ellos. Son astutos como serpientes. ¿Por qué nos reciben de este modo? -Alzó una caja.
En su interior algo se movía, susurrando-. ¿Qué me han dado aquí? Una muestra,
dijeron.-El marciano leyó el marbete: BLIX, EL NUEVO JABÓN EN ESCAMAS.
La multitud erraba a la deriva, apretada alrededor de los marcianos como en un desfile
de carnaval.
Se oía el murmullo insistente de los que hacían preguntas señalando las naves con el
dedo.
Ettil sentía frío. Temblaba más que antes.
-¿No lo sienten? -susurró-. La tensión, la maldad de todo esto. Algo va a pasarnos.
Tienen algún plan. Un plan sutil y horrible. Van a hacernos algo... lo sé.
-¡Opino que hay que matarlos a todos!
-¿Cómo vas a matar a una gente que te llama «compañero» y «querido mío»? -
preguntó otro marciano.
Ettil sacudió la cabeza.
-Son sinceros. Y sin embargo, siento como si nos disolviésemos lentamente en un
tanque de ácido. Tengo miedo, de veras.-Sondeó las mentes de la multitud-. Sí, son
verdaderamente cordiales. Adelante, camaradas, bienvenidos, eso nos dicen. Un montón
de gente común que adora por igual a perros, gatos y marcianos. Y sin embargo... sin
embargo...
La banda tocó Barrilito de cerveza. Por cortesía de las cervecerías Hagenback, Fresno,
California, se distribuyó cerveza gratis a todo el mundo.
Los marcianos se sintieron enfermos. Se pusieron a vomitar. Las bocas se
transformaron en fuentes de agua sucia. El ruido de los vómitos atravesó los prados.
Ettil, enfermo, se sentó bajo un sicomoro.
-Una conspiración, una horrorosa conspiración -gruñó llevándose las manos al vientre.
-¿Que comió? -preguntó el comisionado militar.
-Algo que llamaban copos de maíz -murmuró Ettil.
-¿Y nada más?
-Una especie de cilindro de carne, dentro de un pan; y un líquido amarillo en un vaso
frío, y algo así como un pescado... -suspiró Ettil. Se le cerraban los ojos.
Los gemidos de los invasores marcianos se oían en todas partes.
-¡Maten a esas víboras! -gritó alguien débilmente.
-Calma -dijo el comisionado-. Han exagerado su hospitalidad, nada más. Vamos, de
pie. En marcha hacia el pueblo. Instalaremos unas cuantas guarniciones para estar más
seguros. Los otros cohetes ya están descendiendo en otros pueblos. Tenemos mucho
trabajo por delante.
Los hombres se incorporaron y miraron estúpidamente a su alrededor.
-¡De frente, marchen!
-¡Uno, dos, tres, cuatro! ¡Uno, dos, tres, cuatro!
Las inmaculadas tiendas del pueblecito dormían bajo un sol abrasador. El calor lo
bañaba todo... los postes, el cemento, los metales, los toldos, las terrazas, el alquitrán...
todo.
Los pasos marcianos resonaban sobre el asfalto.
-¡Alerta. hombres! -susurró el comisionado.
Pasaban en ese momento ante un instituto de belleza.
Del interior de la casa surgió una risita furtiva.
-¡Miren!
Una cabeza cobriza se asomó y desapareció como una muñeca. Un ojo azul brilló e
hizo un guiño desde el agujero de una cerradura.
-Una conspiración -murmuro Ettil-. Una conspiración como les dije.
Olores y perfumes, impulsados por los ventiladores, llenaron el aire de la calle. Las
mujeres estaban escondidas en cavernas, como criaturas submarinas, bajo conos
eléctricos, con cabello ondulados en raros torbellinos y picos, con ojos maliciosos y duros,
tímidos y animales; con bocas rojas como el neón incandescente. Los ventiladores
giraban y giraban, y un viento perfumado invadía la tarde tranquila, moviéndose entre
árboles verdes, retorciéndose entre asombrados marcianos.
-¡En nombre de Dios! -gritó Ettil, con los nervios deshechos-. ¡Volvamos a los cohetes!
¡Volvamos a casa! ¡Nos agarrarán! ¿No las veis? ¡Esos horribles animales marinos, esas
mujeres ocultas en sus frescas cuevitas de piedra artificial!
-¡Cállese!
Miradlas, pensó Ettil. Agitan los vestidos como agallas verdes y frías sobre las
columnas de las piernas.
Ettil dio un grito.
-¡Cierre la boca!
-¡Van a arrojarse sobre nosotros, esgrimiendo cajas de bombones y ejemplares de El
amor y Bellezas de Hollywood, chillando con sus bocas rojizas y grasientas! ¡Van a
inundarnos con trivialidades, a destruir nuestra sensibilidad! ¡Miradlas, a punto de morir
electrocutadas, con sus voces susurrantes, sus cantos y sus murmullos! ¿Os atreveríais a
entrar ahí?
-¿Por qué no? -preguntaron los otros marcianos.
-¡Os freirán, os sacarán la sangre! Nadie podrá reconoceros. Os harán pedazos, os
azotarán hasta que no quede de vosotros sino un marido, un hombre trabajador, el
hombre que paga para que ellas puedan venir a sentarse aquí, a devorar sus malditos
chocolates. ¿Pensáis que podríais dominarlas?
-Sí, por todos los dioses.
A lo lejos se oyó una voz, una voz alta y aguda, una voz de mujer que decía:
-¿No es gracioso ése del medio?
-Los marcianos no son tan malos después de todo. Son sólo hombres -dijo otra.
-¡Eh, eh! ¡Yoo-hoo! ¡Marcianos! ¡Eh!
Ettil escapó dando gritos.
Se sentó en un parque, estremeciéndose, recordando la escena. Alzó los ojos hacia el
oscuro cielo de la noche, y se sintió tan lejos de su casa, tan desamparado. Sentado aquí,
entre los árboles inmóviles, podía ver a lo lejos a los guerreros marcianos que paseaban
por las calles, con mujeres terrestres, o desaparecían en la fantasmal oscuridad de los
palacios de las emociones pequeñas, para oír allí los horribles sonidos de unas cosas
blancas que se movían sobre pantallas blancas. Y al lado de los marcianos se sentaban
unas mujercitas de pelo rizado, con unas bolas de goma gelatinosa entre las mandíbulas,
y debajo de los asientos, se endurecían otras bolas de goma con unas fósiles huellas que
los dientecitos de gato de las mujeres habían impreso para siempre. La cueva de los
vientos... el cine.
-Hola.
Ettil volvió la cabeza, aterrorizado.
Una mujer se había sentado en el banco, masticando perezosamente su pastilla de
goma.
-No se escape; no muerdo -dijo la mujer.
-Oh -dijo Ettil.
-¿No le gustaría ir al cine? -preguntó la mujer.
-No.
-Oh, vamos. Todos van.
-No -dijo Ettil-. ¿No hay otra cosa que hacer en este mundo?
-¿Otra cosa? ¿No es ya bastante? -Los ojos de la mujer se abrieron llenos de
sospecha-. ¿Qué quiere que haga? ¿Que me quede en mi cuarto a leer un libro? ¡Ja, ja!
Estaría bueno.
Ettil la miró un momento y al fin le preguntó:
-¿No hace usted otra cosa?
-Paseo en auto. ¿No tiene auto? Debería conseguirse un convertible Podler Seis. ¡Son
maravillosos!
Un hombre con un Podler Seis conquista a cualquier chica. Se lo aseguro -dijo la mujer,
mirándolo-. Apuesto a que usted tiene montones de dinero... Viene de Marte, y todo.
Apuesto a que si quisiera podría comprarse un Podler Seis e ir a todas partes.
-¿Al cine, por ejemplo?
-¿Le parece mal?
-No... no...
-Oiga, ¿sabe como quién habla usted? -dijo la mujer-. Como un comunista. Sí, señor.
Nadie aguanta aquí esa clase de charla, se lo aviso. Nuestro viejo sistemita no tiene nada
de malo. Hasta hemos dejado que ustedes los marcianos nos invadan sin levantar ni
siquiera el dedo meñique, ¿acaso no es cierto?
-Sí -dijo Ettil-, y no entiendo por qué. ¿Cuál es el motivo?
-Porque somos de gran corazón, por eso. No se olvide, de gran corazón.
La mujer se alejó en busca de algún otro.
Recurriendo al poco ánimo que le quedaba, Ettil comenzó a escribirle a su mujer,
moviendo cuidadosamente la pluma sobre la hoja apoyada en la pierna.
Querida Tylla...
Pero lo interrumpieron otra vez. Una vieja aniñada, con una carita llena de arrugas,
pálida y redonda, sacudió una pandereta bajo las narices de Ettil obligándole a alzar los
ojos.
-Hermano -exclamó la vieja con los ojos brillantes-. ¿Has sido salvado?
-¿Estoy en peligro? -preguntó Ettil incorporándose y dejando caer la lapicera.
-¡En terrible peligro! -lloró la mujer, golpeando la pandereta y clavando los ojos en el
cielo-. Oh, hermano, necesitas ser salvado, urgentemente.
-Pienso lo mismo -dijo Ettil, estremeciéndose.
-Hoy hemos salvado a muchos. Yo misma salvé a tres marcianos. ¿No está bien? -La
mujer le mostró los dientes.
-Creo que sí.
La vieja parecía dominada por alguna sospecha. Se inclinó hacia Ettil y le preguntó en
voz baja:
-Hermano, ¿has sido bautizado?
-No se -murmuró Ettil a su vez.
-¿No lo sabes? -gritó la mujer alzando la mano y la pandereta.
-¿Es como ser fusilado?
-Hermano -dijo la mujer-. Estás en un estado pecaminoso lamentable. Le echaremos la
culpa a tu descuidada educación. Apuesto a que esas escuelas de Marte son terribles...
No enseñarán ninguna verdad. Sólo un montón de mentiras. Hermano, tienes que
bautizarte si quieres ser feliz.
-¿Seré feliz aun en este mundo? -preguntó Ettil.
-No pretendas manjares en tu plato -dijo la mujer-. Conténtate con unas viejas lentejas,
pues nos espera otro mundo mejor que éste.
-Lo conozco -dijo Ettil.
-Un mundo de paz -continuó la mujer.
-Sí.
-De serenidad.
-Sí.
-De leche y miel -dijo la vieja.
-Sí, sí.
-Y donde todos ríen.
-Ahora me doy cuenta -dijo Ettil.
-Un mundo mejor.
-Mucho mejor. Sí, Marte es un hermoso planeta.
-Oye -dijo la mujer, estirándose y dándole, casi, con la pandereta en la cara-, ¿te ríes
de mí?
-¿Por qué? No. -Ettil se sentía confuso y asombrado-. Pensé que hablaba usted de...
-No de ese malvado, sucio y viejo Marte. ¡Créeme! Los hombres como tú arderán siglos
y siglos, y sufrirán, y se cubrirán de pústulas negras, y serán horriblemente torturados.
-Reconozco que la vida en la Tierra no es nada agradable. La ha descrito usted muy
bien.
-¡Estás burlándote de mí otra vez! -gritó la mujer, enojada.
-No, no... por favor. Soy un hombre ignorante.
-Bueno -dijo la mujer-, eres un pagano y los paganos no son gente buena. Toma este
papel. Vé a esa dirección mañana. Te bautizaremos y serás feliz. Cantaremos y
saltaremos y elevaremos juntos nuestras voces. Y si quieres podrás oír nuestra banda de
trompetas. ¿Irás?
-Haré lo posible -dijo Ettil, titubeando.
La mujer se fue calle abajo, golpeando su pandereta, cantando hasta desgañitarse:
-¡Soy tan feliz, soy siempre tan feliz!
Aturdido, Ettil volvió a su carta:
Querida Tylla:
Pensar que en mi ingenuidad creí que los terrestres contraatacarían con fusiles y
bombas. No, no. Cometí un triste error. Mick, o Rick, o Jick, esos apuestos jóvenes que
salvan el mundo, no existen. No.
Hay rubios robots de rosados cuerpos de goma, reales, pero de algún modo irreales;
vivos, pero de algún modo automáticos, que viven en cuevas. Sus dientes son de un
tamaño increíble. Tienen, además, una mirada fija, inmóvil, por haberse pasado
innumerables horas mirando películas. Sólo tienen músculos en las mandíbulas: mastican
incesantemente unos trozos de goma.
Y no sólo eso, querida Tylla, toda la civilización terrestre es algo semejante. Y hemos
sido arrojados en esta civilización como un puñado de semillas en una mezcladora de
cemento. Ninguno de nosotros podría sobrevivir. Nos matarán a todos, pero no con una
bala, sino con un amable apretón de manos. Nos destruirán a todos, pero no con un
cohete, sino con un automóvil...
Alguien dio un grito. Un enorme ruido. Otro ruido. Silencio.
Ettil alzó los ojos. A lo lejos, en la calle, habían chocado dos autos. Uno lleno de
marcianos, el otro de terrestres. Ettil volvió a su carta.
Querida, querida Tylla. Unos pocos números si me permites. Cuarenta y cinco mil
personas se matan todos los años en este continente americano, transformándose en
jalea ahí mismo, en la misma lata, en los automóviles. Una jalea de sangre roja, con
huesos blancos aquí y allá, como repentinos pensamientos, pensamientos horribles y
ridículos, incrustados en la jalea. Los coches se repliegan transformándose en herméticas
latas de sardinas... sólo jugo. y silencio.
Estiércol de sangre para las sonoras moscas del verano, desparramado por todas las
carreteras. Rostros transformados en máscaras de la Víspera de Todos los Santos. (una
de sus fiestas. Creo que ese día rinden culto a los automóviles. No sé. Es algo que tiene
relación con la muerte.)
Miras por la ventana y ves a dos personas, que hasta hace un momento no se
conocían, cariñosamente acostadas y juntas, muertas. Preveo que esas jóvenes brujas y
esas gomas de mascar aplastarán, contaminarán y atraparán a nuestro ejército en los
cines. Uno de estos días trataré de escapar e ir a Marte. Tendrá que ser pronto.
Quizá, Tylla mía en algún lugar esta noche, en esta misma Tierra. haya un hombre que
tiene una palanca. Cuando mueva esa palanca, el mundo se salvará. Este hombre es hoy
un desocupado. Su palanca está cubierta de polvo. El pobre se pasa las horas jugando al
dominó.
Las mujeres de este malvado planeta están ahogándose en una marea de
sentimentalismo, de falso romance. Buenas noches, Tylla. Deséame buena suerte, pues
moriré probablemente tratando de escapar. Besos a los chicos.
Llorando en silencio, Ettil dobló la carta y se prometió a sí mismo llevarla más tarde al
correo del cohete.
Dejó el parque. ¿Qué podía hacer? ¿Escapar? ¿Pero cómo? ¿Ir al correo esa misma
noche, robar uno de los cohetes y volver solo a Marte? ¿Sería posible? Sacudió la
cabeza. Se sentía confundido.
Sólo sabía que si se quedaba en la Tierra pasaría a ser el esclavo de un montón de
cosas que zumbaban, roncaban, silbaban y emitían nubes de humo y malos olores. Y en
seis meses sería el propietario de una úlcera rosada, grande y sensible; una presión
arterial de dimensiones algebraicas; una miopía próxima a la ceguera, y unas pesadillas
profundas como océanos e infectadas de intestinos de increíble longitud a través de los
cuales tendría que abrirse paso a la fuerza durante todas las noches. No, no.
Ettil observó los rostros alucinados de los terrestres que desfilaban en sus ataúdes
mecánicos. Pronto... sí, muy pronto, inventarían un auto con seis asas de bronce.
-Eh, usted.
La bocina de un auto. El largo féretro de un coche, negro y siniestro, se acercó a la
acera. Un hombre se asomó a la ventanilla.
-¿Es usted marciano?
-Sí.
-Justo el hombre que busco. Suba, rápido... La gran ocasión de su vida. Suba. Iremos a
hablar a un lugar tranquilo. Vamos, suba, no se quede ahí.
Como hipnotizado, Ettil abrió la puerta y entró en el coche.
El coche se alejó.
-¿Qué deseas, E. V.? ¿Un manhattan? Dos manhattans, camarero. Okay, E. V. Yo
convido. ¡Yo y los Grandes Estudios! No saques la cartera. Mucho gusto en conocerte, E.
V. Mi nombre es R. R. Van Plank. Quizá has oído hablar de mí. ¿No? Bueno, chócalas
igual.
Ettil sintió que le estrujaban y le masajeaban la mano. Estaban en una ratonera oscura,
rodeados de música y camareros. Aparecieron dos copas. Todo había ocurrido tan
rápidamente. Van Plank, con las manos cruzadas sobre el pecho, observaba su
descubrimiento marciano.
-E. V. -dijo al fin-, te necesito para esto. La más espléndida de mis ideas. No sé ni
cómo se me ocurrió; así de pronto. Estaba en casa, sentado, y pensé: ¡Dios mío, qué
buena película sería! Los marcianos invaden la Tierra. ¿Qué necesito? Un consejero
técnico. Subí a mi coche, te encontré, y aquí estamos. ¡Alcemos las copas! Por tu salud y
tu futuro.
-Pero... -dijo Ettil.
-Sí, ya sé, necesitas dinero. Bueno, no faltará. Tengo aquí mismo una libretita de
cheques muy apetitosa.
-No me gustan las golosinas terrestres...
-Muy gracioso, de veras. Bueno, te diré cómo imagino la película... Escucha. -Van
Plank se inclino hacia adelante, excitado-. Para empezar, una escena con unos marcianos
que bailan y tocan el tambor. Al fondo unas grandes ciudades de plata...
-Pero las ciudades marcianas no son así...
-Tenemos que darle color, muchacho, color. Deja que el viejo arregle este asunto.
Bueno, ahí están los marcianos, bailando alrededor del fuego.
-Nosotros no bailamos alrededor del fuego.
-En esta película bailarán alrededor del fuego -declaró Van Plank con los ojos cerrados,
orgulloso de su seguridad-. Luego aparecerán unas hermosas marcianas, altas y rubias.
-Las marcianas son morenas...
-Mira, E. V., así no podremos entendernos. Ah, me olvidaba, tendrás que cambiarte el
nombre. ¿Cómo era?
-Ettil.
-Un nombre de mujer. Te voy a poner uno mejor: Joe. Te llamarás Joe. Okay, Joe,
como decía, nuestras marcianas serán rubias porque... porque sí. Si no el viejo no estará
contento. ¿Se te ocurre algo?
-Pensaba que...
-Y en otra escena, muy emocionante, la joven marciana salva de la muerte a todos los
marcianos cuando un meteoro o algo parecido destroza el cohete. Una escena
formidable. Me alegra haberte encontrado, Joe. Harás un buen negocio con nosotros, te lo
aseguro.
Ettil se inclinó hacia adelante y tomó al hombre por la muñeca.
-Un momento. Quiero preguntarle algo.
-Seguro, Joe. Adelante.
-¿Por qué han sido tan amables con nosotros? Invadimos su planeta y nos reciben
alegremente, como a unos niños que han estado extraviados durante mucho tiempo. ¿Por
qué?
-No sois muy inteligentes en Marte, ¿eh? Sois bastante ingenuos, ya me doy cuenta.
Mira, Joe, piensa un momento. Todos somos gente común, ¿no es así? -Van Plank agitó
una manita oscura adornada con esmeraldas-. Somos tan vulgares como la basura, ¿no
es cierto? Bueno, aquí en la Tierra estamos orgullosos de ser así. Este es el siglo del
hombre común, Bill, y estamos orgullosos de nuestra medianía. Bill, estás en un planeta
lleno de Saroyans. Sí, señor, una enorme familia de amables Saroyans... Todo el mundo
ama a todo el mundo. Os entendemos, Joe, y sabemos por qué habéis invadido la Tierra.
Sabemos que os sentíais muy solos en ese frío y pequeño Marte, y que envidiabais
nuestras ciudades...
-Nuestra civilización es más antigua que la de ustedes.
-Por favor, Joe, no me gusta que me interrumpan. Déjame terminar y luego dirás todo
lo que quieras. Como te iba diciendo, os sentíais muy solos allá arriba, y bajasteis a ver
nuestras ciudades y nuestras mujeres y todo lo demás, y nosotros os recibimos con los
brazos abiertos. Todos somos hermanos. Sois hombres comunes como nosotros. Y,
además, Roscoe, esta invasión puede darnos algunos beneficios. Por ejemplo, esta
película nos reportará una ganancia neta de un billón de dólares. Estoy seguro. La
semana próxima comenzaremos a vender una muñeca marciana, algo especial, a treinta
dólares. Piensa en los millones que podemos ganar. Firmaremos también un contrato
para vender un juego marciano a cinco. Hay muchas posibilidades.
-Ya veo -dijo Ettil, echándose hacia atrás.
-Y luego, naturalmente, está ese nuevo y espléndido mercado. Piensa en los
depilatorios, las pastillas de goma y las pomadas para calzado que podemos venderos.
-Espere. Otra pregunta.
-Lárgala.
-¿Cómo se llama usted? ¿Qué quiere decir R. R.?
-Richard Robert.
Ettil miró el cielo raso.
-¿Lo llamaron alguna vez, por casualidad, Rick?
-¿Cómo lo has adivinado, compañero? Rick, exacto.
Ettil suspiró y rió, rió. Extendió la mano.
-¿Así que usted es Rick? ¡Rick!
-¿Dónde está el chiste? Deja que el viejo lo sepa.
-No lo entendería... Una broma de familia. ¡Ja, ja! -Las lágrimas corrieron por las
mejillas de Ettil y le llegaron a la boca. Golpeó la mesa, una y otra vez-. Así que usted es
Rick. Oh, qué sorpresa, qué divertido. Nada de músculos prominentes, nada de fuertes
mandíbulas, nada de revólveres. ¡Sólo una cartera llena de dinero y unos anillos de
esmeraldas, y una enorme barriga!
-Eh, cuidado con lo que dices. No soy, quizá, un Apolo, pero...
-Deme la mano, Rick. ¡Deseaba tanto conocerlo! Usted conquistará Marte. Armado de
cocteleras, arcos plantares, fichas de poker, bolsas de goma, gorras cuadriculadas y
botellas de ron.
-Soy sólo un humilde hombre de negocios -dijo Van Plank bajando modestamente los
ojos-. Hago mi trabajo y saco mis bocaditos. Eso es todo. Pero, como te decía, Marte será
un gran mercado para los juegos automáticos y las historietas de Dick Tracy. Campo
virgen. ¿Nunca habéis visto una historieta, eh? ¡Muy bien! Os meteremos por los ojos
unas cuantas cosas a los marcianos. ¡Os vais a pelear por ellas, muchacho! ¡Os vais a
pelear! ¿Y quién no? Perfumes, trajes de París, pantalones de Oshkosh, ¿eh? Y zapatos
nuevos...
-No usamos zapatos.
-¿Pero qué me han traído? -preguntó R. R. con los ojos en el cielo raso-. ¿Un planeta
de campesinos? Mira, Joe, ya arreglaremos eso. Os avergonzaréis de no usar zapatos. ¡Y
luego os venderemos el betún!
-Oh.
Van Plank palmeó a Ettil.
-¿Trato hecho? ¿Serás el director técnico de mi película? Te daremos doscientos por
semana para empezar. Y luego aumentaremos a quinientos. ¿Qué te parece?
-Me siento enfermo -dijo Ettil. Había bebido el manhattan y estaba pálido.
-Caramba, lo siento. No sabía que eso podía hacerte mal. Vamos a tomar un poco de
aire.
Al aire libre, Ettil se sintió mejor.
-¿Así que por eso nos recibieron en la Tierra?
-Claro, hijo. Cuando un terrestre puede ganarse honestamente un dólar, míralo,
desborda de entusiasmo. El cliente nunca se equivoca. Nada de rencores... Bueno, ésta
es mi tarjeta. Ve a los estudios de Hollywood mañana por la mañana, a las nueve. No te
olvides de estar a las nueve. Es una regla de la casa.
-¿Por qué?
-Gallagher, eres un pájaro raro, de veras; pero me gustas. Buenas noches. ¡Feliz
invasión!
El automóvil se alejó.
Ettil lo siguió con los ojos, incrédulo. Luego, frotándose la frente con la palma de la
mano, echó a caminar por la calle, hacia el aeropuerto.
-Bueno, ¿qué vas a hacer? -se preguntó a sí mismo, en voz alta.
Los cohetes, silenciosos, resplandecían a la luz de la luna. De la ciudad llegaban los
lejanos ruidos de las fiestas. En un puesto médico atendían un caso grave de depresión
nerviosa: un joven marciano que, a juzgar por sus gritos, había visto demasiado, había
bebido demasiado, había oído demasiadas canciones en los fonógrafos rojos y amarillos
de los cafés, y había sido perseguido alrededor de innumerables mesas por una mujer
parecida a un elefante.
-No puedo respirar... Aplastado, atrapado -murmuraba el enfermo.
Los sollozos cesaron. Ettil dejó las sombras y cruzó una ancha avenida que llegaba
hasta las naves. A lo lejos los guardias dormían, borrachos. Escuchó. De la ciudad
llegaba el débil ruido de los automóviles, la música y las bocinas. Imaginó otros ruidos: el
insidioso zumbido de las máquinas que preparaban la levadura para engordar a los
guerreros y hacerlos desmemoriados y perezosos; las narcóticas voces de las cavernas
de los cines que acunaban y acunaban a los marcianos, incansablemente,
incansablemente, hasta dormirlos de tal modo que desde entonces vivirían como
sonámbulos.
Al cabo de un año, ¿cuántos marcianos habrían muerto enfermos del hígado, los
riñones o el corazón? ¿Cuántos se habrían suicidado?
Ettil se detuvo en medio de la desierta avenida.
Podía elegir: quedarse aquí, aceptar el empleo en el estudio, presentarse todas las
mañanas al trabajo, como consejero técnico, y al cabo de un tiempo decirle al productor
que sí, de veras, había masacres en Marte; sí, las mujeres eran altas y rubias; sí, había
danzas rituales y sacrificios; sí, sí, sí. O podía meterse en un cohete y volver, solo, a
Marte.
-Pero, ¿y el año próximo? -se dijo.
Inaugurarían en Marte el club nocturno del Canal Azul, el casino de juegos de la Ciudad
Antigua, en la misma ciudad. ¡Sí, en una de las antiguas ciudades de Marte! Tubos de
neón, papeles sucios entre las ruinas, picnics en los viejos cementerios... todo eso todo.
Pero no en seguida. Pronto llegaría a casa. Tylla estaría esperándolo con su hijo, y
durante un tiempo podrían sentarse a orillas del canal a leer los viejos y hermosos libros,
a saborear un vino suave y raro... Y hablarían y vivirían en paz hasta que los tubos de
neón cayeran sobre ellos.
Y quizá pudieran irse entonces a las montañas azules y ocultarse allí un año o dos,
hasta que llegasen los turistas a sacar sus instantáneas y decir qué bonito era todo.
Sabía ya lo que iba a decirle a Tylla:
-La guerra es mala, pero la paz puede ser algo horrible.
Ettil se había detenido en medio de la ancha avenida.
Volvió la cabeza y no se sorprendió al ver que un coche venía hacia él, haciendo eses;
un coche abierto, lleno de muchachos y muchachas vociferantes, de no más de dieciséis
años. Vio que los ocupantes del coche lo señalaban con el dedo y gritaban. Oyó el ruido
creciente del motor. El coche se precipitaba hacia él a noventa kilómetros por hora.
Ettil echó a correr.
Sí, sí, pensó cansadamente, con el coche ya encima, qué raro, qué triste. Suena
como... una mezcladora de cemento.
-
MARIONETAS S. A.
-
Caminaban lentamente por la calle, a eso de las diez de la noche, hablando con
tranquilidad. No tenían más de treinta y cinco años. Estaban muy serios.
-Pero ¿por qué tan temprano? -dijo Smith.
-Porque sí -dijo Braling.
-Tu primera salida en todos estos años y te vuelves a casa a las diez.
-Nervios, supongo.
-Me pregunto cómo te las habrás ingeniado. Durante diez años he tratado de sacarte a
beber una copa. Y hoy, la primera noche, quieres volver en seguida.
-No tengo que abusar de mi suerte -dijo Braling.
-Pero, ¿qué has hecho? ¿Le has dado un somnífero a tu mujer?
-No. Eso sería inmoral. Ya verás.
Doblaron la esquina.
-De veras, Braling, odio tener que decírtelo, pero has tenido mucha paciencia con ella.
Tu matrimonio ha sido terrible.
-Yo no diría eso.
-Nadie ignora cómo consiguió casarse contigo. Allá, en 1979, cuando ibas a salir para
Río.
-Querido Río. Tantos proyectos y nunca llegué a ir.
-Y cómo ella se desgarró la ropa, y se desordenó el cabello, y te amenazó con llamar a
la policía si no te casabas con ella.
-Siempre fue un poco nerviosa, Smith, entiéndelo.
-Había algo más. Tú no la querías. Se lo dijiste, ¿no es así?
-En eso siempre fui muy firme.
-Pero sin embargo te casaste.
-Tenía que pensar en mi empleo, y también en mi madre, y en mi padre. Una cosa así
hubiese terminado con ellos.
-Y han pasado diez años.
-Sí -dijo Braling, mirándolo serenamente con sus ojos grises-. Pero creo que todo va a
cambiar. Mira.
Braling sacó un largo billete azul.
-¡Cómo! ¡Un billete para Río! ¡El cohete del jueves!
-Sí, al fin voy a hacer mi viaje.
-¡Es maravilloso! Te lo mereces de veras. Pero, ¿y tu mujer, no se opondrá? ¿No te
hará una escena?
Braling sonrió nerviosamente.
-No sabe que me voy. Volveré de Río de Janeiro dentro de un mes y nadie habrá
notado mi ausencia, excepto tú.
Smith suspiró.
-Me gustaría ir contigo.
-Pobre Smith, tu matrimonio no ha sido precisamente un lecho de rosas, ¿eh?
-No, exactamente. Casado con una mujer que todo lo exagera. Es decir, después de
diez años de matrimonio, ya no esperas que tu mujer se te siente en las rodillas dos horas
todas las noches; ni que te llame al trabajo doce veces al día, ni que te hable en media
lengua. Y parece como si en este último mes se hubiese puesto todavía peor. Me
pregunto si no será una simple.
-Ah, Smith, siempre el mismo conservador. Bueno, llegamos a mi casa. ¿Quieres
conocer mi secreto? ¿Cómo pude salir esta noche?
-Me gustaría saberlo.
-Mira allá arriba -dijo Braling.
Los dos hombres se quedaron mirando el aire oscuro.
En una ventana del segundo piso apareció una sombra. Un hombre de treinta y cinco
años, de sienes canosas, ojos tristes y grises y bigote minúsculo se asomó y miró hacia
abajo.
-Pero, cómo, ¡eres tú! -gritó Smith.
-¡Chist! ¡No tan alto!
Braling agitó una mano.
El hombre respondió con un ademán y desapareció.
-Me he vuelto loco -dijo Smith.
-Espera un momento.
Los hombres esperaron.
Se abrió la puerta de calle y el alto caballero de los finos bigotes y los ojos tristes salió
cortésmente a recibirlos.
-Hola, Braling -dijo.
-Hola, Braling -dijo Braling.
Eran idénticos.
Smith abría los ojos.
-¿Es tu hermano gemelo? No sabía que...
-No, no -dijo Braling serenamente-. Inclínate. Pon el oído en el pecho de Braling Dos.
Smith titubeó un instante y al fin se inclinó y apoyó la cabeza en las impasibles
costillas.
Tic-tic-tic-tic-tic-tic-tic-tic.
-¡Oh, no! ¡No puede ser!
-Es.
-Déjame escuchar de nuevo.
Tlc-tic-tic-tic-tic-tic-tic-tic.
Smith dio un paso atrás y parpadeó, asombrado. Extendió una mano y tocó los brazos
tibios y las mejillas del muñeco.
-¿Dónde lo conseguiste?
-¿No está bien hecho?
-Es increíble. ¿Dónde?
-Dale al señor tu tarjeta, Braling Dos.
Braling Dos movió los dedos como un prestidigitador y sacó una tarjeta blanca.
MARIONETAS, SOCIEDAD ANÓNIMA
Nuevos Modelos de Humanoides Elásticos,
De funcionamiento garantizado,
Desde 7.600 a 15.000 dólares,
Todo de litio.
-No -dijo Smith.
-Sí -dijo Braling.
-Claro que sí -dijo Braling Dos.
-¿Desde cuándo lo tienes?
-Desde hace un mes. Lo guardo en el sótano, en el cajón de las herramientas. Mi mujer
nunca baja, y sólo yo tengo la llave del cajón. Esta noche dije que salía a comprar unos
cigarros. Bajé al sótano, saqué a Braling Dos de su encierro, y lo mandé arriba, para que
acompañara a mi mujer, mientras yo iba a verte, Smith.
-¡Maravilloso! ¡Hasta huele como tú! ¡Perfume de Bond Street y tabaco Melachrinos!
-Quizás me preocupe por minucias, pero creo que me comporto correctamente. Al fin y
al cabo mi mujer me necesita a mí. Y esta marioneta es igual a mí, hasta el último detalle.
He estado en casa toda la noche. Estaré en casa con ella todo el mes próximo. Mientras
tanto otro caballero paseará al fin por Río. Diez años esperando ese viaje. Y cuando yo
vuelva de Río, Braling Dos volverá a su cajón.
Smith reflexionó un minuto o dos.
-¿Y seguirá marchando solo durante todo ese mes? -preguntó al fin.
-Y durante seis meses, si fuese necesario. Puede hacer cualquier cosa -comer, dormir,
transpirar cualquier cosa, y de un modo totalmente natural. Cuidarás muy bien a mi mujer,
¿no es cierto, Braling Dos?
-Su mujer es encantadora -dijo Braling Dos-. Estoy tomándole cariño.
Smith se estremeció.
-¿Y desde cuándo funciona Marionetas, S. A.?
-Secretamente, desde hace dos años.
-Podría yo... quiero decir, sería posible... -Smith tomó a su amigo por el codo-. ¿Me
dirías dónde puedo conseguir un robot, una marioneta, para mí? Me darás la dirección,
¿no es cierto?
-Aquí la tienes.
Smith tomó la tarjeta y la hizo girar entre los dedos.
-Gracias -dijo-. No sabes lo que esto significa. Un pequeño respiro. Una noche, una vez
al mes... Mi mujer me quiere tanto que no me deja salir ni una hora. Yo también la quiero
mucho, pero recuerda el viejo poema: «El amor volará si lo dejas; el amor volará si lo
atas.» Sólo deseo que ella afloje un poco su abrazo.
-Tienes suerte, después de todo. Tu mujer te quiere. La mía me odia. No es tan
sencillo.
-Oh, Nettie me quiere locamente. Mi tarea consistirá en que me quiera cómodamente.
-Buena suerte, Smith. No dejes de venir mientras estoy en Río. Mi mujer se extrañará si
desaparecieras de pronto. Tienes que tratar a Braling Dos, aquí presente, lo mismo que a
mí.
-Tienes razón. Adiós. Y gracias.
Smith se fue, sonriendo, calle abajo. Braling y Braling Dos se encaminaron hacia la
casa.
Ya en el ómnibus, Smith examinó la tarjeta silbando suavemente.
Se ruega al señor cliente que no hable de su compra. Aunque ha sido presentado al
Congreso un proyecto para legalizar Marionetas, S. A., la ley pena aún el uso de los
robots.
-Bueno -dijo Smith.
Se le sacará al cliente un molde del cuerpo y una muestra del color de los ojos, labios,
cabellos, piel, etc. El cliente deberá esperar dos meses a que su modelo esté terminado.
No es tanto, pensó Smith. De aquí a dos meses mis costillas podrán descansar al fin de
los apretujones diarios. De aquí a dos meses mi mano se curará de esta presión
incesante. De aquí a dos meses mi aplastado labio inferior recobrará su tamaño normal.
No quiero parecer ingrato, pero... Smith dio vuelta la tarjeta.
Marionetas, S. A. funciona desde hace dos años. Se enorgullece de poseer una larga
lista de satisfechos clientes. Nuestro lema es «Nada de ataduras.» Dirección: 43 South
Wesley.
El ómnibus se detuvo. Smith descendió, y caminó hasta su casa diciéndose a sí mismo:
Nettie y yo tenemos quince mil dólares en el banco. Podría sacar unos ocho mil con la
excusa de un negocio. La marioneta me devolverá el dinero, y con intereses. Nettie nunca
lo sabrá.
Abrió la puerta de su casa y poco después entraba en el dormitorio. Allí estaba Nettie,
pálida, gorda, y serenamente dormida.
-Querida Nettie. -Al ver en la semioscuridad ese rostro inocente, Smith se sintió
aplastado, casi, por los remordimientos-. Si estuvieses despierta me asfixiarías con tus
besos y me hablarías al oído. Me haces sentir, realmente, como un criminal. Has sido una
esposa tan cariñosa y tan buena. A veces me cuesta creer que te hayas casado conmigo,
y no con Bud Chapman, aquel que tanto te gustaba. Y en este último mes has estado
todavía más enamorada que antes.
Los ojos se le llenaron de lágrimas. Sintió de pronto deseos de besarla, de confesarle
su amor, de hacer pedazos la tarjeta, de olvidarse de todo el asunto. Pero al adelantarse
hacia Nettie sintió que la mano le dolía y que las costillas se le quejaban. Se detuvo, con
ojos desolados, y volvió la cabeza. Salió de la alcoba y atravesó las habitaciones oscuras.
Entró canturreando en la biblioteca, abrió uno de los cajones del escritorio, y sacó la
libreta de cheques.
-Sólo ocho mil dólares -dijo-. No más. -Se detuvo-. Un momento.
Hojeó febrilmente la libreta.
-¡Pero cómo! -gritó-. ¡Faltan diez mil dólares! -Se incorporó de un salto-. ¡Sólo quedan
cinco mil!
¿Qué ha hecho Nettie? ¿Qué ha hecho con ese dinero? ¿Más sombreros, más
vestidos, más perfumes? ¡Ya sé! ¡Ha comprado aquella casita a orillas del Hudson de la
que ha estado hablando durante tantos meses!
Se precipitó hacia el dormitorio, virtuosamente indignado. ¿Qué era eso de disponer así
del dinero? Se inclinó sobre su mujer.
-¡Nettie! -gritó-. ¡Nettie, despierta!
Nettie no se movió.
-¡Qué has hecho con mi dinero! -rugió Smith.
Nettie se agitó, ligeramente. La luz de la calle brillaba en sus hermosas mejillas.
A Nettie le pasaba algo. El corazón de Smith latía con violencia. Se le secó la boca. Se
estremeció. Se le aflojaron las rodillas.
-¡Nettie, Nettie! -dijo-. ¿Qué has hecho con mi dinero?
Y en seguida, esa idea horrible. Y luego el terror y la soledad. Y luego el infierno, y la
desilusión. Smith se inclinó hacia ella, más y más, hasta que su oreja febril descansó,
firmemente, irrevocablemente, sobre el pecho redondo y rosado.
-¡Nettie! -gritó.
Tic-tic-tic-tic-tic-tic-tic-tic-tic-tic-tic-tic-tic-tic.
Mientras Smith se alejaba por la avenida, internándose en la noche, Braling y Braling
Dos se volvieron hacia la puerta de la casa.
-Me alegra que él también pueda ser feliz -dijo Braling.
-Sí -dijo Braling Dos distraídamente.
-Bueno, ha llegado la hora del cajón, Braling Dos.
-Precisamente quería hablarle de eso -dijo el otro Braling mientras entraban en la casa-
. El sótano. No me gusta. No me gusta ese cajón.
-Trataré de hacerlo un poco más cómodo.
-Las marionetas están hechas para andar, no para quedarse quietas. ¿Le gustaría
pasarse las horas metido en un cajón?
-Bueno...
-No le gustaría nada. Sigo funcionando. No hay modo de pararme. Estoy perfectamente
vivo y tengo sentimientos.
-Esta vez sólo será por unos días. Saldré para Río y entonces podrás salir del cajón.
Podrás vivir arriba.
Braling Dos se mostró irritado.
-Y cuando usted regrese de sus vacaciones, volveré al cajón.
-No me dijeron que iba a vérmelas con un modelo difícil.
-Nos conocen poco -dijo Braling Dos-. Somos muy nuevos. Y sensitivos. No me gusta
nada imaginarlo al sol, riéndose, mientras yo me quedo aquí pasando frío.
-Pero he deseado ese viaje toda mi vida -dijo Braling serenamente.
Cerró los ojos y vio el mar y las montañas y las arenas amarillas. El ruido de las olas le
acunaba la mente. El sol le acariciaba los hombros desnudos. El vino era magnífico.
-Yo nunca podré ir a Río -dijo el otro-. ¿Ha pensado en eso?
-No, yo...
-Y algo más. Su esposa.
-¿Qué pasa con ella? -preguntó Braling alejándose hacia la puerta del sótano.
-La aprecio mucho.
Braling se pasó nerviosamente la lengua por los labios.
-Me alegra que te guste.
-Parece que usted no me entiende. Creo que... estoy enamorado de ella.
Braling dio un paso adelante y se detuvo.
-¿Estás qué?
-Y he estado pensando -dijo Braling Dos- qué hermoso sería ir a Río, y yo que nunca
podré ir...
Y he pensado en su esposa y... creo que podríamos ser muy felices, los dos, yo y ella.
-M-m-muy bien.-Braling caminó haciéndose el distraído hacia la puerta del sótano-.
Espera un momento, ¿quieres? tengo que llamar por teléfono.
Braling Dos frunció el ceño.
-¿A quién?
-Nada importante.
-¿A Marionetas, Sociedad Anónima? ¿Para decirles que vengan a buscarme?
-No, no... ¡Nada de eso!
Braling corrió hacia la puerta. Unas manos dc hierro lo tomaron por los brazos.
-¡No se escape!
-¡Suéltame!
-No.
-¿Te aconsejo mi mujer hacer esto?
-No.
-¿Sospechó algo? ¿Habló contigo? ¿Está enterada?
Braling se puso a gritar. Una mano le tapó la boca.
-No lo sabrá nunca, ¿me entiende? No lo sabrá nunca.
Braling se debatió.
-Ella tiene que haber sospechado. ¡Tiene que haber influido en ti!
-Voy a encerrarlo en el cajón. Luego perderé la llave y compraré otro billete para Río,
para su esposa.
-¡Un momento, un momento! ¡Espera! No te apresures. Hablemos con tranquilidad.
-Adiós, Braling.
Braling se endureció.
-¿Qué quieres decir con «adiós»?
Diez minutos más tarde, la señora Braling abrió los ojos. Se llevó la mano a la mejilla.
Alguien la había besado. Se estremeció y alzó la vista.
-Cómo... No lo hacías desde hace años -murmuró.
-Ya arreglaremos eso -dijo alguien.

No hay comentarios:

-

INTERESANTES

¿QUIERES SALIR AQUI? ; ENLAZAME

-

Twitter

.

Etiquetas

h. p. lovecraft (122) relato (114) cuento (76) Stephen King (63) gotico (60) GIBRÁN KHALIL GIBRÁN (57) Robert Bloch (50) terror (48) lovecraft (46) guy de maupassant (44) Lord Dunsany (43) anne rice (39) horror (37) maupassant (37) scifi (35) Edgar Allan Poe (31) cuentos (28) ambrose bierce (27) Jorge Luis Borges (26) oscar wilde (26) los mitos de cthulhu (24) algernon blackwood (23) poema (23) ray bradbury (23) blood gothic (22) august derleth (21) dark (21) enlaces (21) 1ªparte (20) bloodgothic.blogspot.com (20) demonios (19) imagenes (19) poemas (19) 2ªparte (18) mario benedetti (18) vampiros (18) capitulo del necronomicon (17) h.p. lovecraft (17) poesia (17) relatos (16) Clark Ashton Smith (15) Horacio Quiroga (15) amanecer vudú (15) musica (15) alejandro dumas (14) becquer (13) blood (13) gothic (13) underground (13) Philip K. Dick (12) amor (12) charles dickens (12) fantasia (12) fredric brown (12) pulp (12) poe (11) EL BAR DEL INFIERNO (10) Howard Phillips Lovecraft (10) el vampiro (10) las mil y una noche (10) necronomicon (10) vampiro (10) Charles Bukowski (9) el hombre ilustrado (9) friedrich nietzsche (9) gibran khalil gibran (9) lilith (9) onirico (9) paul auster (9) subrealismo (9) terror onirico (9) victoriano (9) 2 (8) Andrés Díaz Sánchez (8) Fantasmagoría (8) Isaac Asimov (8) Lewis Carroll (8) Yukio Mishima (8) arte (8) cuento de amor (8) cuento gotico (8) diccionario (8) el extraño (8) fantasmas (8) franz kafka (8) king (8) psicodelicos (8) realidad (8) vamp (8) varios (8) videos (8) Bram Stoker (7) El Castillo de Otranto (7) Selección (7) autor novel (7) cthulhu (7) cuento corto (7) cuento onirico (7) demonologia (7) entrevista con el vampiro (7) guy (7) julio cortazar (7) mitos (7) novel (7) novela (7) oscuro (7) psi-ci (7) recopilacion (7) seleccion (7) sentimientos (7) shelley (7) tatuajes parlantes (7) un mundo feliz (7) 2ª parte (6) ALFRED BESTER (6) ANTON CHEJOV (6) Bestiario (6) Douglas Adams (6) LA VOZ DEL DIABLO (6) LAS BRUJAS DE MAYFAIR (6) RESIDENT EVIL (6) Rubén Darío (6) Selecciones (6) bukowsky (6) clive barker (6) crepusculo (6) cuento victoriano de amor (6) darknes (6) el paraiso perdido (6) el pasillo de la muerte (6) ficcion (6) john milton (6) la metamorfosis (6) mary (6) meyer stephenie (6) pandora (6) rammstein (6) ramsey campbell (6) realidad sucia (6) stephen (6) vampirismo (6) 3ªparte (5) ALEXANDRE DUMAS (5) ANGELES (5) ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA (5) Charles Nodier (5) En busca de la ciudad del sol poniente (5) Flores de las Tinieblas (5) Lord des Morte (5) Marqués de Sade (5) aire frio (5) al azif (5) angel oscuro (5) aventuras (5) charles bukowsky (5) dioses (5) el cazador de sueños (5) el ceremonial (5) el demonio de la peste (5) el horla (5) gotica (5) henry kuttner (5) la casa del pasado (5) la hermandad negra (5) lavey (5) leyendas (5) libros (5) links (5) relato corto (5) wikipedia (5) Aldous Huxley (4) BRIAN W. ALDISS (4) CUESTION DE ETIQUETA (4) Drácula (4) Dylan Thomas (4) EL BESO SINIESTRO (4) EL RUISEÑOR Y LA ROSA (4) EL templo (4) ENTRADAS (4) Edmond Hamilton (4) Federico García Lorca (4) Historias de fantasmas (4) LIBROS DE LA UNIDAD (4) LOS MISERABLES (4) Las Mil y Una Noches (4) Los Fantasmas (4) Los Versos Satánicos (4) Poemas vampíricos (4) Poul Anderson (4) Richard Matheson (4) Robert E. Howard (4) Rudyard Kipling (4) Una Voz En La Noche (4) William Hope Hodgson (4) allan (4) anime (4) anonimo (4) avatars (4) chuck palahniuk (4) citas (4) colleen gleason (4) comentario (4) cuento gotico-victoriano (4) cyberia (4) de lo mejor de paul auster (4) diablos (4) donde cruzan los brujos (4) edgar (4) el diablo (4) el retrato de dorian gray (4) el sabueso (4) el wendigo (4) espiritus (4) fantastico (4) frankestein (4) frases (4) galeria (4) goticos (4) hechizos (4) historias (4) infierno (4) jorge fondebrider (4) la ciudad sin nombre (4) la hermosa vampirizada (4) letra (4) licantropia (4) los amados muertos (4) mito (4) muerte (4) saga vampiros (4) salman rushdie (4) schahrazada (4) twilight (4) victor hugo (4) voces de oscuridad (4) 1984 (3) 3 (3) 666 (3) A n n e R i c e (3) A r m a n d (3) AL ABISMO DE CHICAGO (3) ALGO LLAMADO ENOCH (3) Al otro lado del umbral (3) Alejandro Dolina (3) Apariciones de un Ángel (3) Arthur Machen (3) BOB SHAW (3) Brian Lumley (3) CRONICAS VAMPIRICAS 2 (3) Corto de Animación (3) Dan Brown (3) Días de ocio en el Yann (3) E. Hoffmann Price (3) E. T. A. Hoffmann (3) EL DESAFÍO DEL MAS ALLÁ (3) EL FANTASMA DE CANTERVILLE (3) EL HORROR OCULTO (3) EL LADRON DE CUERPOS (3) EL TEMPLO DEL DESEO DE SATÁN (3) EL TIEMPO ES EL TRAIDOR (3) El Espectro (3) El Libro Negro (3) El espectro de madam Crowl (3) El morador de las tinieblas (3) El príncipe feliz (3) Emisario Errante (3) En la cripta (3) Frank Kafka (3) Fritz Leiber (3) Ghost in the Shell (3) Giovanni Papini (3) Gitanjali (3) Hombre con manías (3) J. Ramsey Campbell (3) JOSEPH PAYNE BRENNAN (3) John Stagg (3) Jr. (3) LA BIBLIOTECA DE BABEL (3) LA CONFESIÓN (3) LA EXTRAÑA CASA EN LA NIEBLA (3) LA IGLESIA DE HIGH STREET (3) LA MARCA DE LA BESTIA (3) LA RISA DEL VAMPIRO (3) LAS RUINAS CIRCULARES (3) La Jaula (3) La Trilogía de Nueva York (3) Mercenarios del Infierno (3) Miguel Hernández (3) Palomos Del Infierno (3) Pío Baroja (3) Rafael Alberti (3) Thanatopia (3) Théophile Gautier (3) Tomás Moro (3) Un Sueño en un Sueño (3) abraham merrit (3) alas rotas (3) alien (3) alquimia (3) amuletos (3) angeologia (3) antiguas brujerias (3) antologia (3) apocalipsis (3) biografia (3) cain (3) carrie (3) charles baudelaire (3) cronicas vampiricas (3) cuento victoriano (3) cuentos del siglo XIX (3) danza macabra (3) dark . gotico (3) david langford (3) de profundis (3) definicion (3) el abismo en el tiempo (3) el alquimista (3) el demonio en la tierra (3) el exorcista II (3) el libro negro de alsophocus (3) el loco (3) el mono (3) el sacrifico (3) el superviviente (3) el vampiro estelar (3) ensayo (3) escritor novel (3) exorcismo (3) fabula (3) fabulas (3) filosofia (3) frank b. long (3) goth (3) gotic (3) guion (3) helena petrovna blabatsky (3) himno al dolor (3) historias de terror (3) inquisicion (3) introduccion (3) john baines (3) john william polidori (3) justine (3) la casa maldita (3) la casa tellier (3) la ciudad de los muertos (3) la llamada de cthulhu (3) la sombra fuera del espacio (3) la tumba (3) las flores del mal (3) legion (3) leyenda (3) lisa tuttle (3) lo innombrable (3) locura (3) lord byron (3) los brujos hablan (3) los gatos de ulthar (3) luna sangrienta (3) mail (3) martín s. warnes (3) maturin (3) mein teil (3) melmoth el errabundo (3) milowishmasterfox (3) neorealismo (3) nombres (3) nombres demoniacos (3) oscuros (3) pacto de sangre (3) pensamientos (3) poemas en prosa (3) poesias (3) polaris (3) que viene el lobo (3) rabindranat tagore (3) ratas (3) rimas (3) roald dahl (3) robert silverberg (3) rosenrot (3) rostros de calabera (3) satanismo (3) snake (3) sueño (3) suicidas (3) teatro (3) the cure (3) vida (3) vudu (3) yveline samoris (3) Ángeles y demonios (3) 1 (2) 4ªparte (2) A. Bertram Chandler (2) ABANDONADO (2) ALBERT FISH (2) Akira (2) Alfonso Linares (2) Algunos Poemas a Lesbia (2) Antonio Gala (2) Aparicion (2) Astrophobos (2) Ayer... hace tanto tiempo (2) BETHMOORA (2) Blade Runner (2) Brad Steiger (2) C. M. EDDY (2) CELEPHAÏS (2) CHICKAMAUGA (2) CONFESIONES DE UN ARTISTA DE MIERDA (2) CORAZONADA (2) Carrera Inconclusa (2) Charon (2) Christian Jacq (2) Clarimonda (2) Cowboy Bebop (2) Cyberpunk (2) Cómo Ocurrió (2) E D G A R A L L A N P O E (2) E. F. Benson (2) EL ASESINO (2) EL BAUTISMO (2) EL BESO (2) EL CABALLERO (2) EL CENTRO DEL INFIERNO (2) EL DESIERTO (2) EL DIABLO EN EL CAMPANARIO (2) EL EXORCISTA (2) EL FANTASMA Y EL ENSALMADOR (2) EL GOLEM (2) EL GRITO DEL MUERTO (2) EL JARDÍN DEL PROFETA (2) EL OTRO YO (2) EL PISO DE CRISTAL (2) EL PRESUPUESTO (2) EL RETRATO DE ROSE MADDER (2) EL SÉPTIMO CONJURO (2) EL VAGABUNDO (2) EL ÁRBOL (2) Ecos (2) El Conde de Montecristo (2) El Cuerno Del Horror (2) El Dr. Jekyll y Mr. Hyde (2) El Funeral de John Mortonson (2) El Hombre De Arena (2) El Monte de las Ánimas (2) El Puñal (2) El Que Cierra El Camino (2) El Sacrificio (2) El Tulipán Negro (2) El Valle Perdido (2) El Visitante Y Otras Historias (2) El artista del hambre (2) El ciclo del hombre lobo (2) El clérigo malvado (2) El gato del infierno (2) El gato negro (2) El homúnculo (2) El legado (2) El miedo (2) El rapto de la Bella Durmiente (2) El saber mágico en el Antiguo Egipto (2) El árbol de la colina (2) Elogio de la locura (2) En la noche de los tiempos (2) Estirpe de la cripta (2) Fuera de Aquí (2) GUARDIANES DEL TIEMPO (2) GUSTAVO ADOLFO BECQUER (2) Gustav Meyrink (2) H. Barlow (2) H.P.Lovecraft (2) HERMANN HESSE (2) Harlan Ellison (2) Hasta en los Mares (2) Historia (2) Historia Del Necronomicon (2) Historia de fantasmas (2) Hocus Pocus (2) ICARO DE LAS TINIEBLAS (2) INTERNET (2) JUANA INES DE LA CRUZ (2) Jack Vance (2) John Sheridan Le Fanu (2) José Luis Velarde (2) Kurt Vonnegut (2) LA BIBLIA SATANICA (2) LA BÚSQUEDA (2) LA CAIDA DE BABBULKUND (2) LA DECLARACIÓN DE RANDOLPH CARTER (2) LA FARSA (2) LA LOTERÍA DE BABILONIA (2) LA MUERTA ENAMORADA (2) LA MUERTE (2) LA MUSA DE HYPERBOREA (2) LA PERLA (2) LAS LEGIONES DE LA TUMBA (2) LESTAT EL VAMPIRO (2) LOS VERSOS SATANICOS (2) La Bestia en la Cueva (2) La Calle (2) La Casa de la Pesadilla (2) La Habitación Cerrada (2) La Monja Sangrienta (2) La Tortura de la Esperanza (2) La Verdad (2) La chica más guapa de la ciudad (2) La conspiración Umbrella (2) La marquesa de Gange (2) La noche de los feos (2) La pasión turca (2) Letras (2) Los Sueños de la Casa de la Bruja (2) Los crímenes que conmovieron al mundo (2) Los ojos de la momia (2) Los reyes malditos (2) Los tres mosqueteros (2) MAGOS (2) MARIO BENEDETTI - LA MUERTE (2) MINORITY REPORT (2) MOBY DICK (2) MUJERES (2) Mark Twain (2) Morella (2) Narrativa gótica (2) No hay camino al paraíso (2) PABLO NERUDA (2) POPSY (2) PUNTERO IZQUIERDO (2) R. L. Stevenson (2) RADIO FUTURA (2) ROSTRO DE CALAVERA (2) Rabindranath Tagore (2) Retornos de una sombra maldita (2) Robert A. Heinlein (2) SAMAEL AUN WEOR (2) SATANAS (2) SU VIDA YA NO ES COMO ANTES (2) SUPERVIVIENTE (2) Sherry Hansen Steiger (2) The Last Vampire (2) Thomas M. Disch (2) UN DÍA DE CAMPO (2) UTOPIA (2) Un habitante de Carcosa (2) Un juguete para Juliette (2) Una mujer sin importancia (2) Una tienda en Go-by Street (2) V.O. (2) VELANDO EL CADÁVER (2) Vida después de la Muerte (2) Vida y Muerte (2) Villiers de L'Isle-Adam (2) Vinum Sabbati (2) YO CRISTINA F. (2) a la puta que se llevó mis poemas (2) a las aguas (2) a un general (2) agonico (2) al amor de mi vida (2) aladino (2) alaide floppa (2) alas nocturnas (2) albunes (2) alexandre (2) amistad (2) andres diaz sanchez (2) angel de la muerte (2) animas y fantasmas (2) anime-blood (2) antonio machado (2) apocaliptico (2) arena y espuma (2) arthur c. clarke (2) asesinato (2) baudelaire (2) bequer (2) blancanieves (2) brujas (2) busqueda (2) c. m. eddy jr. (2) cabala (2) capitulo suelto (2) caronte (2) castigo (2) catolico (2) cementerios (2) ciberespacio (2) ciberpunk (2) cielo (2) ciudad de cristal (2) ciudad vampiro (2) coleccion (2) colette gothic darknes (2) comics (2) computadora (2) conjuros (2) cortos (2) costazar (2) creepwar.gotico (2) cria cuervos (2) cruelmente romantica (2) cuento amor (2) cuentos coliniales de terror (2) cuentos cortos (2) cuentos de canterbury (2) cuentos de un soñador (2) cumbres borrascosas (2) dagon (2) death (2) demonio (2) depeche mode (2) diagnostico de muerte (2) dios (2) disciplinas de vampiro (2) dolor (2) don juan (2) dracula (2) e l v a m p i r o (2) ecce homo (2) el (2) el abismo (2) el anticristo (2) el arbol de la vida (2) el caballero de la maison rouge (2) el canibal de rotenburgo (2) el caos reptante (2) el club de la lucha (2) el club de los suicidas (2) el coche del diablo (2) el disco (2) el dueño de rampling gate (2) el elixir de larga vida (2) el entierro (2) el espectro del novio (2) el evangelio de los vampiros (2) el fabricante de ataúdes (2) el fantasma de la opera (2) el gran inquisidor (2) el hijo (2) el jinete en el cielo (2) el joven lovecraft (2) el palacio de la luna (2) el pantano de la luna (2) el profeta (2) el signo (2) ellinson (2) elogio de tu cuerpo (2) emily bronte (2) entendimiento (2) entre sueños (2) epistola (2) escritor (2) espacio (2) esperanza (2) esquizofrenia (2) eva (2) fin (2) fiodor dostoiesvski (2) fobia (2) fragmentos del necronomicon (2) frankenstein (2) g. a. becquer (2) gabriel garcia marquez (2) genesis (2) gothic darknes (2) gracia torres (2) guerra (2) guillotina (2) h. (2) hada (2) harry harrison (2) hazel heald (2) hechizo (2) herman hesse (2) historia / ficcion (2) historia real (2) hombre-lobo (2) honore de balzac (2) horror en el museo (2) indice (2) ingles (2) intriga (2) introductoria (2) italo calvino (2) juego (2) juguemos a los venenos (2) kafka (2) kir fenix (2) la carta robada (2) la catedra de lucifer (2) la cosa en el dormitorio (2) la creacion (2) la cruz del diablo (2) la dama de las camelias (2) la habitacion cerrada (2) la hoya de las brujas (2) la imagen de la muerte (2) la maquina de follar (2) la muerte y la condesa (2) la noche boca arriba (2) la novia del hombre caballo (2) la piedra negra (2) la torre oscura (2) lacrimosa (2) leyes (2) lhiliht (2) libro (2) literatura (2) los habitantes del pozo (2) los otros dioses (2) los perros de tindalos (2) los zuecos (2) m. r. james (2) milady (2) miskatonic (2) misterio (2) morfina (2) morgue (2) mp3 (2) music (2) mª. covadonga mendoza (2) narracion ocultista (2) nobel (2) noir (2) nota (2) notas (2) nuestros primos lejanos (2) nuevas cronicas vampiricas (2) occidente (2) ocultismo (2) on-line (2) oriente (2) orson scott card (2) p. (2) paris (2) paulo coelho (2) pecados (2) peter blatty (2) poderes (2) primigenio (2) prometeo (2) prosas luciferinas (2) psico (2) r.l. stevenson (2) reglas (2) relato amor (2) religion-ficcion (2) reliquia de un mundo olvidado (2) revelacion (2) revolucion francesa (2) ritual (2) rituales (2) robert a. lowndes (2) robert louis stevensont (2) roger zelazny (2) roll (2) romancero gitano (2) romanticismo (2) rpg (2) saki (2) sangre (2) serie cronicas vampiricas gardella (2) simbolismo (2) suicidio (2) sumario (2) surrealismo (2) taisha abelar (2) tetrico (2) the best (2) tragedia (2) traidor (2) un dia en el confin del mundo (2) una cruz de siglos (2) varios autores (2) varios cuentos (2) vaticano (2) video (2) violin (2) vistoriano (2) washington irving (2) willian blatty (2) ¿QUO VADIS? (2) ÁNGELES IGNORANTES (2) Ángela (2) "Vivo sin vivir en mí" (1) (1515-1582) (1) (1816) (1) (1934) (1) + y - (1) -- ANONIMO (1) -- EL HORROR DE DUNWICH (1) . EL PROFETA ERMITAÑO (1) . LA SANTA COMPAÑA . (1) . La locura del mar (1) . Luis Cernuda (1) . VENOM (1) .El Club del Ataúd. (1) .ecunemico (1) .rar (1) 100 (1) 13 fantasmas (1) 17THIS SECRET HAS TO BE KEPT by you from anyone else (1) 1809-1849 (1) 1810 (1) 1812 (1) 1862 (1) 1918/19 (1) 1939-1941? (1) 1ª parte (1) 1ªmujer (1) (1) 26 CUENTOS PARA PENSAR (1) 2parte (1) 2ª Serie (1) (1) 2ºlibro (1) 2ºlibro de nuevas cronicas vampiricas (1) 334 (1) 360º (1) 3:47 a.m. (1) 4 (1) 5 (1) 6 (1) 7 pecados capitales (1) 84 de charing cross road (1) (1) 9000 años (1) A LA ESPERA (1) A M B R O S E B I E R C E (1) A imagen y semejanza (1) A restos.. de ti (1) A través de la puerta de la llave de plata (1) A través de las puertas de la llave de plata (1) A. E. VAN VOGT (1) A. MERRIT (1) A. Merritt (1) A.R. Ammons (1) A: lord Alfred Douglas (1) ABAJO (1) ABONO PARA EL JARDÍN (1) ABUELITO (1) ACERO -- Richard Matheson (1) ADEFESIA (1) AGENTE DEL CAOS (1) AL MAGNIFICO LORENZO DE MÉDECIS (1) AL OTRO LADO (1) ALGUIEN ME APRECIA AHÍ ARRIBA (1) ALGÚN QUE OTRO ANIMAL (1) ALMAS EN PENA (1) AMADEO KNODLSEDER (1) AMANECER EN MERCURIO (1) AMANECER VUDU (1) AMBROSE GWINET BIERCE (1) AMERICAN ZOMBIE (1) AMOR Y ODIO (1) ANDREA SOL (1) ANGEL DE LUZ (1) ANIUTA (1) ANTES DEL ESPECTÁCULO (1) APARECIÓ CAÍN (1) APRENDED GEOMETRIA (1) AQUEL VIEJO (1) ARMAGEDON Fredric Brown (1) ARTHUR JERMYN (1) ASESINOS SATÁNICOS (1) AYER (1) Abraham Merritt (1) Abraza la oscuridad (1) Acorralado (1) Ad Lucem (1) Adam Kadmon (1) Adan (1) Adiós al siglo XX (1) Adolf Hitler (1) Afuera (1) Agatha Christie (1) Ahmad Ibn Ata'Illah (1) Alan Barclay (1) Albertina desaparecida (1) Alejandro Pushkin (1) Alejo Carpentier (1) Aleksandr Nikoalevich Afanasiev (1) Aleksandr Pushkin (1) Alfred E. Van Vogt (1) Alfred Elton van Vogt (1) Algernoon Blackwood (1) Alien earth (1) Amityville (1) Ana María Matute (1) Anatoli Dneprov (1) Andrei Chikatilo (1) Andrógino (1) Animismo (1) Anne Brontë (1) Another Google Bot (1) Antiguas brujerías (1) Antipoemas (1) Antología (1) Anubis (1) Anónimo (1) Appleseed (1) Aramis (1) Arcipreste de Hita (1) Armand (1) Asesinado Al Pie De Un Altar Vudú (1) Asimov (1) Atentamente suyo Jack el Destripador (1) Atentamente suyo. Jack el Destripador (1) Athos (1) August W. Derleth (1) Auguste Villiers de l'lsle‑Adam (1) Augusto Monterroso (1) Augustus Hare (1) Autobiografía (1) Auténtico Amor (1) Ayuda Alienígena (1) BAJO LAS PIRÁMIDES H. P. LOVECRAFT (1) BARBA AZUL (1) BERTA (1) BLANCO Y AZUL (1) BOCCACCIO (1) BOITELLE (1) BOLA DE SEBO (1) Bacarat (1) Balada nupcial (1) Barry Longyear (1) Battle Angel Alita (1) Bibliografía (1) Biblioteca (1) Boogiepop Phamtom (1) Breve comentario sobre la esquizofrenia (1) Bruce Sterling (1) Bubblegum Crisis (1) C. L. MOORE (1) C. S. Lewis (1) C.L. Moore (1) CABEZA DE CONO (1) CANCIÓN DE AMOR (1) CANTOS DE VIDA Y ESPERANZA (1) CARTA A UN FÉNIX (1) CARTA DE UN LOCO (1) CARTAS (1) CASTIGOS (1) CEREMONIAL (1) CHARLES PERRAULT (1) CHERTOGON (1) CIBER-DARK (1) COCAINA (1) COCO.COCO. COCO FRESCO (1) COMO PARA CONFUNDIRSE (1) COMPLICIDAD PREVIA AL HECHO (1) CON DIOS (1) CONFESIONES DE UNA MUJER (1) CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DE 1978 (1) CONVERSIONES (1) COPLAS A LA MUERTE DE SU PADRE (1) CORTÁZAR (1) COTO DE CAZA (1) CRONICAS VAMPÍRICAS 2 (1) CRÍTICA AL CRISTIANISMO Y A LA SOCIEDAD (1) CUADERNO HALLADO EN UNA CASA DESHABITADA (1) CUENTOS DE AMOR. DE LOCURA Y DE MUERTE (1) CUERPO Y ALMA (1) Cabeza de Lobo (1) Camilo José Cela (1) Canaan negro (1) Canción del pirata (1) Cannibal Corpse (1) Canon Pali (1) Carmilla (1) Carolina (1) Cartas Desde La Tierra (1) Casi Extinguidos (1) Catastrofe Aerea (1) Catherine Crowe (1) Catulo (1) Charles Dickens El guardavías (1) Charles Grant (1) Charles Nightingale (1) Chaugnar Faugn (1) Chica gótica (1) Chitterton House (1) Chris Chesley (1) Christopher Marlowe (1) Ciencia Ficción (1) Cine (1) Claudia (1) Colección (1) Conan (1) Conoce la Ciudad Gótica en 3D (1) Conología de la caza de hackers (1) Conquístate a ti mismo y conquistarás al mundo (1) Conversación (1) Corazones Perdidos (1) Corman (1) Cosas Zenna Henderson (1) Crom (1) Crumtuar y la Diosa (1) Cría cuervos (1) Cuando los cementerios son una atracción (1) Cuarta parte (1) Cynthia Asquith (1) CÁTULO (1) Cómo mueren los mitos (1) D'Artagnan (1) DAGÓN (1) DANTE ALIGHIERI (1) DE COMO EL Dr. JOB PAUPERSUM LE TRAJO ROSAS ROJAS A SU HIJA (1) DE COMO LLEGO EL ENEMIGO A THULNRANA (1) DE SADE (1) DECAMERON (1) DEL MÁS ALLÁ (1) DELENDA EST... (1) DESPERTARES (1) DIABLO (1) DICCIONARIO DE ÁNGELES (1) DICCIONARIO DEL DIABLO (1) DIÁLOGO SOBRE LA PENA CAPITAL (1) DOBLE CREER (1) DOS POEMAS (1) DOS SERES IGUALES (1) Dan Brown Ángeles y demonios (1) Dark Gotico (1) Dark Icarus (1) David F. Bischoff (1) De guardia (1) Death Fails (1) Del toro (1) Demonios babilónicos (1) Demoníacos (1) Dennis Etchison (1) Dentro de mí (1) Deportacion (1) Depresión (1) Der Vampir (1) Derek Rutherford (1) Descargo de responsabilidad (1) Desde Lugares Sombríos (1) Desert Punk (1) Diagnóstico de Muerte (1) Diccionario De Relaciones Y Sexo (1) Diccionario de Símbología (1) Donde habite el olvido XII (1) Douglas Rushkoff (1) Dr. Bloodmoney (1) Duelo (1) Dulces para esa dulzura (1) E L E N T I E R R O P R E M A T U R O (1) E L E N T I E R R O P R E M A T U R O (1) E L A N T I C R I S T O (1) E-volution (1) E. M. Johnson (1) E.F.Benson (1) E.T.A. Hoffmann (1) EL ABONADO (1) EL ABUELO ASESINO (1) EL ALEPH (1) EL ALEPH ficcion (1) EL ALMOHADON DE PLUMAS (1) EL ARISTÓCRATA SOLTERÓN (1) EL ARMARIO (1) EL ARO (1) EL ASESINATO DE DIOS (1) EL BARON DE GROGZWIG (1) EL BARRILITO (1) EL BICHO DE BELHOMME (1) EL BIGOTE (1) EL CARDENAL NAPELLUS (1) EL CETRO (1) EL CLUB DE LUCHA (1) EL CONDE DE MONTECRISTO II (1) EL CONDE DE MOTECRISTO (1) EL CONDUCTOR DEL RAPIDO (1) EL COTTAGE DE LANDOR (1) EL CRIMEN DE LORD ARTHUR SAVILLE (1) EL CRIMINAL Y EL DETECTIVE (1) EL CUENTO FINAL DE TODOS LOS CUENTOS (1) EL DEMONIO DE LA PERVERSIDAD (1) EL DIENTE DE BALLENA (1) EL DIOS SIN CARA (1) EL DUEÑO DE RAMPLING GATE (1) EL ERMITAÑO (1) EL FINAL (1) EL FLASH (1) EL FRUTO DE LA TUMBA (1) EL GATO Y EL RATÓN (1) EL GRABADO EN LA CASA H. P. LOVECRAFT (1) EL GRAN GRIMORIO (1) EL HOMBRE DE LA CALAVERA (1) EL HURKLE ES UN ANIMAL FELIZ (1) EL INCORREGIBLE BUITRE DE LOS ALPES (1) EL JOVEN GOODMAN BROWN (1) EL JUEGO DE LOS GRILLOS (1) EL JUEGO DE PELOTA EN RAMTAPUR (1) EL LIBRO DE LO INCREÍBLE (1) EL LIBRO DE LOS SERES IMAGINARIOS (1) EL MATRIMONIO DEL CIELO Y EL INFIERNO (1) EL MESMERISMO (1) EL METRONOMO (1) EL MUNDO AVATAR: ANDY WARHOL (1) EL NECRONOMICON (1) EL NUMERO QUE SE HA ALCANZADO (1) EL OJO SIN PARPADO (1) EL ORACULO DE SADOQUA (1) EL ORINAL FLORIDO (1) EL ORO (1) EL OTRO VAGABUNDO (1) EL PESCADOR DEL CABO DEL HALCON (1) EL PRECURSOR (1) EL REGRESO (1) EL RELÁMPAGO (1) EL REY (1) EL REY DE HIERRO (1) EL ROBLE HA CAÍDO (1) EL RÍO (1) EL SEXO FRIO (1) EL SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO (1) EL SUEÑO DEL REY KARNA-VOOTRA (1) EL SUSURRADOR EN LA OSCURIDAD (1) EL TRUEQUE (1) EL USURPADOR DE CADAVERES (1) EL VALLE DE LOS DIOSES (1) EL VAMPIRO ARMAND (1) EL VAMPIRO ARMAND (1) EL VENGADOR DE PERDONDARIS (1) EL VIUDO TURMORE (1) EL ZOPILOTE (1) EL _ ALEPH (1) EL cantar del exangel (1) EL ÚLTIMO EXPERTO (1) ELIGE TU DESTINO (1) ELISA BROWN (1) EN EL BOSQUE DE VILLEFERE (1) EN EL CREPUSCULO (1) EN ESTADO LATENTE (1) EN LA FERIA (1) EN ZOTHIQUE (1) Eco (1) Edad Media (1) Edgar Allan Poe El Cuervo (1) Edward Bulwer-Lytton (1) Edward Lucas White (1) El Almohadón de Plumas (1) El Arte de la Estrategia (1) El Asirio (1) El BAR II (1) El Barril de Amontillado (1) El Boogie Del Cementerio (1) El Borametz (1) El Buque Fantasma (1) El Carbunclo Azul (1) El Caso de los Niños Deshidratados (1) El Centinela (1) El Clan De Los Parricidas (1) El Club del Ataúd (1) El Corsario (1) El Crimen Invisible (1) El Cuarto en la Torre (1) El Dios de los Brujos (1) El Dios-Monstruo De Mamurth (1) El Dragón (1) El Eclipse (1) El Espejo De Nitocris (1) El Gigante Egoista (1) El Gris Gris En El Escalón De Su Puerta Le Volvió Loco (1) El Haschich (1) El Hombre Del Haschisch (1) El Hombre que Soñó (1) El Hueco (1) El Mago de Oz (1) El Mensajero de la Muerte (1) El Misterio del Mary Celeste (1) El Nuevo Acelerador (1) El Nuevo Acelerador Herbert George Wells. (1) El Príncipe (1) El Regalo de los Terrestres (1) El Rey Estelar (1) El Ritual (1) El Ruido de un Trueno (1) El Sacerdote Y Su Amor (1) El Signo Amarillo (1) El Underground digital (1) El Vengador de Perdóndaris (1) El Violador de la Moto (1) El Visitante Y Otras Historias Dylan Thomas (1) El Yoga (1) El amor de mi vida (1) El aprendiz de brujo. (1) El armonizador (1) El cadillac de Dolan (1) El camaleón (1) El campamento del perro (1) El cartero del rey (1) El caso de Charles Dexter Ward (1) El cuarto de goma (1) El demonio en Ceirno (1) El duque de L'Omelette (1) El espejo de Ko Hung (1) El extraño vuelo de Richard Clayton (1) El francotirador cazado (1) El grimorio del papa Honorio (1) El guardián entre el centeno (1) El horror del montículo (1) El informe del inspector Legrasse (1) El jardín de Adompha (1) El jardín del tiempo (1) El judío errante (1) El judío errante.Thomas M. Disch (1) El mal de la muerte (1) El muchacho que escribia poesia (1) El mundo que ella deseaba (1) El pararrayos (1) El pecado de Hyacinth Peuch (1) El perfume (1) El pescador del Cabo del Halcón (1) El pescador y su alma (1) El puñal del godo (1) El que acecha en la oscuridad (1) El que susurraba en las tinieblas (1) El roble de Bill (1) El sexo y yo (1) El soldado y la muerte (1) El telar (1) El terror volvió a Hollywood (1) El Árbol de las Brujas (1) El árbol de la buena muerte (1) El árbol de oro (1) El último sueño del viejo roble (Cuento de Navidad) (1) Eliphas Lévi (1) Ellen Schreiber (1) Empirismo (1) En donde suben y bajan las mareas (1) En el Calor de la Noche (1) En persona (1) Ensayo al viejo estilo (1) Erasmo de Rotterdam (1) Erecciones (1) Eres tan bella como una flor (1) Ergo Proxy (1) Eric Frank Russell (1) Eric Lavín (1) Escéptico (1) Ese Gran simulacro (1) Esoterismo (1) Esta noche se rebelan las estrellas (1) Estilo gótico (1) Exhibiciones (1) Eyaculaciones (1) F R I E D R I C H N I E T Z S C H E (1) FABULAS Y SIMBOLOS (1) FBI (1) FEMINISTAS (1) FESTIVAL DEL TESTÍCULO (1) FICCIONES (1) FLUYAN MIS LÁGRIMAS DIJO EL POLICÍA (1) FRANCIS MARION CRAWFORD (1) FRANK BELKNAP L. (1) FRASES DE POLÍTICOS (1) FREDIE MERCURY (1) FUERA DE ESTE MUNDO (1) Factotum (1) Fahrenheit 451 (1) Farenheit 451 (1) Feuerräder (1) Fiel amigo (1) Flautistas en el bosque (1) Fondo Monetario (1) Frank Belknap Long (1) Frankenstein o el moderno Prometeo (1) Franz Harttmann (1) Fred Saberhagen (1) Frederick Marryat (1) Frederick pohl (1) Freud (1) Fruto negro (1) Fuego Brillante (1) Fuego infernal (1) G. A. BEQUER (1) GENTE REUNIDA (1) GIBRÁN KHALIL GIBRÁN LADY RUTH (1) GIGANTE (1) GITANO (1) GOTHICPUNK (1) GUARDIANES DEL TIEMPO EXTRAÑOS TERRÍCOLAS ORBITA ILIMITADA ONDA CEREBRAL UN MUNDO EN EL CREPUSCULO (1) GUERRA DE ALADOS (1) GUIA DEL AUTOESTOPISTA GALACTICO (1) Gardner F. Fox (1) Gastón (1) Gauguin (1) Geoffrey Chaucer (1) George Berkeley (1) George Gordon Byron (1) George Langelaan (1) George Orwell (1) Ghost lover (1) Gilbert Thomas (1) Gordon Leigh Bromley (1) Gottfried Benn (1) Greg Egan (1) Grimoires (1) Guión para Alíen III (1) Gustave Flaubert (1) Génesis (1) Gómez (1) H. G. WELLS (1) H. P. Lovecraft LA BÚSQUEDA DE IRANON (1) H. P. Lovercraft (1) H.P.Lovecraft y E. Hoffmann Price (1) HAN CAIDO LOS DOS (1) HECHIZOS DE AMOR (1) HERBERT WEST (1) HIJO DE LA LUNA (1) HIPNOS (1) HISTORIA DE MAR Y TIERRA (1) HISTORIA DEL ENDEMONIADO PACHECO (1) HISTORIA DEL JOVEN DE LAS TARTAS DE CREMA (1) HISTORIA DEL MANDADERO (1) HISTORIA GÓTICA (1) HISTORIA PRODIGIOSA DE LA CIUDAD DE BRONCE (1) HOMBRES y DRAGONES (1) HOY Y MAÑANA (1) Hasta donde mueran los sentimientos (1) Hay Tigres (1) Hector G. Oesterheld (1) Heinrich August Ossenfelder (1) Hell-fire 1956 (1) Herbert George Wells. (1) Herman Melville (1) Hierba gatera (1) Historia Del Necronomicon H. P. Lovecraft (1) Historia de un muerto contada por él mismo (1) Historia de una demonización. (1) Horace Walpole (1) Howard Fast (1) Howard P. Lovecraft (1) Howard Philip Lovecraft (1) Héctor Álvarez (1) Híbrido (1) II parte (1) III (1) III parte (1) IMAGEN DE TU HUELLA (1) IMAGINE (1) IMÁGENES MALDITAS (1) INDICE MIO CID (1) Ideas (1) Ilusionismo (1) Inanna (1) Intento (1) Investigador De Lo Oculto (1) Isthar (1) Iván A. Efrémov (1) Iván Turguéniev (1) J. G. Ballard (1) J. J. Van der Leeuw (1) J.D. Salinger (1) JACK LONDON (1) JON WIENER (1) JORGE ADOUM (1) JUAN SALVADOR GAVIOTA (1) JUEGO DE SOMBRAS (1) JUNTO A UN MUERTO (1) Jaime Bayly (1) James H. Schmitz (1) James Montague RhodesCORAZONES PERDIDOS (1) Javi (1) Jean Lorrain (1) Jean Ray (1) Jim Morrison (1) John Lennon (1) John Silence (1) John Stagg - El Vampiro (1) John W. Campbell (1) John Wyndham (1) John/Yoko (1) Jorge Bucay (1) Jorge Manrique (1) Jose Antonio Rodriguez Vega (1) Joseph Sheridan Le Fanu (1) José Luis Garci (1) José Luis Zárate Herrera (1) José Manuel Fernández Argüelles (1) José María Aroca (1) José de Esponceda (1) Juan C. "REX" García Q. (1) Juan Darién (1) Juan Ruiz (1) Juan de la Cruz (1) Juan-Jacobo Bajarlía (1) Kabbalah (1) Keith Laumer (1) Khnum (1) Kit Reed (1) L a Muerte De Halpin Frayser A mbrose Bierce (1) L a Mujer Loba (1) LA ALQUIMIA COMO CIENCIA DEL ARTE HERMETICO (1) LA AVENTURA DEL ASESINO METALICO (1) LA BAILARINA (1) LA BALLENA DIOS (1) LA BALLENA Y LA MARIPOSA (1) LA BARONESA (1) LA BECADA (1) LA BELLEZA INÚTIL (1) LA BELLEZA INÚTILguy de maupassant (1) LA BODA DEL LUGARTENIENTE LARÉ (1) LA CABELLERA (1) LA CASA (1) LA COMPAÑERA DE JUEGO (1) LA CONFESIÓN DE TEODULIO SABOT (1) LA CRIBA (1) LA ESCUELA DE LA PIEDRA DE LOYANG (1) LA ESPADA DE WELLERAN (1) LA ESTATUA (1) LA EXTRAÑA CABALGADA DE MOROWBIE JUKES Rudyard Kipling (1) LA FERIA DE LAS TINIEBLAS (1) LA INVASIÓN DIVINA (1) LA LUNA LLENA (1) LA MAGIA NEGRA (1) LA MALDICIÓN (1) LA MAQUINA DEL SONIDO (1) LA MASCARA DE LA MUERTE ROJA (1) LA MOSCA (1) LA MÚSICA DE ERICH ZANN (1) LA NARIZ (1) LA PARENTELA DE LOS ELFOS (1) LA PARÁBOLA CHINA (1) LA PIMPINELA ESCALATA (1) LA QUE ERA SORDA (1) LA RAÍZ CUADRADA DE CEREBRO (1) LA SEGUNDA LEY (1) LA SENDA (1) LA SOMBRA. (1) LA TEMPESTAD (1) LA TEORIA DE LAS MASCOTAS DE L.T. (1) LA TIERRA DE ZAAD (1) LA TIERRA ROJA (1) LA TRAMA CELESTE (1) LA TRÁGICA HISTORIA DEL DOCTOR FAUSTO (1) LA VENTANA ABIERTA (1) LA VENUS DE ILLE (1) LA VISITA QUE J. H. OBERHEIT HACE A LAS TEMPIJUELAS (1) LAGARTIJA (1) LAGRIMAS Y RISAS (1) LAGRIMAS Y SONRISAS (1) LAS BECADAS (1) LAS DOS PRINCESAS (1) LAS GRANADAS (1) LAS HOJAS SECAS (1) LAS LEYES (1) LAS PERVERSAS CRIATURAS DE SERGIO LAIGNELET (1) LAS RANAS (1) LAS RATAS DEL CEMENTERIO (1) LAS REVELACIONES DE BECKA PAULSON (1) LAS TUMBAS DE TIEMPO (1) LEOPOLDO LUGONES (1) LEYENDA DE LA CALLE DE NIÑO PERDIDO (1) LEYES DE DROGAS (1) LIBRO DE LA DUALIDAD (1) LIBRO DE LA IGNORANCIA (1) LIBRO DEL AMOR (1) LILIHT (1) LOS AGUJEROS DE LA MASCARA (1) LOS CANGREJOS CAMINAN SOBRE LA ISLA (1) LOS CLANES DE LA LUNA ALFANA (1) LOS CONSTRUCTORES (1) LOS CUATRO HERMANOS LUNARES (1) LOS DOS CAZADORES (1) LOS DOS HERMANOS (1) LOS DOS POLÍTICOS (1) LOS DOS ÁNGELES (1) LOS HOMBRES QUE ASESINARON A MAHOMA (1) LOS HOMBRES QUE BAILAN CON LOS MUERTOS (1) LOS HUÉSPEDES -- SAKI (1) LOS IMPOSTORES (1) LOS SIETE PUENTES (1) LOS VEINTICINCO FRANCOS DE LA SUPERIORA (1) LOS ÁRBOLES DEL AZUL (1) LSD (1) LUZIFER (1) La Acacia (1) La Aureola Equivocada (1) La Callejuela Tenebrosa (1) La Campaña (1) La Casa Croglin (1) La Casa De Los Espíritus (1) La Caza de Hackers (1) La Ciudad (1) La Cámara De Los Horrores (1) La Cámara de los Tapices (1) La Entrada Del Monstuo (1) La Estatua de Sal (1) La Extraña Cabalgada De Morowbie Jukes (1) La Fiera Y La Bella (1) La Leyenda De San Julian El Hospitalario (1) La Liberación de la Bella Durmiente (1) La Luna Nueva (1) La Magia (1) La Mandrágora (1) La Mascarada (1) La Muerte Enamorada (1) La Máscara de la Muerte Roja (1) La Palida Esposa De Toussel (1) La Pradera Verde (1) La Pócima Vudú De Amor Comprada Con Sangre (1) La Torre del Elefante (1) La Tregua (1) La Vérité (1) La bahía de las corrientes irisadas (1) La capa (1) La casa de Cthulhu (1) La casa del hacha (1) La casa hechizada (1) La catacumba (1) La condena (1) La cultura del miedo (1) La dama de compañía (1) La familia de Pascual Duarte (1) La guadaña (1) La hija del árbol (1) La llave de plata (1) La lucha por la vida I (1) La lucha por la vida II (1) La lucha por la vida III (1) La mansión de las rosas (1) La mañana verde (1) La muerte del borracho (1) La mujer de Dennis Haggarty (1) La mujer del bosque (1) La máquina del sonido (1) La novia del ahorcado (1) La parra (1) La pregunta (1) La reina estrangulada (1) La soledad del escritor en el siglo XXI (1) La sombra de Eva (1) La sombra que huyó del capitel (1) La sombra que huyó del capitel. los mitos de cthulhu (1) La sombra que huyó del chapitel (1) La vampiro española (1) La ventana en la buhardilla (1) La vida de la muerte (1) La vida en las trincheras del Hiperespacio (1) La vida nueva (1) Lain (1) Las botas mágicas (1) Las figurillas de barro (1) Las imprudentes plegarias de Pombo el idólatra (1) Las mandrágoras (1) Las once mil vergas -- Guillaume Apollinaire -- Advertencia (1) Las palabras mágicas (1) Las puertas del Valhalla (1) Lawrence C.Conolly (1) Leigh Brackett (1) Lestat (1) Ley y Orden (1) León Tolstoi (1) Libro de Buen Amor (1) Libro de Eibon (1) Lilitú (1) Lista de los demonios en el Ars Goetia (1) Llegado desde el infierno (1) Lluvia Negra (1) Lord of the Flies (1) Los Crímenes de la Rue Morgue (1) Los Elementales (1) Los Nueve Pecados Satánicos (1) Los Poemas Ocultos (1) Los cazadores de cabezas (1) Los colmillos de los árboles (1) Los comedores de lotos (1) Los gatos de Père Lachaise (1) Los hijos de Babel (1) Los príncipes demonio I (1) Los reploides (1) Los árboles parlantes (1) Lotófagos (1) Luana (1) Luis Enrique Délano (1) Luisa Axpe (1) Lydia Cabrera (1) Lyman Frank Baum (1) M .R. James (1) MACHISTAS (1) MAESE LEONHARD (1) MAGICO (1) MANUSCRITO ENCONTRADO EN UNA BOTELLA DE CHAMPAGNE (1) MAQUIAVELO (1) MARIDOS (1) MARIO VARGAS LLOSA (1) MARY W. SHELL (1) MAS ALLÁ DEL MURO DEL SUEÑO (1) MAUPASSANT. AHOGADO (1) MAUPASSANT. ADIOS (1) MAUPASSANT.EL AFEMINADO (1) MAUPASSANT.EL ALBERGUE (1) MEN IN BLACK (1) METAMORFOSIS (1) MI MONSTRUO DE OJOS SALTONES (1) MI RESPETADO SUELO DURMIENTE (1) MINICUENTOS ESCALOFRÍO (1) MULTIPLICACIÓN. (1) Mage La (1) Magia menor (1) Manual de zoología fantástica (1) Manuel González Noriega (1) Mao (1) Marcel Proust (1) Margaret A. Murray (1) Margarita Guerrero (1) Margaritas Fredric Brown Daisies (1) Marguerite Duras (1) Mario Benedetti - La noche de los feos (1) Mario Benedetti - Ni Cinicos Ni Oportunistas (1) Mario Flecha (1) Marx (1) Mary Shelley. (1) Mary Wolfman (1) Marzo Negro (1) Matrix (1) Maxim Jakubowski (1) Maximiliano Ferzzola (1) Me siento sola (1) Memnoch El Diablo (1) Memoria de Crímenes (1) Memorias de un moribundo (1) Mentalismo (1) Metadona (1) Metzengerstein (1) Mi Querida Muerte (1) Miguel de Cervantes Saavedra . NOVELA (1) Miguel de Cervantes Saavedra . NOVELA LA GITANILLA (1) Mitología hebrea (1) Monopolio (1) Montado en la bala (1) Mujer de pie (1) MundoDisco (1) My buddy (1) MÁSCARAS (1) Más allá de los confines del mundo (1) Más vasto que los imperios (1) Máximo Torralbo (1) Música (1) NARRACIONES OCULTISTAS (1) NEGLIGENCIA (1) NO MIRES ATRÁS (1) NOTICIAS (1) NOTICIAS DEL MAS ALLA (1) NUL-O (1) Nathaniel Hawthorne (1) Necrológica (1) Neil Olonoff (1) Nelly Kaplan (1) Neuromancer (1) Ni Cinicos Ni Oportunistas (1) Ni Corruptos Ni Contentos (1) Nicolás Maquiavelo (1) Nieto de un verdugo (1) Nightmares and dreamscapes (1) Nikolàj Semënovic Leskov (1) No Despertéis a los Muertos (1) No Tengo Boca. Y Debo Gritar (1) No a la censura (1) No te Salves (1) No tocarte (1) Nona (1) Novela de terror (1) Nyarlathotep (1) Nyarlathotep el Terrible (1) O V I D I O (1) OLIVER ONIONS (1) ORGIAS (1) ORISHAS (1) OSCURA Y FRIA NOCHE (1) Opinion Personal (1) Otros mundos. otros dioses (1) PACIENTE BERLIN (1) PACTO (1) PACTOS DIABOLICOS EN FLORES PACTOS DIABOLICOS EN FLORES (1) PALABRAS (1) PAPÁ BENJAMIN (1) PARANOYAS (1) PARCAS (1) PARTE 1 (1) PATTI SMITH (1) PAZ CONTAGIOSA (1) PAZ Y GUERRA (1) PELIGROS DEL SATANISMO (1) PINOSANGUINOCHETBURUNDA (1) PLURIEMPLEO (1) POBRE (1) POE Y OTROS (1) POEMA INDIO (1) POEMA VAMP (1) POEMAS ÚLTIMOS (1) POEMÊ (1) POIROT INFRINGE LA LEY (1) POQUITA COSA (1) POR LA SANGRE ES LA VIDA (1) PRELUDIOS (1) PREMIOS (1) PROCESO (1) PRÍNCIPE Y MENDIGO (1) PUERTA AL INFIERNO SANGRE EN EL CIELO (1) PUNK (1) PUNTO DE PARTIDA (1) PUTA (1) Padma Sambava (1) Padre fundador (1) Para las seis cuerdas (1) Parricidios (1) Patakí De Ofún (1) Patrick Süskind (1) Paulo Navas (1) Pecados capitales (1) Pedro Pastor (1) Pelotón D (1) Pequeña Antología (1) Pesadilla (1) Pete Adams (1) Peter Shilston (1) Peter Valentine Timlett (1) Peter Wake (1) Philaréte Chasles (1) Poema de amor a una chica que hacía striptease (1) Poemas Completos (1) Poemas Malditos (1) Poemas de Gilgamesh (1) Poemas de amor (1) Porthos (1) Primer amor (1) Primera parte (1) Primera parte 2 (1) Prosper Mérimée (1) Protesta Anonima General (1) Proyección (1) Príncipe (1) Príncipe de las tinieblas (1) Próxima Centauri (1) Pseudomonarchia Daemonum (1) Psiquismo (1) Punch Drunk (1) QUE DIFÍCIL ES SER DIOS (1) R. E. HOWARD (1) R. W. Chambers (1) R.E.3 (1) RAMÓN GOMEZ DE LA SERNA (1) REANIMADOR (1) REGIONES APARTADAS (1) RELATOS DE TERROR (1) RENZO (1) RETRANSMISION ETERNA (1) RIMA VII (1) RIMA XXXVIII (1) RITUALES SATANICOS (1) ROBERT LOUIS STEVENSON (1) ROBOT CITY (1) ROLL AND ROLL (1) ROMANCE DEL ENAMORADO Y LA MUERTE (1) Raymond J. Martínez (1) Reaper (1) Recetas (1) Respuesta del Forastero (1) Reto (1) Retoños (1) Reventando el sistema (1) Rhea (1) Richard Bellush (1) Richard Calder (1) Richard Shrout (1) Richelieu (1) Ritos (1) Rituales con los ángeles (1) Robert Ervin Howard (1) Robert Ervin Howard: Un Recuerdo (1) Rochefort (1) Rockefeller (1) R’Iyeh (1) S. SV - XVIII (1) SALIDA DEL EDEN (1) SALVAME (1) SATANICo (1) SATÁN (1) SECTAS SATÁNICAS (1) SECUESTRO HOCHSCHILD (1) SEHNSUCHT (1) SETENTA (1) SIDDHARTA (1) SIN TON NI SON (1) SLAN (1) SOBRE LA ARENA (1) SORTEOS (1) SORTILEGIO DE OTOÑO (1) STANLEY CEPILLO DE DIENTES (1) STÉPHANE MALLARMÉ (1) SUEÑOS (1) Sandy Lopez Juarez (1) Santa Teresa de Ávila (1) Saquitos (1) Segador (1) Segunda parte (1) Serial Experiments Lain (1) Sharon N. Farber (1) Si Viene Damon (1) Siembra de Marte (1) Siglo XV (1) Silent Möbius (1) Simbiótica (1) Skull and Bones (1) Sobre Todo Madrid (1) Sociedad Thule (1) Sociedad Vril (1) Soy Leyenda (1) Soy la Puerta (1) Stalin (1) Stanley G. Weinbaum (1) Stanley Weinbaum (1) Stephen Vincent Benet (1) Supieras... (1) SÍMBOLO DE BALPHOMET (1) TALENTO (1) TOBERMORY (1) TOMBUCTÚ (1) TONTOS (1) TRAGEDIAS (1) TRATADO ESOTÉRICO DE TEURGIA (1) TRES DIOSES Y NINGUNO (1) TRES REGALOS (1) TRINITY BLOOD (1) TROPAS DEL ESPACIO (1) TU FRIALDAD (1) Tanith Lee (1) Taveret (1) Teatro de Crueldad (1) Templarios (1) Tercera parte (1) Tercera parte 2 (1) Terror en el espacio (1) Terry Carr (1) Terry Pratchett (1) Tetas (1) The Green Meadow (1) The Lilim (1) The Matrix (1) The Reward (1) The dead beat (1) The garden of time (1) The green morning (1) Theodore Sturgeon (1) Thomas Burnett Swann (1) Théàtre des Vampires (1) Tierra extraña (1) Tokio (1) Totemismo (1) Transmisión (1) Transmutación Transferencia Misticismo Desarrollismo (1) Trigun (1) Tsathoggua (1) Términos (1) U N C A M I N O A L A L U Z D E L A L U N A (1) UN AS DEL AJEDREZ (1) UN ASESINATO (1) UN COMPENDIO DE SECTAS (1) UN DIA EN EL REFLEJO DEL ESPEJO (1) UN LUGAR DE LOS DIOSES (1) UN MENSAJE IMPERIAL (1) UN OLOR A MUNDO (1) UN SEÑOR MUY VIEJO CON UNAS ALAS ENORMES (1) UN SUEÑO (1) UNA CONFLAGRACION IMPERFECTA (1) UNA ISLA (1) UNA ODISEA MARCIANA (1) UNA PEQUEÑA FABULA (1) UNA TARDE EN LO DE DIOS (1) UNA TUMBA SIN FONDO (1) URSULA K. LEGUIN (1) USA (1) USURPACIÓN DE DERECHOS DE AUTOR (1) Un crimen fuera de lo corriente (1) Un día en el confín del Mundo (1) Un escándalo en Bohemia (1) Un escándalo en Bohemia sir Arthur Conan Doyle (1) Un manifiesto Cyberpunk (1) Un marido ideal (1) Una carta abierta a H. P. Lovecraft (1) Una confesión encontrada en una prisión de la época de Carlos II (1) Una cuestión de identidad (1) Universo desierto (1) Ursula K. Le Guin (1) Utopía (1) V I N C E N T V A N G O G H (1) VENGANZAS (1) VESTIDURAS (1) VIEJO VINO (1) VIH-SIDA (1) VINTAGE (1) VITTORIO EL VAMPIRO (1) VIVIDOR A SU PESAR (1) VIVOS (1) VOLUMEN 1 (1) VOLUMEN 1parte 2 (1) Valencia (1) Valencia nocturno (1) Venganzas Y Castigos De Los Orishas (1) Viaje a la semilla (1) Viktor Saparin (1) Villiers de L'Isle (1) Villiers de L'Isle Adam (1) Vivian Meik (1) Voces de la Oscuridad (1) Von Junzt (1) Vuelto a nacer (1) Víctor Hugo (1) W.W. Jacobs (1) WHITE (1) WHITE ZOMBIE (1) Walter Scott (1) WannaFlock (1) Ward Moore (1) Weird Tales (1) Wendigo (1) Wilfred Blanch Talman (1) William Golding (1) William H. Hogdson (1) William Irish (1) William Shakespeare (1) Winifred Jackson (1) Wlliam Shakespeare (1) Wood'stown (1) Y cada día nos cuesta más soñar. (1) YERMA (1) YING-YANG (1) YO OS SALUDO (1) YVETTE (1) Yasutaka Tsutsui (1) Yra Reybel (1) YulyLizardi (1) ZOMBIE (1) ZOTHIQUE (1) Zenna Henderson (1) Zuzana_dt666(arrova)hotmail.com (1) a dreamer`s tales (1) a la caza (1) abducciones (1) abortivo (1) abstractos (1) aceite de perro (1) acerca de nyarlatoted (1) acido (1) actual (1) actualizacion 4.0 (1) adicción (1) adios (1) adolfo (1) agathos (1) aguelles (1) ahogado (1) al pueblo hebreo (1) alcacer (1) aldoux huxley (1) aleksandr (1) alfa (1) algo sobre los gatos (1) algunas formas de amar (1) ali-baba y los cuarenta ladrones (1) almas (1) alto (1) amante fantasma (1) amateur (1) ambiente (1) amor . i love... (1) amy foster (1) analogia (1) anarko-undergroud (1) anarquía (1) anecdota (1) angel (1) angela (1) angeles guardianes (1) angelustor (1) animales racionales (1) animas (1) ann (1) anonimos (1) antes del espectaculo (1) antifona (1) antiguos (1) anton (1) antropologia de la muerte (1) apariciones (1) apocalipsis 2012 (1) apocalipsis-ficcion (1) apocapocalipsis (1) apocrifos (1) aqui hay tigres (1) aqui vive el horror (1) arcangel negro (1) archivos (1) arde (1) arfego (1) arkham (1) armagedon (1) armando (1) armas (1) arqueologia (1) arquetipo (1) arquitectura (1) arrebatado (1) articulo (1) articulos (1) artista gotica (1) asesino (1) asesino en serie (1) asesinos (1) asfódelo (1) ashkin (1) atlantida (1) auto de fe (1) autobiografia carcelaria (1) autores (1) avalon (1) avatar (1) ayuda alienigena (1) bajo (1) bajo la piramide (1) barrilamontillado (1) bdsm (1) berenice (1) berkeley (1) berlin (1) bert-sellers (1) biblia (1) bibliografia (1) bien (1) biotecnologia (1) blanco y negro (1) blog (1) blogs (1) blood canticle (1) bloods (1) boemios (1) boix (1) books of bloods (1) bram (1) brenda (1) breve (1) bruja (1) brujas y ovnis (1) bublegum (1) budhismo (1) budismo (1) bukoski (1) cabalista (1) cabalistico (1) caballeros de Jerusalén (1) caballeros de tabla redonda (1) campbell (1) cancion (1) canciones (1) canibal (1) canto (1) canto vii (1) cantos (1) caotico (1) capilla (1) capitulos eliminados (1) capuletos montescos (1) carl sagan (1) carlo frabetti (1) carta a colin wilson (1) casa tomada (1) catacumbas (1) causas (1) cd (1) celebres (1) celta (1) cementerio (1) cenizas (1) censura (1) centinela (1) cesar vallejo (1) charles (1) charles fort (1) charlotte mew (1) chulhut (1) ciber (1) cibercultura (1) ciencias de la educación (1) cinico (1) circulo (1) claro de luna (1) cocaína (1) coeficiente intelectual (1) coelho (1) coleccion relatos de terror (1) collins (1) color (1) comentarios (1) como ser un gran escritor (1) completo (1) compramos gente (1) concepto gotico (1) concilio de rivendel (1) condecorado (1) confesion (1) conocer (1) contemporaneo.1863 (1) control de las informaciones (1) conversacion (1) correspondencias sephirothicas (1) corrupcion (1) costumbre (1) crackanthorpe (1) creador (1) creencias (1) crimenesdelamor (1) cripta (1) cristiana (1) cristiano (1) cronicas marcianas (1) cronopios (1) cubres borrascosas (1) cuento clásico de terror (1) cuento extraño (1) cuento macabro (1) cuento terror (1) culto secreto. algernon lackwood (1) cultura (1) curita (1) cyberglosario (1) cyborg (1) cíclopes (1) dactilo (1) dalia negra (1) damon knight (1) daniel defoe (1) darex (1) darex vampire (1) darg (1) dark art (1) darks (1) data desde el siglo X hasta el XV (1) david lake (1) de kadath el desconocido (1) de leng en el frio yelmo (1) de los antiguos y su simiente (1) de los diversos signos (1) de los tiempos y las epocas que deben observarse (1) debilidades (1) definiciones (1) delicioso dolor (1) demonios sin cuernos (1) demons (1) demons et merveilles (1) dendrofilia (1) dependencia (1) dependencia de las computadoras (1) depresion (1) derleht (1) derleth (1) desamparado en el infierno (1) desaparición (1) descanso (1) desconocido (1) descubrimiento (1) desintoxicación (1) desmembramiento (1) desolacion (1) devil doll (1) diablos internos (1) diabolico (1) diabolos (1) diccionario de los infiernos (1) dicho (1) dickens (1) dictadores (1) dictionarie infernal (1) dikens (1) diligencias (1) dinero (1) diosa (1) diosas madres (1) discipulos (1) disculpas (1) dolor-fiel amigo (1) dominio publico (1) dorian gray (1) down (1) dowson (1) doyle (1) dragones (1) dramaturgo (1) droga (1) duende (1) e l v a m p i r o (1) e-mails (1) e.a.poe (1) e.t.a. hoffman (1) eclipse (1) ecuador (1) eddy (1) edicion fria (1) el ahogado mas hermoso del mundo (1) el alberge (1) el alfabeto de nug-soth (1) el amo de moxon (1) el angel (1) el arbol (1) el arbol de la bruja (1) el arma (1) el arpa (1) el artista (1) el auxiliar de la parroquia (1) el avaro (1) el ayunador (1) el barbero de bagdad (1) el coco (1) el cohete (1) el conde dracula (1) el contejo de anthony garstin (1) el corazon de la señorita winchelsea (1) el dia de los trifidos (1) el diablo en la botella (1) el dios caballo (1) el duende (1) el enamorado y la muerte (1) el engendro maldito (1) el entierro de las ratas (1) el estatuto de las limitaciones (1) el fantasma (1) el grabado de la casa (1) el gran dios pan (1) el hechizo mas fuerte (1) el hombre (1) el hombre del cohete (1) el horror de dunwich (1) el horror de salem (1) el huesped de dracula (1) el huracan (1) el intruso (1) el ladron de cadaveres (1) el libro de los condenados (1) el manuscrito (1) el manuscrito de un loco (1) el martillo de vulcano (1) el mercado de niños (1) el milagro secreto (1) el misterio de las catedrales (1) el monte de las animas (1) el mortal inmortal (1) el mundo (1) el mundo avatar (1) el mundo poseido (1) el negro (1) el otro pie (1) el padre escrupuloso (1) el poder de las palabras (1) el pozo y el pendulo (1) el principe (1) el principe feliz (1) el puente del troll (1) el que se enterro (1) el que tenia alas (1) el rayo que no cesa (1) el regreso del brujo (1) el retrato oval (1) el saber del sueño (1) el secreto del barranco de macarger (1) el sello de yog-sothoth (1) el señor de las moscas (1) el señor de los anillos (1) el temple (1) el tenorio (1) el ungüento de khephens el egipcio (1) el veto del hijo . thomas hardy (1) el viejo terrible (1) el visitante (1) el visitante del cementerio (1) el zorro y el bosque (1) elias (1) elizabeth gaskell (1) email (1) emisarios (1) en las montañas alucinantes (1) en las montañas de la locura (1) encantamientos (1) enfermedad (1) engaño (1) enrique andersont imbert (1) ente (1) entrad a mi reino (1) enviados (1) epilogo (1) equivocado (1) eric lavin (1) escapar (1) escrito (1) escrito 1514 (1) escritura (1) escuela (1) esoterico (1) espacio-tiempo (1) españolito que vienes al mundo (1) especial (1) espiritus rebeldes (1) essex (1) esteban echeverria (1) estetica (1) etchinson (1) evangelion (1) evangelista (1) excluidos (1) experimental (1) extractos (1) extraño (1) fantasticas (1) favole (1) feeds (1) felicidad (1) filtros (1) fin del mundo (1) final (1) fondos (1) foro (1) fosas comunes (1) fracmento (1) fragmento (1) fragmentos .las mil y una noche (1) frances (1) francisco (1) francisco umbral (1) frases celebres (1) fredo (1) free (1) fructuoso de castro (1) fulcanelli (1) funciones (1) futurista (1) fuy un profanador de tumbas adolescente (1) gabriela mistral (1) gai (1) galsworthy (1) gaston leroux (1) geirtrair-la desmembradora (1) geometria euclediana (1) george gissing (1) georgie porgie (1) ghost (1) gor­gonas (1) goth darknes (1) gothh (1) gothico (1) gothnight (1) goticas (1) gotico-victoriano (1) grimorio (1) guerraarte (1) guerras (1) guerras espirituales (1) guillermo (1) gusana_0520(arrova)hotmail.com (1) gustavo adolfo bequer (1) gótica (1) gótico (1) hambre (1) hara-kiri (1) harian (1) hay que aguantar a los niños (1) hebrea (1) hechiceria (1) hecho real (1) helena (1) helene hannf (1) henry james un dia unico (1) herlink harland (1) heroina (1) hilanderas (1) hill house (1) hipertexto (1) historia de amor (1) historia de vampiros (1) historia desconocida del cannabis (1) historia gotica (1) historia gotica cañi (1) historia terror (1) historias vampiricas (1) hombre oscuro (1) horacio (1) houdini (1) howard p.lovecraft (1) http://www.youtube.com/watch?v=qGuF-_SIYnc (1) huellas (1) hugo mujica (1) ian watson (1) ibañez (1) identidades (1) ignacio almada (1) imagenes . art (1) imagenes de culto (1) imagenes malditas (1) imagenes.blogdiario.com (1) inconvencional (1) ineditos (1) inez wallace (1) infiledidades (1) inhumano (1) instrucciones (1) intolerancia (1) inusual (1) invocacion (1) invocacion satanica (1) invocaciones (1) iq (1) irreal (1) isabel allende (1) isidro marin gutierrez (1) j.w. goethe (1) jack womack (1) japan/spain (1) jay anson (1) jazz (1) jinetes del apocalipsis (1) joan aiken (1) john marks (1) johnathan y las brujas (1) johnson spencer (1) jose maria aroca (1) jose martin (1) joseph conrad (1) juan g. atienza (1) juan marino (1) judeo-mesopotamica (1) juez (1) justicia (1) juventud (1) kabala (1) kamasutra (1) kipling (1) klein (1) kons (1) la abjuracion del gran cthulhu (1) la aventura de los coches de punto (1) la boda de john charrington (1) la busqueda de iranon (1) la caida de la casa usher (1) la casa vacia (1) la cisterna (1) la cueva de los ecos (1) la cueva de malachi (1) la dama de las sombras (1) la demanda de las lagrimas de la reina (1) la desolacion de soom (1) la divina comedia (1) la durmiente (1) la encina (1) la esfinge sin secreto (1) la flor del membrillo (1) la formula de dho-hna (1) la futura difunta (1) la gran ramera (1) la gran ramera : ICCRA (1) la guarida (1) la hija de ramses (1) la hija del tratante de caballos (1) la historia de moises y aone (1) la hora final de coffey (1) la invencion de la soledad (1) la ironía (1) la lampara de alhazred (1) la larva (1) la leyenda de esteban (1) la llamada de chylhu (1) la luns nueva (1) la mano (1) la mano disecada (1) la mezcladora de cemento (1) la misa del ateo (1) la montaña de la locura (1) la nave blanca (1) la noche de los tiempos (1) la playa (1) la playa y la muerte (1) la politica del cuerpo (1) la pradera (1) la prueba del amor (1) la puerta del señor de maletroit (1) la rabia (1) la resurreccion de los muertos (1) la rosa del vampiro (1) la sal de la tierra (1) la siesta de un fauno (1) la sombra del desvan (1) la sombra del lago (1) la tos (1) la vela carmesi (1) la venta de los gatos (1) la venus de las pieles (1) la voz de hastur (1) lady (1) las 3.47 de la madrugada (1) las almas de animales muertos (1) las gemelas asesinadas (1) las islas voladoras (1) las joyas (1) las manos de coffey (1) las niñas de alcacer (1) las parcas (1) las piedras magicas (1) latin (1) lawrence (1) lectura (1) lecturas para el baño (1) leonora (1) lesli_paloma_estrella(arroba)hotmail.com (1) letanias de satan (1) levi (1) leviatan (1) leyenda del valle dormido (1) lhiliht-La novia de Corinto (1) li po (1) libre (1) libro cuarto (1) libro de la vida (1) libro de los vampiros (1) libro de poemas (1) libro decimo (1) libro septimo (1) ligeia (1) lilit (1) limpio (1) linkmesh.com (1) lirics (1) listado (1) literatura sucia (1) lo grotesco (1) lobos (1) londres (1) lores (1) los alfileres (1) los cuatro jinetes del apocalipsis (1) los despojos (1) los desterrados (1) los devoradores del espacio (1) los espadachines de varnis (1) los infortunios de la virtud (1) los primigenios (1) los secretos del corazon (1) los suicidios (1) los superjuguetes duran todo el verano (1) lovecrat (1) lover (1) luis cernuda (1) luis fernando verissimo (1) lullaby (1) lyrics (1) madame D (1) madre de serpiente (1) madres (1) maestros del terror (1) magacine (1) magia (1) magia blanca (1) magia eclesiastica (1) mal (1) maleficios (1) manera de vivir (1) manga (1) manifiesto subrealista (1) manuscrito (1) manuscritos del mar muerto (1) maria en distintas religiones (1) marques de sade (1) martir (1) marvel (1) mas alla del muro de los sueños (1) mas alla del muro del sueño (1) mas visitadas (1) matanzas de polonias (1) maters (1) matriarcado (1) matrimonio del brigadier (1) maupassant.gotico (1) maximo torralbo (1) meditacion (1) memoria (1) memorias (1) memorias de una princesa rusa (1) mentiras iglesia catolica (1) mi lamento (1) mi raza (1) midi (1) mil y una noche (1) minicuentos (1) miseria campesina (1) misiva (1) mistico (1) mitologia (1) modernizacion (1) moderno (1) moliere (1) moradas (1) moradores (1) morgana (1) morirse de amor (1) morphinoman (1) mortician corpse (1) moscu (1) movil (1) msn (1) muete roja (1) mundo muerto (1) mutante (1) nExTuz (1) narrativa completa (1) naturalista (1) necropolis (1) negocios (1) negra (1) negro (1) negromantico (1) neo (1) neo-historia-futurista (1) neo-nazi futurista (1) neoclasical (1) neon (1) nesbit (1) neuquen gaston (1) new york (1) nicolas maquiavelo (1) nikolaj vasilievic gogol (1) ninfos (1) niño (1) niñosfantasia (1) no tengo boca y debo gritar (1) noche ahogadora... (1) normal (1) nota;lectura (1) novelas cortas (1) nueva frontera (1) nueva jerusalem (1) nueve (1) o manual practico do vampirismo (1) obra ficticia. (1) obsesiones (1) obsesivo (1) odin (1) ohann L. Tieck (1) oinos (1) ola de violencia (1) olonoff (1) omega (1) opio (1) oracion a la diosa liliht (1) orden (1) oscura (1) oscuridad (1) oscuro.imagenes (1) otros (1) paciencia (1) pactos (1) paganos (1) paginas goticas (1) pandilleros (1) para componer el incienso de kzauba (1) para convocar a shub-niggurath (1) para el conjuro de las esferas (1) para erguir las piedras (1) para forjar la cimitarra de barzay (1) para hacer el polvo de ibn ghazi (1) para invocar a yog-sothoth (1) parabola (1) parabola de las prisiones (1) paracelso (1) paradoja (1) paradojico (1) paranormal (1) parodia (1) parte1 (1) pasajero (1) pasajeros (1) pasion (1) paul (1) pecado (1) pekiz (1) pendulo (1) pensamientos y meditaciones (1) pequeña antologia (1) pequeños mosnstruos (1) perder los nervios o la cabeza (1) perdida (1) perdon (1) perez (1) pero las nubes nos separan (1) personalidad multiple (1) personas (1) pespectivas paranoicas (1) picassa (1) piezas condenadas (1) pigmeos (1) pin-pon (1) plagas (1) plegaria (1) plumas etereas (1) poder policial (1) poema dolor (1) poema novel (1) poemario (1) poemas vampiricos (1) poesia completa (1) poesia popular rusa (1) poesia sucia (1) poeta (1) poetry (1) policia (1) policia 1999 (1) policia del pensamiento (1) polidori (1) pop (1) pop art (1) por fin se hace justicia (1) por ti (1) portugues (1) posguerras (1) postestades (1) pozo (1) practicas (1) pratchett (1) preambulos (1) premoditorio (1) primer temor (1) primeros tiempos (1) primigenios (1) primordiales (1) principados (1) principio (1) principio del mundo (1) prosapoema (1) prostibulo (1) prudencia (1) psiquicos (1) pubertad (1) pura y dura (1) pushkin (1) querubines (1) quien se ha llevado mi queso (1) quija (1) quimeras (1) quimica (1) quincalla (1) quiroga (1) raciocinio (1) racismo (1) radicalismo religioso pentecostal (1) radios (1) rafael lopez rivera (1) raices (1) rea silvia (1) realidad alternativa (1) realismo del subrealismo (1) realismo sucio (1) rebote (1) recopilaciones (1) recuerdos (1) red (1) redsatanica (1) referencias (1) registro (1) registro exoterico (1) rehabilitacion de marginados (1) rehabilitacion de toxicomanos (1) reino gótico (1) relato gotico (1) relato gotico de amor (1) relato negro (1) relato oscuro (1) relato.horror (1) relatos cortos (1) relicario de tinieblas (1) religioso (1) relojero (1) remar (1) renegado catolicamente (1) requien por un dios mortal (1) reseñas (1) residuos (1) restaurantes (1) retazo (1) retrato (1) robert e.howard (1) rocio (1) romance (1) romance de lobos (1) romeo y julieta (1) ropas viejas (1) rosaroja (1) ruinas (1) rumores blasfemos (1) rusos (1) sacher-masoch (1) sacramento (1) sacrilegium (1) sadman (1) salamandras (1) san juan (1) san petesburgo (1) santa compaña (1) santa parca (1) satanas vende objetos usados (1) satanica (1) satanicos (1) satanizarus (1) sbrealismo (1) sectario (1) seleccion de poemas (1) semilla negra (1) sentido (1) sephirotico (1) sepulveda (1) ser (1) seven (1) sexo (1) señales (1) shirley jackson (1) sigils (1) significado (1) silfos (1) simbolgia (1) simbolica (1) similitud (1) sin cortes (1) sin identidad (1) sindbab el marino (1) sinfonica (1) sion (1) sir Arthur Conan Doyle (1) sires (1) sistema (1) sistina (1) situacion (1) slideshow (1) snuff (1) snuff movie (1) socrates (1) soledad (1) soluciones (1) song (1) sordo.mudo y ciego (1) stan rice (1) stevenson (1) stocker (1) strange (1) subconciente (1) subcubo (1) submundo del terror (1) sueños de nombres muertos (1) sueños difusos (1) sueños fobicos (1) sumeris (1) sunis (1) supersticiones (1) surrealism (1) surrealista (1) suttas (1) szandor (1) tarot.vida (1) tatuaje (1) te degollare de nuevo kathleem (1) te quiero puta (1) te sientas bien (1) teem (1) telato (1) telequinesico (1) temas (1) temas varios (1) tematicos (1) temor (1) terror desconocido (1) terror supertiscioso (1) terror.gotico (1) testimonio (1) texas (1) texto de un comentario (1) texto satanico (1) thackeray (1) the black cat (1) the haunting (1) the number in the best (1) tiempo (1) tierra de vampiros (1) tiros de gracia (1) tisera martin (1) todo depende de un cabello (1) todocharlas (1) toledo (1) tolkien (1) tomo3 (1) tortura (1) trabajos (1) traduccion (1) trailer (1) trainspotting (1) transilvania (1) tres-fechas (1) tribunales rusticos (1) triste (1) trollope (1) ubbo-sathla (1) un adios (1) un asunto de otro tiempo (1) un beso (1) un dia de campo (1) un hijo (1) un hombre (1) un naufragio psicologico.laguna mental (1) un poco de lejia en polvo (1) un raton en el pasillo (1) una carta (1) una ejecucion espeluznante (1) una hija de ramses (1) una jaula para la muerte (1) una pequeña historia piadosa (1) una vez en la vida (1) una victima del espacio superior (1) unamuno (1) universo sin límites (1) vacuna vih/sida (1) valentine (1) valle inclan (1) valle o paraiso (1) vampira (1) vampirica (1) vampirismus (1) vampíricos.varios (1) van hellsing (1) varios. (1) vejez (1) velatorio (1) ven... (1) veneno del cielo (1) verdugos voluntarios (1) viajando (1) viaje nocturno (1) vida de un vagabundo (1) videoart (1) videopoema (1) villiers de l´isle-adam (1) violacion (1) vision del futuro remoto (1) visual (1) vittorio (1) voladores (1) vuelta (1) wallpapers (1) walpurgis (1) wasington (1) web`s oficiales (1) wells (1) william (1) winston sanders (1) within temptation (1) wmv (1) woody allen (1) wrong (1) y más lento (1) yhvh (1) yo andube con un zombie (1) ªparte (1) ¿De que escapaban nuestros dioses? (1) ¿QUIERE USTED ESPERAR? (1) ¿Tenian ombligo Adan y Eva? (1) ¿cantara el polvo tus alabanzas? (1) ¿quien mato a zebedee? (1) ÁNIMAS Y FANTASMAS. (1) Álvares de Azevedo (1) Época de siembra (1) ÍNDICE DE VARIAS HISTORIAS (1) ΩMEGΛ (1) अल अजिफ (1)

.